Opinión Nacional

Otra ordnungspolizei

Debemos investigar y ocuparnos más. Hay razones. Las frases ¡Este estado, ciudad, pueblo, etc., está libre de “póngale usted el nombre”! dichas oficialmente con cierta frecuencia se asemejan muchísimo a la horrible “¡Diese Stadt ist judenfrei!” (¡Esta ciudad esta libre de judíos! 1941.

¿Todo apoyador de CH se ha convertido en inquisidor, juez y verdugo? ¿Quieren, ahora, revivir la “Policía de Orden”? ¿Es otra copia? ¿Es otra disposición desde la isla de la felicidad? Hay, acaso, “Schiessbefehl” (“orden de tirar a matar”) contra los “Vogelfrei” (“proscritos”, léase Opositores).

Recordemos a B, años 60, “tirar primero y averiguar después”. ¿Mas de lo mismo? Impresionante.

¿Hay algún patrón en el comportamiento actual de las policías? De cuanto leemos en los medios de comunicación tratamos de atinar alguno. Observamos, por ahora, hasta el presente, lo siguiente: primero, lucen inadecuadas en su acción y, por lo tanto, no reflejan idoneidad en su reclutamiento, selección, antecedentes civiles, militares e ideológicos; segundo, no esta claro el tipo de entrenamiento, adiestramiento, satisfactorio o no, de quienes y dónde lo reciben, tipo reglamentario de armamento a usar, procedimientos, logística, etc. Cuanto parece que si esta mas o menos claro es la instrucción ideológica o adoctrinamiento marxista al cual supuestamente están sometidos; tercero, se perciben como “utilizables”, como “medios”, para lograr algún fin especifico, para “cumplir ordenes directas y orales” y no dejar “rastros” de sus supuestas “operaciones”, como “complemento” de otras “organizaciones represivas y delictivas” y no se captan ya como “agentes para el cumplimiento de la ley y ordenanzas” ni para la protección de las personas y bienes; cuarto, aparentemente pasaron, en corto tiempo, de una “policía profesional” descentralizada a otra “creciente policía no profesional” integrada supuestamente por personal no calificado y, con la futura y nueva legislación, centralizada.

Es impresionante observar como pudiera existir cierta relación entre la “dieta ideológica recibida” y el aumento y/o reflejo en los medios como “verdugos de”. ¿Acaso se están o los están convirtiendo también en “guerreros ideológicos?
¿Se busca, con la nueva ley, centralizar los servicios de seguridad del “régimen”? ¿Una oficina central de seguridad? ¿Para dirigir todos los “órganos oficiales” y “secretos” de la policía de seguridad del régimen? ¿Habrá ya un símil de Heinrich Himmler? ¿Y de Reinhard Heydrich? ¿Y de Ernst Kaltenbrunner?
¿Y cuáles serian las competencias? ¿Estaría incluida la prisión preventiva, sin juicio ni derecho a recurso? ¿Deportación al exterior (incluyendo fuera de este mundo) y/o envío a uno de los modernos “campos” dotados por el socialismo del siglo XXI? ¿Autoridad y autonomía plena? ¿Estarían por encima de cualquier disposición legal? ¿Inmunidad y/o impunidad “revolucionarias” incluidas?
¿Y como estaría organizada? Normal. Burocrática. Múltiples oficinas, divisiones, departamentos, grupos, secciones, sub., etc., impenetrable y a prueba de todo. ¿Con mucho “billete”? ¿Cuántas y cuales oficinas? ¿Es secreto? Pero, por imaginación, suponemos lo mínimo: alguna se ocupará del personal (administración; responsable de los agentes dentro y fuera del país; de la formación de sus colaboradores y de que no exista ninguna traba legal); otra, de la organización (promotores de la expulsión y/o eliminación de los enemigos del régimen y opositores, así como la incautación y confiscación de los bienes de aquéllos a los que se priven de sus derechos. Además de otras responsabilidades no especificas); una tercera, del servicio de información (agrupar y analizar los informes de las respectivas “unidades” de todo el “ámbito de acción”, respecto al efecto que surtirían en la población las medidas tomadas por el gobierno y el partido; también emitiría dictámenes sobre la fiabilidad política de determinados ciudadanos, que repercutirían en los nombramientos y ascensos en la Administración Pública, la Economía y las Ciencias – listas tascon y maisanta -); una cuarta, de la “póngale usted el nombre”, en todo caso, una similar a la “G” (responsable de la persecución de los verdaderos o presuntos adversarios de la “revolución”, de la implantación del “socialismo del siglo XXI”, de los “traidores a la patria”. Esta “unidad” podría disponer, sin sentencia alguna y con plenos poderes, la prisión preventiva en cualquier momento de cualquier ciudadano. Los políticos de todas las tendencias, los clérigos de todas las confesiones, y los ciudadanos que habrían llamado la atención negativamente y que en opinión de la “oficina central” habrían recibido castigos insuficientes, serian deportados, sin justificación alguna, al “mas allá” y/o a los “campos” de “nuevo cuño” pero de vieja data. Desde esta oficina, también, planificaría un símil de Adolf Eichmann, una solución final, es decir el asesinato sistemático, cuando así lo “desee” el “jefe”. Tal como funcionaron los “fusilamientos” en la isla de la felicidad); una quinta, se ocuparía de la investigación criminal (persecución de los crímenes apolíticos, la persecución de los no indígenas y posiblemente el asesinato de los enfermos mentales y no deseados); una sexta, de la información en el extranjero, del espionaje y contraespionaje en el extranjero; una séptima, de la investigación ideológica (evaluaría todos los libros y el material de archivo con contenido político y religioso, confiscados en casa de opositores, masones y políticos, en iglesias y bibliotecas; también de las secciones de contraespionaje, es decir, las secciones del servicio y secreto militar). Y otras en tanto y en cuanto sean necesarias. ¿Será así? ¿No? ¿Entonces, como? ¿Lo sabe usted? ¿Lo conoce usted? Investigar e informar. ¿Si? Escríbalo. Publíquenlo. ¿Una cosa se dirá en la ley y otra se hará en la calle?
¿Regresamos al “terrorismo revolucionario” del siglo 17? ¿No valió la pena la “independencia republicana” de un 19 de abril? Usted tiene la palabra “ahora”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba