Opinión Nacional

¿Pacificar con lenguaje de guerra?

Presidente Nicolás Maduro, Usted viene públicamente asumiendo el compromiso de trabajar para lograr la pacificación del país. Lo acompaño en ese propósito.

Es necesario para el presente y el futuro del país.

Para cumplir ese objetivo es fundamental sumar la mayor cantidad de personas y colectivos. No bastan las instituciones del Estado. Hay que incorporar a las organizaciones sociales comunitarias, a las organizaciones no gubernamentales de desarrollo, de derechos humanos, de mujeres, a los colegios profesionales, a los empresarios, a los sindicatos a las distintas Iglesias, entre otros sectores de nuestra sociedad.

Estoy seguro de que son muchos los hombres y mujeres de este país dispuestos a dar su aporte.

Pero una condición esencial para sumarlos es el respeto y la existencia de condiciones favorables para que quien participe desde sus posibilidades y capacidades lo haga sin temor de ser estigmatizado.

Ello no será posible mientras se hagan llamados a la pacificación con un lenguaje de guerra. Un paso serio y responsable que Usted, Presidente, debe dar para empezar con buen pie es eliminar de su discurso la permanente amenaza a quienes piensan distinto al gobierno. Las reiteradas amenazas no contribuyen a crear un ambiente favorable a la tolerancia y al diálogo.

Revise Usted sus discursos de los últimos meses y observe la cantidad de palabras usadas para descalificar a empresarios, sindicalistas y políticos. Revise las redes sociales que usan los principales dirigentes de su partido y encontrará miles de mensajes con todo tipo de insultos que no son precisamente los que contribuyen a generar un clima a favor de esa pacificación. Empiece entonces por rectificar en la palabra y sume a su equipo de gestión y dirigentes de su partido.

Oriente los diversos medios públicos de información que controla su gobierno a que participen fomentando una cultura de paz y tolerancia. Evalúe el lenguaje que usan a diario periódicos como Ciudad Caracas y el Correo del Orinoco y los mensajes que se transmiten en Venezolana de Televisión con infinidad de calificativos contra quienes son críticos al gobierno.

Comparto que se exhorte a los medios privados a contribuir en ese proceso de pacificación y para que ese llamado sea más efectivo empiece por dar el ejemplo con los medios públicos.

Todas y todos podemos contribuir a implantar esa cultura de paz en el país, pero la responsabilidad es desigual. Es al gobierno y a las instituciones del Estado a quienes les corresponde liderar ese proceso. Un proceso que promueva el diálogo, la tolerancia, el respeto, la solución pacífica y democrática de los conflictos.

Y no se trata de que no haya debate, contradicción, polémica o conflicto. Todas son incluso necesarias en democracia. Se trata es de promover que se canalicen sin violencia, con respeto.

Usted tiene una gran oportunidad. No sume más fracasos y desilusión, apuéstele al éxito y con seguridad los hombres y mujeres de este país se lo agradecerán.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba