Opinión Nacional

Nueva Crisis de los Misiles

Creemos que ha llegado el momento de ponerle el nombre a las cosas y de cortar por lo sano las aventuras de Chávez. No podemos seguir lamentándonos de la desidia del TSJ, de la FGR y de la AN, quienes siguen demostrando, a mas de incapacidad en su desempeño, una severa, grave e ignorante equivocación con los “juegos” de Chávez. Está bien que políticamente no descuidemos ni ignoremos el proceso electoral que se avecina, ya que el error de la abstención no puede volver a hipnotizarnos, porque “el proceso”, que ha sido ninguno, pareciera que solo existiera en los que han creído en las mentes prodigiosas, capaces de programar una nueva historia. De seguir así, volveremos a la prehistoria sin derecho al arrepentimiento.

No podemos dejar que el maleficio discurra, pero simultáneamente tenemos que dejar que la orina fluya y que los órganos del verraco nutran nuestras mentes, porque la cosa es seria y la pelea es peleando. ¿Creen que estamos elucubrando? Basta ya de creer en pajaritos preñados y de esperar a que la abuela para el apaciguador de este loco de carretera.

¿Recuerdan ustedes la Crisis de los Misiles en Cuba? Es posible que muchos jóvenes políticos, que hoy con pleno derecho estén haciendo campaña para una gobernación o una alcaldía, no se hayan enterado bien de lo que ocurrió en 1962, cuando la URRSS instaló misiles en Cuba, por lo que el presidente John Fitzgerald Kennedy amenazó con represalias nucleares y los soviéticos retiraron los misiles a cambio de la promesa de aquél de no invadir Cuba. Bueno muchachos, ¿Oyeron ustedes el discurso de “nuestro” presidente ante el presidente de Rusia? Pareciera un reprís de la aventura propugnada por Fidel, quien evidentemente está detrás de su títere venezolano. Es ahora a Venezuela a quien piensan invadir, y en el juego pareciera que Rusia le siguiera el juego, aprovechando la estúpida osadía de Bush de promover un nuevo escudo misilístico similar al de la guerra de las galaxias que, solo tuvo su freno en el MAD (Máxima Defensa Asegurada) por el temor a la destrucción mutua.

En aquello momento, superada la crisis cubana, los soviéticos sufrieron el descalabro cuando los dirigentes chinos se separaron de Moscú y los europeos del Este comenzaron a mostrar su descontento. El nacionalismo demostró ser más fuerte que el comunismo. Mientras tanto, Estados Unidos estaba luchando en la guerra de Vietnam en un fallido esfuerzo por conservar Vietnam del Sur y su superioridad económica de posguerra fue retada por Japón y Alemania Occidental.

Hoy el asunto no es menos tormentoso, peor, mas grave aún, cuando una locura se ha transformado en una estupidez política, en lo “ideológico” llamado “Socialismo del Siglo XXI” que aún no se sabe con que se come; y en lo militar: el pomposo nombre de “Nuevo Pensamiento”, que a decir del “filósofo de la Casa de los Sueños Azules” Alberto Müller Rojas, como percepción “es el enlace del deseo militar venezolano, partiendo de una supuesta liberalidad limitada al interpretar la declaración del presidente de los Estados Unidos Bush”. Consideramos, que este nuevo pensamiento militar está basado en una sola amenaza: “la intención de Estados Unidos de declarar la guerra a cualquier país del mundo enemigo y atacarlo”.

Vemos como militar, que estos cambios no obedecer ni se fundamentan en un Concepto Estratégico del Estado concebido por el poder político, que no existe, sino que parecieran fundamentarse en intereses ideológicos y proyectos ajenos a la esencia del componente militar venezolano, que con claros y evidentes anacronismos, conllevan a usarlo en funciones diferentes a la defensa, como lo establece la Constitución.

Contrariando a Müller en su concepción para la reforma constitucional, el pueblo dijo que “no existen guerras antiimperialistas y el concepto de guerra asimétrica ha sido caricaturesco y equivocadamente entendido” hasta en Colombia, como lo ha dicho Chávez en sus peroratas contradictorias, se ha demostrando su absurdo en luchas nacionalistas. Todo ello no es otra cosa que un emocional primitivismo para acercarse al armamentismo chocante con el deseo de paz y sosiego que es el reclamo como derecho constitucional.

Chávez en su desenfreno está volcando a Rusia hacia Venezuela, usando un discurso paradójico. Lucha porque USA no tenga bases en Latinoamérica, pero ve bien que sus socios del “socialismo-comunismo” las instalen en Venezuela. Olvida el artículo 13 de la Constitución:”El territorio no podrá ser jamás cedido, traspasado, arrendado, ni en forma alguna enajenado, ni aun temporal o parcialmente, a Estados extranjeros u otros sujetos de derecho internacional.

El espacio geográfico venezolano es una zona de paz. No se podrán establecer en él bases militares extranjeras o instalaciones que tengan de alguna manera propósitos militares, por parte de ninguna potencia o coalición de potencias…”
Las tierras baldías existentes en las dependencias federales y en las islas fluviales o lacustres no podrán enajenarse, y su aprovechamiento sólo podrá concederse en forma que no implique, directa ni indirectamente, la transferencia de la propiedad de la tierra.

Creemos, que sin dejar de lado el discurso político y mucho menos el proceso electoral, hay que obligar a la FGR y al TSJ que cumplan con su deber. Toda esta conducta de Chávez es violatoria de la Constitución y lo califica de traidor a la Patria. El Código Orgánico de Justicia Militar venezolano contempla en su artículo 464, que se considera delito de traición a la Patria: “…3). Practicar actos de hostilidad contra un país extranjero que expongan a Venezuela a peligro de guerra, ruptura de relaciones diplomáticas, represalias o retorsión.” Y aunque no lo diga, todo lo que hace para una supuesta integración militar, entra en los supuestos de hecho y de derecho que configuran la traición al principio fundamental de alejarse de la paz y promover la guerra.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba