Opinión Nacional

Otro atentado contra la libertad de expresión

La actriz Fabiola Colmeneras denunció que fue despedida de Venevisión. El despido fue como consecuencia de su participación juntos a los estudiantes que fueron a manifestar su desacuerdo ante la Asamblea Nacional que se desarrollaba en una de las salas del Teresa Carreño.

Este hecho para mi entender reviste situaciones particulares tan graves, como las agresiones que durante tanto tiempo hemos recibido del gobierno nacional contra la libertad de expresión, contra el derecho a pensar diferentes, este hecho no es sólo contra Fabiola, es contra todos los que tenemos la firme creencia del derecho a disentir, de expresarnos libremente, de ejercer nuestros derechos políticos, civiles y sobre todo otro hecho grave, peligroso, de intimidación contra los trabajadores de los medios de comunicación.

Un dueño de un canal privado de televisión a los servicios del Teniente Coronel, en una forma de demostrar su sumisión ante el déspota, de rasgarse las vestiduras, comete este abuso de poder contra una trabajadora, que su único delito es no estar de acuerdo con Hugo Chávez, no estar de acuerdo con la reforma de la constitución, es ejercer sus derechos políticos y civiles.

Hemos presenciado el triste espectáculo televisivo de Asambleístas, Ministros, y de sus seguidores tarifados rojos rojitos en querer ser más radicales que el comandante, no pueden ver una cámara, un micrófono, para inmediatamente soltar frases que no van dirigidas al ciudadano común, si no son lanzadas para halagar y congraciarse con el huésped de Miraflores,.

El Empresario de las Telecomunicaciones y de Medios de Comunicación en Venezuela, el hombre que hace poco quiso darnos lecciones de cómo manejar un medio imparcial, no quiso quedarse atrás en estas olimpíadas de jalabolismo y mandó a sus secuaces a despedir de Venevisión, el canal de la imparcialidad a la señorita Colmenares.

Este empresario dueño de Venevisión, no solo ha atacado la libertad de expresarse de Fabiola Colmenares, también atacó sus derechos políticos, civiles, su derecho al trabajo. Este señor atropelló a una trabajadora que ejerció sus derechos de ciudadana. Este hecho, así como lo que se esta haciendo a nivel de la reforma constitucional no nos debe extrañar en lo mas mínimo, porque hay que tomarlo de quien viene. Pero, sería inaudito que Fabiola no cuente con la solidaridad, en primer lugar de sus compañeros de trabajo, de sus colegas, del sindicato de trabajadores de dicho canal, de la CTV, del liderazgo nacional opositor, este atropello requiere la solidaridad de todos tal cual se disparó en la ocasión del cierre de RCTV pero sobre todo de los trabajadores de los medios de comunicación “hoy por ti mañana por mí “refiere el dicho popular. Sería inaudito dejar pasar este atropello del megalómano “Zar de las comunicaciones” como le gusta que le titulen, que al fin de cuenta tiene muchas cosas en común con el Teniente Coronel. El Zar y Hugo Rafael son muy parecidos, son fascistas.

Señores trabajadores de Venevisión, ustedes ahora no sólo tienen la primera palabra, sino las primeras acciones a tomar para defender una compañera, que le están violando los derechos antes mencionados, estoy seguro que sus acciones serán acompañadas por todos los miembros de los otros medios y del país que defendemos las libertades, que estamos en contra de esta reforma constitucional ilegal, estoy seguro, que ahí en las calles de Venevisión estarán los estudiantes, los artistas, los periodistas, la gente que quiere ser respetada y no quiere, ni que Hugo Chávez ni Cisneros ni nadie nos conculque nuestros derechos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba