Opinión Nacional

No votar no sirve, votar sí

Estamos a nueve días de ese hito histórico que será el 26 de septiembre del 2010. La experiencia de las elecciones parlamentarias del 2005 nos hicieron saber que no votar no sirve de nada, recordemos lo que se pensó y lo que se dijo en aquel entonces: “Si no votamos tendremos la más ilegítima Asamblea parlamentaria de los últimos 50 años”. “Si no votamos se entenderá como un rechazo a las  muchas horas de abusos en cadenas y alocuciones presidenciales”.

“Demostraremos que no nos intimidan las amenazas de despido de trabajadores que no vayan a votar”. “El pueblo no acudió a votar, y no acudió como manifestación de rechazo a la desconfianza en el CNE, pues de catorce millones de electores más de un setenta y cinco  por ciento se abstuvo de votar”. “La abstención llegó al 75,13%”. “Menos del 25% jamás representará a más del 75%”. “Más que un golpe electoral, se trata de un verdadero trancazo electoral”…

El 26 de septiembre del 2010. Es la fecha histórica para que ese 75,13%  que se retiró o fue indiferente ante aquel acto cívico del domingo 4 de diciembre del 2005, haga ahora lo que debe y tiene que hacer con la institución del voto que tan caro nos costó a la cultura democrática del pueblo venezolano. La experiencia nos ha enseñado que de nada valen las quejas de la “mayoría silenciosa” ni supuestos “gabinetes en la sombra”, la realidad nos ha demostrado que aquellos supuestos no eran mas que pamplinas, mitos o falsas creencias…

El mea culpa de muchos. Es por mi culpa, que la ineficiencia de la justicia y la corrupción sigue creciendo. Es por mi culpa que siga aumentando el desempleo y el subempleo. Es por mi culpa la crisis de la seguridad. Es por mi culpa que se esté destruyendo al sector privado de la economía. Es por mi culpa que en la Asamblea Nacional no se discuten casos como la podredumbre de los alimentos, homicidios, maletines repletos de dinero, “regaladera” al exterior, expropiaciones de empresas en producción. Es por mi culpa la pérdida progresiva de libertades…

Vota en positivo o por castigo, pero hazlo.  Aunque lo normal es votar en positivo, en ciertos casos, como éste,  a lo mejor se justifica el llamado voto castigo. En muchos aspectos se podrá tener opiniones distintas a la de algunos postulados por la Unidad Democrática, pero eso no es razón para que en una situación, como la actual, no se unifique la decisión para poder avanzar hacia la pluralidad, hacia el equilibrio, lo cual constituye la regla de oro de la democracia…

El poder legislativo es esencial. Es el que puede controlar, legislar, aprobar el presupuesto nacional, crear espacios para el diálogo de los diferentes sectores, crear viabilidad para la concreción de la descentralización, buscar soluciones consensuadas para la seguridad ciudadana, la seguridad social, el déficit de viviendas y así otras tantas para ir hacia una sociedad más humana donde todos nos reconozcamos…

Desmontemos las posiciones extremas. Y esto no se logra con eslogan, ni pidiendo tolerancia al viento, esto se logra con acciones basadas en la razón y en la ética, porque es algo personal, es algo de cada uno como individuo, y si no hacemos las cosas con “nuestra ética dentro” en algo tan secreto como lo es el voto,  indefectiblemente aparecerá la justicia, que son las medidas que el grupo toma con el individuo cuando el no las toma por si mismo. El 26 de septiembre será momento para que utilicemos la razón y la ética en procura de soluciones óptimas que son aquellas que producen mayores beneficios  dignos a mayor número de venezolanos…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba