Opinión Nacional

Olímpico olvido

Apenas pisaron suelo venezolano los atletas que participaron en los Juegos Olímpicos Juveniles celebrados en Singapur, fueron prácticamente asaltados y secuestrados por las autoridades gubernamentales para, según ellos rendirles los homenajes y reconocimientos a los que se hicieron acreedores por su destacada actuación.

Lo primero que hicieron fue recibirlos en el aeropuerto y hacerles llegar el mensaje de salutación del líder máximo de la revolución, luego no escatimaron  ningún esfuerzo para hacer una sesión de fotografías  con el Ministro del Deporte y sus acólitos, igualmente el presidente del Comité Olímpico Venezolano para no quedarse atrás también llevo su fotógrafo particular. Luego comenzaron los discursos protocolares en donde lo resaltante no era lo logrado por la delegación, si no el esfuerzo del proceso revolucionario en el área deportiva. “Ustedes son fruto de la revolución”, la historia deportiva venezolana comienza con el Presidente Chávez. Este es el paso inicial para ir a la conquista de las Olimpiadas de Londres en el 2012. Finalizado el acto de pantallerismo y culto al líder de la revolución, todos se retiraron pensando en el agasajo que estaba previsto para realizarse en la sede del COV.

Allí, los cinco medallistas de los recién finalizados Juegos Olímpicos Juveniles de Singapur Cristian Quintero (plata y bronce en natación), Samuel Zapata (plata en boxeo), Génesis Rodríguez (bronce en levantamiento de pesas), Pedro Pineda (bronce en judo) y Fradimil Macayo (bronce en boxeo), fueron homenajeados e inmortalizados al concederles un espacio en el Museo del Comité Olímpico Venezolano, donde los jóvenes atletas colocaron algunos de sus implementos deportivos.

El merecido reconocimiento se realizó en el marco del balance deportivo que efectuó el presidente del COV, Eduardo Álvarez Camacho, en compañía del viceministro de la Actividad Física y Recreación de Mindeporte, José Alejandro Terán, quienes calificaron de positiva y extraordinaria la actuación de los nacionales en el certamen asiático, que refleja el avance a paso de vencedores que ha tenido la revolución deportiva en los últimos años, y que nos coloca entre los 10 mejores de Latinoamérica.(¿?).

Sin embargo, el referido acto dejo muy en claro la política excluyente y discriminatoria aplicada por los personeros gubernamentales y olímpicos al dejar de reconocer intencionadamente la labor de los entrenadores  en la formación y orientación de los atletas en el complejo mundo del entrenamiento deportivo. Es de suponer que esta miseria humana es consecuencia de una conducta reduccionista que considera que el atleta se hace solo, dejando premeditadamente en el olímpico olvido a entrenadores y dirigentes. También pudiera ser una retaliación política al no ver en el cuadro de honor a ninguno de los 10.000 “camaradas entrenadores cubanos”.

Los entrenadores Omar Catari (boxeo),), Alan Hernández (judo), Carlos Pinto (pesas), y Luis Villasmil (natación) por derecho propio también merecen estar representados en el Museo Olímpico.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba