Opinión Nacional

Nuestros Kung Fu kids

  • La verdad es que ser atleta de alta competencia en Venezuela es bien difícil. Y más si la disciplina  en la que se es especialista no es una de las que están mejor consideradas por las autoridades deportivas en Venezuela; es decir, de las que traen más medallas  al atletismo nacional. Ser atleta de artes marciales,  es ser como   la cenicienta del barrio,  aunque los distintos estilos que  las integran  son practicadas por  centenares de niños y jóvenes en todo el país, herencia de la generación de valiosos orientales que llegó a enseñarnos  tai chi chuan , kung fu y el uso de diferentes armas como las espadas, el sable y la lanza, hace alrededor de treinta años y  que  el común conoce por algunas  series y películas famosas, la última de ella Karate kid, que han hecho a esos deportes   popularísimos en el país . (Lo que practica el joven de la reciente versión de la  película no es karate sino un estilo de kung fu).
  • Ahora , que se celebrará  del 16 al 20 de octubre  la cuarta competencia mundial  de Wu Shu, en Shiyan, China,  no hay dinero para enviar a  competir  a todos los potenciales campeones venezolanos ,  pese a que los  que quedan fuera  no han perdido una sola competencia nacional.
  • Esto no es raro.
  • Ya el circuito venezolano es lo suficientemente pobretón para que envíen a los jóvenes y a sus profesores a competencias eliminatorias   en ciudades  y pueblos, donde el alojamiento es poco menos que apestoso y la comida un asco, para no hablar del transporte autobusero que goza de todas las deficiencias de este servicio nacional. 
  • Son jóvenes que se entrenan en toda Venezuela  , en las peores condiciones posibles. Muchos sin colchonetas, sin uniformes, sin guantes, solamente con la ilusión de pertenecer a una de las fraternidades deportivas milenarias más hermosas y trepidantes del mundo.
  • Pues bien, los campeones venezolanos no se han quedado con esa. Como solo hay dinero para enviar  a algunos  de ellos  a China, los restantes han decidido conseguir  el dinero  a como de lugar.
  • Y es así, se ha visto  a algunos vendiendo pasticho, en las competencias,  a otros pidiendo  colaboración en las camioneticas y  un grupo más organizado, , la Asociación Venezolana de Asistencia al Artista Marcial de Wu shu,  ha  organizado  diversas actividades  para que artistas marciales tan importantes como la invicta Ishtar Nieves,  por ejemplo, experta en Tai chi chuan tradicional y moderno,  y Luis García, campeón de mantis, se luzcan  en el 4th Tradicional Wushu Championships.
  • Nuestros Kung fu Kids son valiosos, pero menospreciados en su propio país. Ya que el IND no tiene dinero, que  el poco que se tiene no alcanza, los padres, los maestros, los amigos estamos haciendo vaca, por Ishtar, por Luis, por    la ilusión de estos jóvenes maravillosos, que entrenan  durante meses por
  • Venezuela, sin  recibir prácticamente nada a cambio. Se trata de 15 mil bolívares por atleta.  Nosotros recibimos de ellos la maravilla de su arte y la  certidumbre de lo bien que dejan a Venezuela, cuando otros  jóvenes, solo unen el nombre de nuestro país a la muerte, a la violencia y a la desesperanza. En este momento se organiza una cena y una feria. Se aceptan ideas y dinero.

 Nota:

Avamar, la Asociación Venezolana de Asistencia al Artista Marcial es dirigida por la profesora Thayde Aguilera, 04166280632. Organiza la feria Arte y Tao, que se realizará 1 y 2 de octubre en la sede de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales, en el Marqués, Caracas,  una cena y  un cine foro. Denle una mano a nuestros campeones y llámenla para colaborar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba