Opinión Nacional

Omisiones y errores de Carlos Blanco

Difiero, con respeto claro está, de las posiciones que viene expresando Carlos Blanco desde el “El Universal” con artículos bien hilvanados, pero como los rosas, escondiendo entre sus ramas las espinas.

No voy ahora a indicar todos los agujeros que le veo a sus argumentaciones domingueras, que son muchos y me tomaría un tiempo considerable. No obstante, creo que hay una clave básica para leer a Blanco y es que toda disertación sobre el problema político venezolano lo inicia con un falso supuesto.

Todos saben que el columnista está pegado hace tiempo en la idea del “fraude electoral continuado”, pero jamás asume con la firmeza y el realismo político que debe ser de suyo consustancial a todo análisis que pretenda evaluar y proponer líneas de acción política concreta, que la OPOSICIÓN no goza del respaldo de la mayoría ciudadana en el país.

La consecuencia de ello es devastadora en los registros que hace Blanco de la realidad y que lo lleva a conclusiones fallidas y con frecuencia a síntesis erráticas y contradictorias.

Por ejemplo, en el artículo publicado en fecha domingo 22-04-07 se muestra incierto y huidizo con las definiciones y los conceptos, elaborando varias hipótesis juntas forzando su asociación que tomadas en la extensión de su discurso, se repelen.

Leyendo este párrafo ocurre lo que aquí señalamos

” El objetivo era ganar y cobrar, según la feliz frase del candidato. El resultado fue que ni se ganó ni se cobró, tras la candidatura de Rosales. Para muchos, la sensación que quedó fue la de un nuevo fraude, sea porque Rosales ganó y le desconocieron la victoria, sea porque Chávez ganó con una menor proporción. Si hubo fraude, no se cobró la victoria; si inflaron los resultados, tampoco se denunció la manipulación de las cifras”.

Véase que por una parte se involucra directamente en su propia opinión al decir:” El objetivo era ganar y cobrar, según la feliz frase del candidato. El resultado fue que ni se ganó ni se cobró”.

El sabe mejor que nadie, que lo que no se ganó mal puede cobrarse pero se cubre de no decirlo rompiendo el mérito de la poderosa lógica que le atribuyen sus admiradores. Esto por una parte, pero más abajo en el párrafo, ahora estratégicamente sentado desde lejos en el uso de un abstracto y vaporoso “MUCHOS”, se retira de la “sala” en un intento de verismo omnicomprensivo para interpretar a los demás, citémoslo de nuevo:

” Para MUCHOS, la sensación que quedó fue la de un nuevo fraude, sea porque Rosales ganó y le desconocieron la victoria, sea porque Chávez ganó con una menor proporción. Si hubo fraude, no se cobró la victoria; si inflaron los resultados, tampoco se denunció la manipulación de las cifras”.

Hubiera sido necesariamente esclarecedor que es lo que opina Blanco ya que el funge de analista y no es justo que el confunda su opinión con lo que llama “la sensación de “MUCHOS. El fijarla traería indudable utilidad práctica- cosa que no hace- tanto para el diagnóstico que “alumbre” el entendimiento de quienes lo leen como para la acción que propone. Blanco estructura y mezcla dos hipótesis que no pueden ser lo mismo de darse una o la otra:

1) “fraude, Rosales ganó y le desconocieron la victoria

2) Chávez ganó con una menor proporción

Esto es importante, pero Blanco no aclara su particular posición, al atribuirle a un tal “MUCHOS”, sin involucrase, repetimos, pues no es lo mismo exponer y elaborar una estrategia política partiendo que se es la minoría que lo contrario, vale decir, que el gobierno tiene la mayoría.

Si se es la mayoría y le fue arrebatado el triunfo a la oposición porque hubo fraude, pareciera la tarea un tanto más expedita a que esa “mascarada” “minoritaria” y su “cúpula usurpadora” sea desenmascarada con una crisis política- crisis a la que apuesta Blanco- lo que haría que la caída del chavismo sea cuestión de corto o relativo tiempo, pues bastaría solamente demostrar una “realidad” “andante”, y “tangible”.

Si se es minoría por que “Chávez ganó(‘aunque fuera’) con una menor proporción” , los planes y la acción deben entonces enfocarse y dirigirse a conquistar esas mayorías que no se encuentran en la barricada opositora lo que exige trabajo, organización, propaganda , lucha y el uso de la persuasión de las organizaciones políticas y el de la sociedad civil organizada, lo que conlleva a otros tipo de desprendimientos, de sacrificios y un mínimo sentido de la humildad que se liga al esfuerzo de un largo y sostenido plazo.

Exhortamos al muy valioso y buen amigo Carlos Blanco, que no resulta coherente a su compromiso con la libertad y la restauración democrática, las posiciones pontificias y ecuménicas que tienden a descalificar a actores políticos injustamente en un ejercido que crea la “SENSACIÓN” en “ALGUNOS” que se está actuando bajo los abismos de contradictorias críticas y omisiones flagrantes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba