Opinión Nacional

Orates habemus

Hay sectores opositores venezolanos que aún no descubren en donde está el peligro de que se acabe la democracia. Dicen que quieren dialogar con quienes no están dispuestos a hacerlo; que quieren reconciliarse con quienes buscan la hegemonía total, que quieren debatir con quienes sólo están interesados en el pensamiento único. Pienso que deben aterrizar y enfrentarse a la realidad, la cual no es otra que la imposición de un fascismo de izquierda.

I.- En Venezuela están todos locos o yo no entiendo nada. Para empezar me allanaron la psiquis con eso de República Bolivariana Socialista de Venezuela. ¿Quién fue el inteligente que inventó tamaño nombre. ¿Cómo la República sería socialista y bolivariana a la vez? – Bolívar era totalmente liberal y tengo pruebas documentadas de ello. ¿Socialista? ¿Cómo es eso? Si en Venezuela lo que se está construyendo es una sociedad económicamente estatista, con un fuerte capitalismo de Estado protegido por lo que serían las más fuertes FF.AA. del subcontinente, aunque no sean guerreros probados como los colombianos, ecuatorianos y peruanos que viven peleando entre ellos. Lo que se está haciendo en Venezuela es más parecido a lo que durante diez años hizo Hitler en Alemania, proyecto que le costó a la humanidad unos 40 millones de muertos con “la solución final” que era una especie de control de la natalidad que inventó el orate Adolf Hitler y que complacientemente llevaron adelante sus hala-mecates, todos los cuales al final del décimo año tuvieron que “inmolarse” unos con veneno (la vía menos dolorosa), otros con la Luger y, los “más valientes” le entregaron sus destinos al Tribunal de Nüremberg que es lo que hoy se llama Tribunal Internacional de los Derechos humanos y que no sé como se las arreglará para enjuiciar a tanto bellaco. ¿Qué me dicen ustedes, por ejemplo, del loco asesino de Belarus Aleksandr Lukashenko, quien es apodado el “carnicero de Europa” y tiene predilección de matar a estudiantes y periodistas.

II.- Ahora acabo de leer en la prensa que en Venezuela está surgiendo un “ciudadano libera”l, según una encuesta de INTERLACES (pongo el nombre en mayúsculas para que el lector o lectora memorice a estos locos). Entre las estupideces que dicen, entre ellos el encuestador Oscar Schemel, es que el 80% de los entrevistados está de acuerdo con la “reconciliación”. Por Dios que hay que ser cerrados. ¿Quién con quien? ¿Quiénes con quienes? Y, ¿por qué, habría que reconciliar? – En primer lugar reconcilian quienes tienen interlocutores y, el actual gobierno de Venezuela no los tiene. Al presidente Hugo Chávez no le interesa lo que ocurre entre los venezolanos, ni lo que piensan, por lo tanto no tiene nada que reconciliar. Ahora bien, si vamos al significado de “reconciliar”, nos encontramos con varias acepciones; por ejemplo:
a) “volver a las amistades, o atraer y acordar los ánimos desunidos”. – ¿Cuáles son las amistades del que desea reconciliarse y cuando se pelearon. Que yo sepa, desde hace nueve años gran parte de la sociedad acordó no ser amiga de los “bolivarianos”, ni de los “socialistas reales o del siglo XXI” como ahora disfrazan la cosa.

b) Restituir al gremio de la Iglesia a alguien que se había separado de sus doctrinas. – Aunque los gobernantes y los gobierneros no han sido excomulgados, ellos se separaron de la Iglesia desde el Primer Día, al parecer, hasta el Fin de los Siglos, por usar la versión bíblica… Por lo tanto, allí tampoco se ve reconciliación posible. Es más, los ataques en contra de la Iglesia irán en aumento y no pasará el día en que empiecen a expulsar curas…

c) Oír una breve o ligera confesión. ¿Quiénes se han confesado: Rangel, Lara, Rodríguez, Chávez…? ¿Quiénes?
d) Bendecir un lugar sagrado, por haber sido violado. ¿Bendeciremos la Constitución?
La verdad es que hay un par de acepciones más pero aquí no es el caso comentarlas.

En cuanto al liberalismo, perdónenme, pero si en este país hay 200 o 300 liberales es mucho. Si nos ponemos a pensar lo que busca la sociedad venezolana es una sociedad equilibrada, en la cual el Estado tenga una importante participación en aspectos sociales como la salud, la educación, las viviendas, las fuerzas armadas y del orden y cree en la necesidad de que la empresas privadas inviertan y creen fuentes de trabajo bien remunerados, con estabilidad política y fundamentalmente con libertad y derecho a vivir en paz.

Ni siquiera en países como EE.UU., Canadá, Chile, Francia, el reino Unido, los países nórdicos, que tiene un evidente adelanto socio-económico con respecto a Venezuela, sus habitantes se declaran o dicen ser liberales. Si así fuera, los partido liberales de esos países, en especial el de Gran Bretaña, no estaría luchando por algunos sillones parlamentarios desde hace más de un siglo.

Por eso me pregunto, ¿de donde sacaron que aquí el pueblo es liberal o que apoya el liberalismo? Eso es una gran equivocación. Para entender al pueblo hay que convivir con todas las clases sociales. El gobierno de Hugo Chávez se montó en una lucha de clases en la cual muchos millones de venezolanos no perciben que el Poder está en manu-militis y no en manos de la participación ciudadana. El hecho de que la gallina cacaree o el perro ladre, no significa de que son libres

III.- Schemel propone la construcción de una sociedad nueva que debe superar el problema cultural, luego de haber probado la anarquía popular y el dominio de las élites y nos cuenta el cuento del “gallo pelón”, pues dice que “Venezuela vive la maduración o reconstrucción de su cultura democrática más que una revolución”. Esto si que es pesado. Confieso que soy un politólogo bruto, que soy un mal analista, y que los libros que me han publicado es porque los editores son masoquistas…

¿Sabe esta gente, que participó en la III Jornada de Reflexión Nacional de la Iglesia Católica, “Participación y Responsabilidad Social”, que aquí jamás ha habido realmente una democracia, por ejemplo, como las democracias que se ven en Canadá, EE.UU., o Brasil, Chile y Uruguay, después de sus sendas dictaduras. ¿Saben quienes participaron en esos simposios que una democracia debe concertar elementos opositores, separación de poderes, FF.AA., respetuosas y responsables ante el Poder civil, y no beligerantes, que es todo lo contrario a lo que existe en la patria del liberal Simón Bolívar.

¿Se han dado cuenta que el gobierno ya tiene prácticamente, terminada la Reforma Constitucional, que significa, entre otras cosas, una nueva Constitución sin participación popular?
Uno de los Poderes, el Judicial, propiamente tal, que obedece a las políticas del Ejecutivo, por voz de su vocera, la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, la abogada Luisa Estella Morales, revolucionaria de vieja data, ha planteado que las versiones que circulan sobre la reforma a la Carta Magna son especulativas y alarmistas “con la intención de desinformar”. Pero, siempre por la boca muere el pez, reconoció que el Papel de Trabajo que circula en los medios sobre la reforma constitucional “se debe a que hubo una tormenta de ideas (brain storm), en que cada una de las personas expresó lo que consideraba que podía ser objeto de reforma”; en otras palabras, si habría un papel o varios papeles de trabajo sobre la Reforma y por lo tanto los periodistas no estamos tan perdidos, ¿verdad? La Magistrado, negando enfáticamente que el documento en cuestión sea fidedigno indicó que “la forma de obtención de ese documento es absolutamente clandestino, ilegal y cuando se obtiene un documento de manera clandestina, uno no sabe si obedece o no a un documento fidedigno, que pudo haber sido manipulado”. Perdóneme señora Magistrado, pero no somos estúpidos. Si el documento no es “fidedigno”, como usted dice, mal puede ser forjado o clandestino, o manipulado. ¿Es o no es ese documento producto de sus papeles de trabajo en la Comisión de Reforma Constitucional? – Lo que usted debió haber dicho que era falso, pero no darse vueltas en lo fidedigno o no del documento. Como diría Cantinflas “si pero no, he ahí el detalle”.

En todo caso lo anterior, no es una crítica para la Magistrado sino para quienes dicen que el 80% de la población busca reconciliarse. Si fuera así con quién, ¿con mi suegra?

IV.- El cambio cultural que se propone, debe terminar con la irresponsabilidad, con el lumpen oficial y el anarquista protegido por el Poder, con el revanchismo, con el resentimiento social, con la anti-educación, con el militarismo, con la pobreza extrema y, finalmente con el fascismo que aquí en Venezuela fue bautizado como “socialismo del siglo XXI”. En otras palabras, se requiere de 30 ó 40 años para un tal cambio y sus proponentes ni siquiera han mostrado la “punta del iceberg” de sus propuestas para el cambio. Así es muy fácil la cosa. Están actuando como los médicos brujos de “Barrio Adentro” que tienen la misma píldora para todos los pacientes y todas las enfermedades.

Los ponentes en este simposio dicen entre otras barbaridades que “si bien Chávez activó la participación, ésta llegó para quedarse” – Pregunto: ¿de que o cual participación hablan? – ¿Dónde, cómo, cuando? O hablan de esa participación que los dirigentes del MVR y del ahora, gracias a Dios, perdido Partido Socialista Unificado – PUS – o como se llame, le dice a los sin casa, a los dirigentes de los barrios, “les participamos que su participación será en la marcha tal y cual”, o algo por el estilo. Perdónenme, pero yo se bastante de barrios y nunca, jamás, he visto participar a nadie en proyectos locales, o en aportar ideas, hacer trabajos sociales, ser solidarios, etc. La gente está muy preocupada en encerrase temprano en sus casas para no ser víctima del hampa.

V.- Mientras estos colegas (¿colegas?) no bajen del espacio sideral y no contemplen lo que sucede en el Planeta de la Muerte llamado Tierra, no entenderán de que Hugo Chávez no entregará el Poder mientras tenga vida. ¿Saben lo que dijo en Bielorrusia,? – En su visita a la Rusia Blanca, Chávez saludó a su homólogo, Alexander Lukashenko, conocido como el último dictador de Europa o el “carnicero de Belarus”, (por sus atropellos a los derechos humanos que incluyen asesinatos a opositores, torturas, encarcelamientos, persecuciones, etc., al mejor estilo de Pinochet o de Stalin o de su homólogo Castro en Cuba), diciendo “Felicidades por estar al frente de este pueblo por conducirlo como lo conduces”; es decir, Chávez, aplaude a una de las peores dictaduras del mundo. Refiriéndose a algunos “logros” económicos o proyectos entre ambas naciones, el presidente venezolano le dijo a Lukashenko que “si estos lo hemos logrado, que no lograremos en los 20 años que nos quedan en el gobierno, (o) medio siglo más”. ¿Qué significa esto colegas analistas? Lisa y llanamente que Chávez ya no habla de gobernar hasta el 2021 sino que hasta el 2030 o 2035, dependiendo de la edad, que él como Dios romano, se haya asignado para morir.

El presidente Chávez se ríe de ustedes, de Venezuela y de todo el mundo. Para qué creen ustedes que se está armando hasta los dientes, como lo hizo el tirano de Corea del Norte. ¿Para combatir a otro país o para combatir a los enemigos internos, que según Ochoa Terán[.1], en un excelente artículo en “Quinto Día”, dice que de acuerdo con la Orden de Operaciones “Terepaima” 2007 de la FAN, las Fuerzas Enemigas de la Revolución están integradas por 1BC (Radio Caracas TV), AD (Acción Democrática), COPEI (Partido Social Cristiano), ABP (Asoc. Bravo Pueblo), PJ (Partido Justicia), VP, Causa Radical, Proyecto Venezuela, MAS (socialistas) Opina, Bandera Roja (Comunistas) Democracia Siglo XXI, así como los organismos de derechos humanos, Cofavic, Alianza Cívica, Rede de Veedores, Liderazgo y Visión, Ciudadanía Activa, Clase Medio en Positivo (esta organización se supone es chavista pero la metieron como “enemiga” ), etc. El colega Ochoa Terán, basado en el documento de los militares agrega que allí aparecen como enemigos, también, organizaciones internacionales como: Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, la OEA (a pesar de que su Secretario General José Miguel Insulza es pro-Chávez),la CIDH, el Parlamento Latinoamericano, el parlamento Europeo y la SIP. En otras palabras, el gobierno venezolano es enemigo del mundo.

El Congreso Judío Europeo instó al gobierno y al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a “garantizar la seguridad de la comunidad judía frente al aumento del antisemitismo en este país de América Latina”.

VI.- Las visitas del presidente Chávez a países como Bielorrusia, Rusia, Siria e Irán obedecen a una idea de políticas de alianzas con los países que él cree son enemigos de EE.UU. – En esto hay una equivocación rotunda pues esas naciones usan a Venezuela para sus campañas antinorteamericanas aunque Putin, al quien le queda poco tiempo en la Presidencia de Rusia, está concertando, en este mismo momento, con el señor Bush en Camp Davis. En el caso de los países musulmanes no hay que perder de vista que nosotros los infieles somos tan enemigos de ellos como los judíos. De esta ceguera diplomática a quien o quienes hay que culpar es:
a) a la Cancillería del país, por no tener políticas pragmáticas en tiempos de globalización, y b) a la oposición venezolana por no dar campanadas de alertas claras al gobierno. Todos los gobiernos, aunque no lo quieran, aunque se hagan los sordos, ciegos y mudos, como el venezolano, al final del “border line”, tendrán que asimilar los costos del aislamiento a no ser que se busque ser una Albania de tiempos de Enver Hoxha, o una Corea del Norte de Kim Youn Sam
El tema del MERCOSUR, por ejemplo, no ha sido llevado adelante con sentido de alianza comercial y más bien como tema político y eso, también es culpa de a) la Cancillería, b) ahora la Vicepresidencia por el fracaso en Asunción, en donde se trató de presionar al gobierno de Duarte para obtener el ingreso al MERCOSUR, en consecuencia de que la clase política paraguaya se opone a Venezuela porque dice que es una nación sin democracia. La cuestión es que Brasil aún espera las disculpas de Venezuela a su Senado, para ver si éste pone en agenda el ingreso al MERCOSUR. Por su parte, la Presidenta Bachelet de Chile, declinó una invitación para que Chile ingresara formalmente como miembro activo, pues ella dijo temer que su país se contamine con los problemas de ese acuerdo, seguramente refiriéndose a los planteamientos de Chávez, Correa y Morales que desean que el MERCOSUR no firme tratados de Libre Comercio con otras naciones.

Por otro lado, la comunidad judía internacional, que tiene por cierto una gran presencia empresarial en industrias y bancos, por voz del nuevo presidente del CJE, (Comunidad Judía Europea) Viatcheslav Moshe Kantor, pidió a las autoridades venezolanas que “hagan más esfuerzos para garantizar la seguridad de la comunidad judía local y actúen eficazmente para frenar los actos antisemitas y xenófobos en el país”.

Las alianzas con Siria (país árabe) e Irán (parsis) que son dos países extremistas que apoyan a los terroristas de Hezbollah, a los terroristas Talibanes y al grupo de Bin Laden, han creado serios problemas con la comunidad judía venezolana. De esta comunidad ya han abandonado el un par de miles de personas por no encontrarse seguras.

La comunidad judía en Venezuela está compuesta por unas 15.000 personas. En un reciente informe sobre la situación de los judíos en el mundo, el CJE registró varios incidentes antisemitas en Venezuela, y consideró que esta actitud anti-judía que late “en la sociedad venezolana procede del propio Chávez, que culpa generalmente a los judíos y/o al gobierno israelí cuando se refiere a injusticias históricas o contemporáneas”.

Esta situación podría crearle problemas a Venezuela, en especial en el plano de las inversiones internacionales, cuestión que la Cancillería tampoco ha considerado y que la oposición ha dejado pasar por debajo de la mesa.

VII
Ante esta situación no se puede entender como un grupo de académicos y la misma Iglesia se prestan para plantear reconciliación con quienes no quieren escuchar o dialogo con quienes no quieren hablar. Los estudiantes, cayeron en la trampa del gobierno y de los políticos de la oposición al plantearle a los fascistas un debate. Los fascistas no debaten, imponen condiciones; así de simple… Creo que la salida de Venezuela se encuentra en las posiciones que planteaba Mohandas Ghandi, quien ganó la batalla por la libertad usando la razón de quienes tienen la razón, sin odio, y sólo usando la protesta pacífica, sin esperar el apoyo extranjero.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba