Opinión Nacional

¿Para quién juegan los abstencionistas?

Es común la opinión de grupos que califican como un estruendoso triunfo de la oposición el no haber obtenido un solo escaño en la Asamblea Nacional. Eso demuestra el éxito de su llamado a la abstención. Creen que se la comieron porque no sacaron ningún diputado. Soberbiamente decían que debíamos dejarle todo (juntas parroquiales, concejales, diputados, alcaldes, gobernadores) al chavismo, para ver qué iban a hacer. A lo mejor creyeron que repetirían las elecciones porque les daba pena gobernar con esa mayoría. O que renunciarían por la no concurrencia de los opositores. O se montaron el cráneo según el cual los Estados Unidos de América, Francia, Israel, Alemania y Japón, romperían relaciones con Venezuela porque hubo alta abstención en unas elecciones.

Pero haya sido una cosa o la otra, lo cierto es que unos cuantos continúan su recorrido por emisoras radiales, televisoras, columnas de prensa y cuanto escenario puedan copar, estrujándonos en la cara que son la primera fuerza política del país. Ellos, según su tarjeta de presentación, son los líderes del 72% de venezolanos que no fueron a votar. Ellos, autodenominados jefes de ese movimiento político, ya que los abstencionistas no los han elegido como tales, están ahora a la cabeza de una nueva campaña. Convocan a no presentar candidato presidencial. Que dejemos que Chávez corra solo. Así, dicen ellos, quedará demostrada nuestra fuerza opositora ante los venezolanos y ante el mundo.

Es como si todo fuese un juego. Como sentarse a jugar barajas o dominó. Toman la política como algo que no trae consecuencia alguna. Con quedar bien con sus grupos de pertenencia les basta. Se sienten “in”, a la moda política. Saben que el resultado sería una nueva administración del Presidente Chávez, con las características y orientación que conocemos. Pero eso no les importa. Lo que se impone es, según su propaganda, “deslegitimar” a Chávez, de la misma manera que “deslegitimaron” a la Asamblea Nacional, a la que, por cierto, después de descalificar con cualquier cantidad de epítetos, ahora le exigen designar nuevas autoridades para el Consejo Nacional Electoral. Seguramente que mañana seguirán reclamando y haciéndole oposición a un Presidente “deslegitimado”.

Es como un juego de retrasados mentales, pero les divierte. Ya llevan varios años en eso. Al menos son noticia. Salen noche y día en todos los canales y periódicos. Nunca son caliche. Para los jefes de redacción y editores siempre son grandes personajes, además con licencia para difamar a todo aquel quien se presente a una elección o postule a alguien para algún cargo de representación popular. A esos se les llama vendidos, cómplices del chavismo, traficantes de la política, comparsas, vividores profesionales de campañas electorales, legitimadores del régimen y cuanta cosa se les ocurra. Después de todo, por disparatada que sea su ocurrencia, siempre están en primera página, llamando a no votar.¡Ese Chávez si que tiene suerte!
En la acera de enfrente el mensaje es otro. Es un llamado a la lucha política. Dirigentes de barrios, sindicalistas, empresarios, alcaldes, parlamentarios y funcionarios de gobierno trabajando para obtener 10 millones de votos. Un Presidente, como emperador cualquiera, proclamando que se quedará hasta el 2031. Amenazas de implantar la reelección ilimitada. Sin entrar a analizar lo disparatado de esto último ni lo fantasioso de los diez millones de votos, lo relevante es el mensaje combativo y el espíritu de pelea con el que contagian a sus seguidores, aunque al final obtengan 3 ó 4 millones de votos.

Frente a esa publicidad agresiva, la contraparte, impuesta por factores mediáticos y financieros, es la campaña abstencionista, madre de todas las confusiones, con efectos inhibitorios en el electorado y de distracción en el liderazgo, ahora perdido en un debate ocioso entre votar y no votar. Total, unos con ganas de luchar y otros, entregados y rendidos desde el vamos. ¿Esos, para quién juegan?

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba