Opinión Nacional

Papa avergonzado por curas pedófilos

El papa Benedicto XVI expresó el sábado su «dolor y vergüenza» en una reunión con víctimas de curas pedófilos en Londres, mientras millares de personas se manifestaban en las calles contra esos abusos y su «intolerancia» en temas relacionados con la mujer, la familia y el sexo.

Otras 85.000 personas participaron a última hora de la tarde en una vigilia de oración en el céntrico Hyde Park en la víspera de la misa de beatificación del presbítero anglicano convertido en cardenal católico John Henry Newman (1801-1890), un hombre que según dijo el Papa ejerció una «importante influencia» en su vida y en su pensamiento. Benedicto XVI, que a sus 83 años pareció acusar el cansancio en este tercer y penúltimo día de visita, se había reunido en privado durante unos 30 ó 40 minutos con cinco víctimas británicas –cuatro mujeres y un hombre– de abusos sexuales cometidos por curas, como ya hizo en sus anteriores visitas a Estados Unidos, Australia y, más recientemente, Malta.

Manifestante británico contra la visita del Papa El Papa «se ha emocionado escuchando las historias de las víctimas y ha expresado profundo dolor y vergüenza por sus sufrimientos», anunció el Vaticano después de la reunión que se llevó a cabo en la nunciatura apostólica, en Wimbledon (sur de Londres). «Les ha asegurado que la Iglesia católica, mientras continúa poniendo en práctica medidas efectivas para la protección de los jóvenes, está haciendo todo lo posible para investigar las acusaciones, colaborar con las autoridades civiles y llevar ante la justicia al clero y a los religiosos acusados de estos graves crímenes», agregó en un comunicado.

El Papa ya había reconocido la «vergüenza y humillación» que siente por estos «crímenes atroces» en una misa celebrada por la mañana en la catedral de Westminster. Desde su llegada al Reino Unido para una histórica visita de Estado de cuatro días, la primera de un Papa en casi cinco siglos, Benedicto XVI se ha referido todos los días a este espinoso asunto que está marcando su pontificado iniciado en 2005. El jueves reconoció que la autoridad de la Iglesia no fue suficientemente «vigilante, rápida y firme» para impedir y gestionar los abusos, y el viernes, aunque de manera menos explícita, instó a los responsables de los colegios católicos británicos a garantizar «un entorno seguro para niños y jóvenes».

La Iglesia católica ha enfrentado en los últimos años numerosas denuncias relacionadas con abusos sexuales a menores por parte de religiosos en todo el mundo, especialmente en la vecina Irlanda, donde un informe a fines de 2009 acusó a las autoridades eclesiásticas de haber encubierto decenas de casos durante décadas

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba