Opinión Nacional

O lo tomamos en serio o perdemos el país

Creo que ya está llegando la hora, no se si un poco tarde, de que tomemos muy en serio a este régimen. Si bien es cierto que los procesos sociales toman su tiempo no es menos cierto que algunos de ellos, por su malignidad, hay que apurarlos para que se consuman. Dentro de poco más de un mes se estarán cumpliendo 11 años que el teniente coronel felón asumió la conducción del país. Un importante grupo de venezolanos descontentos con lo que teníamos, con razón o sin ella, pusieron sus esperanzas en él, creyeron en un cambio, oyeron cantos de sirenas. Otros nunca nos engañamos. Un militar golpista bueno es como una hallaca piche. En esta larga década ha pasado de todo en el país. Hasta nos llamamos diferente y nos tratamos diferentes. Pero un porcentaje de la población, incluidos muchos dirigentes y líderes, creen que lo que nos está pasando es parte de un proceso que debíamos cumplir. Una especie de expiación de culpas. Otros piensan que es más mediático o virtual que realidad. Que es más de lo mismo. Que entre lo pasado y lo presente no hay diferencia. Pero el teniente coronel sigue adelante. Lo que dijo por allá en el siglo pasado, en la Universidad de la Habana y lo que se le incautó a los golpista después del  fallido golpe de Estado del 4 de febrero, se ha vendió cumpliendo al pie de la letra. En algunos momentos de crisis un paso hacia atrás para luego dar varios pasos hacia delante. Y la revolución avanza a pasado de vencedores. Patria, Socialismo o muerte, venceremos. Casi podemos comenzar a pensar en decir “consumatus es”. En este final de 2009 los cambios hacia el llamado socialismo del siglo XXI, se han acelerado. Se idolatra a Fidel, en una forma que preocupa; Marx se ha convertido en el mentor de la revolución, y ya no hay rubor alguno en decirlo, en aplicarlo, en cacarearlo. Falta muy poco para proclamar el Estado Socialista y rumbo al comunismo.

Mientras esto ocurre nos hundimos en la mas grande pudrición de corrupción jamás vista en Venezuela. Los escándalos le revientan en la cara al régimen cada día y el teniente coronel, con esa habilidad propia del amoral, le saca provecho para sus intereses muy particulares. Ya no se conforma con su revolución bolivariana, suramericana si no que ahora es mundial. La mayoría de funcionarios y empleados públicos están pelando salarialmente hablando y él culpa al capitalismo, pero le envía recursos a su Cuba, a su Bolivia, a su Nicaragua. Los muertos ensangrientan las calles, urbanizaciones, barrios,  pueblos y caseríos, pero se crea la Policía Nacional Socialista. La ineptidud del gobierno central es de antología y como solución se recentraliza el país. La AN se burla de todos y de la propia Constitución designando a dos activistas del PSUV como rectores “imparciales” del CNE. El teniente coronel asume el cargo de super juez. Desde donde algo huele mal el susodicho se asombra de que se repriman manifestaciones pacíficas y no recuerda el gas del bueno ni sus bandas armadas matando estudiantes. A los huelguistas de hambre los convierten en locos. Sus últimas peroratas encadenadas nos presagian lo que puede ocurrir en cualquier ataque psicopático, de delirium tremen, del conductor de la revolución

Así se va el 2009 y si no nos amaramos los pantalanes y le ponemos seriedad a esto el 2010 será el año del desastre. Cualquier cosa puede pasar. Por ello es indispensable que todo el país, incluso los afectos de buena fe al proceso, debemos prepararnos para activar todos los mecanismos posibles, los que da la Constitución, los tratados y convenciones internacionales y la lógica y el sentido común, para salir de esto. O lo hacemos ahora o perdemos el país. Guerra avisada no mata soldado y si lo mata es por pendejo.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba