Opinión Nacional

Padre Mío ¡Perdónalos!

Cristo le pide al Padre que perdone a quienes le pisotean, porque no saben lo que hacen. Da una razón grande para su solicitud. Ellos no saben que él es el salvador, el enviado de Dios a morir por la salvación de todos los pecadores. La única garantía de la trascendencia del hombre.

Pero aquí es diferente. Hay quien se considera un Cristo aunque se encarga de pisotear. De allí su condición de impostor y cabecilla de quienes sí saben lo que hacen para avanzar en la destrucción, en el destrozo que tienen planificado para quedarse con todos los beneficios.

Dos mil años después estamos donde mismo. Salvadores y salvados, pisoteadores y pisoteados. En el primer caso está presente la voluntad divina, en el segundo la ignominia y la maldad. A este último reino corresponde lo que estamos viviendo.

Aquí tenemos pisoteadores a conciencia. Una perversión que sabe lo que hace, cómo, cuándo. Y por ello no puede tener perdón de Dios ni de nadie. Por eso llegamos a la historia que carece por completo de todo tipo de perdón.

No es verdad entonces que se plantee el acercamiento, el diálogo con miras a la comprensión y el entendimiento. Una banda de forajidos está empeñada en demostrar que es peor que todas las que le precedieron. Ahora sí que no podrá quedar piedra sobre piedra.

Porque esta pandilla está dispuesta a acabar con todo lo que esté en pie. Deben caer instituciones, valores, credos, estatutos ideológicos, políticos, militares, religiosos, todo lo existente, para dar paso a la nueva realidad, al nuevo y verdadero salvador que empuña las banderas de la revolución bolivariana y socialista.

Esto se presenta como la mejor forma de gobierno que ha habido en el planeta en todos los tiempos. Fracasaron los imperios de la esclavitud, el dominio territorial y eclesiástico, de la acumulación originaria de capital, de la revolución burguesa-capitalista, de la supuesta revolución proletaria que terminó en el capitalismo.

Todos los intentos de exterminio del capitalismo salvaje condujeron a un socialismo salvaje y a la mayor de las podredumbres. Esto hoy se materializa en la acción de los nuevos salvadores que vienen a restaurar el camino de una tal emancipación, que hasta hoy sólo ha servido para que lleguen al pináculo deseado, los chupadores de gloria y ambiciosos de las grandezas que nunca podrán lograr por cuenta propia.

Y todo en nombre de una revolución que ya se presenta como una de las más grandes infamias que se han dejado caer sobre la humanidad. Hoy mismo lo vemos en este ex-país, sobre -descompuesto en todas sus latitudes, por los efectos de un ‘proceso’ que supuestamente lo vino a cambiar todo para que las mayorías alcancen el bienestar y la justicia.

Pero ya hoy sabemos que aquí se desarrolla un capítulo que refiere las más grandes miserias. Los propios ‘revolucionarios’ están a la cabeza de la empresa de destrucción de Venezuela. Y la plana mayor cuida de que cada quien cumpla con su parte ‘a paso de vencedores’, aunque no esperaba esta dirigencia que de su propio seno surgiese la llamada ‘contrarrevolución’, cuya primera y gran manifestación culmina hace hoy siete años.

El montaje del 11A-02 liquida hasta hoy el gran movimiento de fuerza social que tenía materialmente derrotado al régimen. Aquel movimiento de calle sólo podía ser derrotado por la fuerza abierta, lo que implicaba una masacre de proporciones incalculables, o por un montaje que lograra la desmovilización y derrota correspondiente del movimiento social.

Desde ese momento se sueltan los asesinos a cumplir con su “sagrada misión” de preservadores del socialismo en ciernes. Se avanza con paso firme, y en medio del contexto de una cooperación internacional que va desde La Habana a Irán pasando por Rusia, China, Alba, parte de Mercosur, Petrocaribe. Venezuela quedó desdibujada y Venecuba surge como la institución que junta a las dos revoluciones que subsisten en el continente.

Y a esta hora, la ‘revolución madre’, la cubana, registra medio siglo de miserias y padecimientos. Y ese es el camino que nos espera. Hacia allá nos conducen estos revolucionarios que han comenzado por adquirir las más grandes y desmedidas riquezas para demostrar su gran amor por una socialización que comienza por favorecer a los desprendidos revolucionarios que vienen a sacrificarse por el prójimo.

Hoy, 11A-02 el panorama está claramente establecido. El plan totalitario de destrucción avanza sin mayores obstáculos. Hace 07 años, con la ayuda invalorable de la Coordinadora Democrática, comenzó la liquidación de cualquier vestigio de democracia. Se mantuvo, sin embargo, el ropaje institucional electoral para exhibir una tal legitimación de la revolución. Desde entonces se hizo valer el fraude como instrumento básico.

La incapacidad de ‘las oposiciones’ para ir más allá de la complicidad y las negociaciones ayudaron al régimen a alcanzar la mayor fortaleza. Y por esta vía se ha ido sumando ‘méritos revolucionarios’ que se traducen en el apoderamiento de todos los espacios, instituciones, planes.

Y hoy nos encontramos con empecinados demócratas que nunca se han separado de la mercancía-votos, aceptando que este es un régimen totalitario. La liquidación de la descentralización con la toma de puertos y aeropuertos, la persecución a Rosales, la ilegal y dictatorial detención de Baduel, el criminal juicio de comisarios y policías y la aprobación de la ley que le permite a la ‘revolución’ controlar directamente todas las instancias de la administración de justicia, llevan a estos políticos a tomar medidas que implican rebeldía y resistencia.

Ahora Rosales pasaría a ser el símbolo de una lucha por la democracia y contra el totalitarismo. Cuesta trabajo pensar que esta política pueda ser compatible con el jueguito electoral para que el CNE aumente la legitimación del GP.

¿Pero hay alguna verdadera decisión en ‘las oposiciones’ de romper con la línea de la vieja y gastada politiquería, que ha ido de votación en votación tras los pasos marcados por el régimen y su CNE? ¿Se prestarán para las municipales y parlamentarias?

Si Rosales, como todo parece indicarlo, no se entrega el 20/04 estará en plena desobediencia y clandestinidad, por demás anunciada. ¿Pero quién le acompañará en esta posición además de su gente más cercana en el Zulia? ¿Lograrán los partidos de ‘las oposiciones’ conformar una política que privilegie la organización para la lucha de resistencia al totalitarismo por encima de la payasada electoral?

A esta hora es indispensable entender que también en el caso de ‘las oposiciones’ existe mucho espacio para el perdón, para la acción del Todopoderoso. Porque al parecer, sólo el Padre podría lograr la realización de una nueva política para enfrentar a la acción ‘dictatorial-revolucionaria’ que cuenta con el más acabado barniz de democracia y libertad.

El oficialismo y buena parte de ‘las oposiciones’ saben lo que hacen. Actúan a conciencia. ¿Se harán acreedoras al perdón? ¿No será llegada la hora de ir más allá de todo perdón y aceptar el saber que nos llama a contribuir a organizar la sociedad para los combates por la democracia y la libertad hasta ahora postergados?

(%=Link(«http://historiactual.blogspot.com»,»http://historiactual.blogspot.com»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba