Opinión Nacional

Parafernalia paranoica

(%=Image(5415725,»LRCN»)%)
Es impresionante la similitud de un día con otro cuando leo el periódico en la mañana u oigo algún programa de radio durante las horas de tráfico para llegar a mi sitio de trabajo. La letanía es la de los secuestros, los complots para tumbar el gobierno o los espías que se agolpan y toman fotografías. También se ha hecho recurrente el tema de los detenidos preventivamente para tomarles declaración o aquellos detenidos no tan preventivamente, para evitar que declaren. El Dr. Escarrá, el bueno, estuvo detenido en Barcelona cuatro horas, suficientes para dejarlo sin conexión a Caracas y llenar 52 páginas, con la excusa de que dijera algo sobre lo que ya había dicho en un discurso previo, pero sólo dijo lo que ya había dicho, que en definitiva parece ser que sí se puede decir, aunque al gobierno no le guste.

Lo que le gusta al gobierno es muy poquito, pero lo que no le gusta es mucho. No les gusta ni el agua tibia. Ya no sabemos ni siquiera que podemos decir. Tenemos que rendir cuentas ante los organismos policiales del estado de todo lo que decimos, si lo que decimos no es lo que le gusta al gobierno. Escarrá salió bien parado, lo dejaron ir. Ya se ha salvado de dos, una de los secuestradores y otra de los detenedores de oficio. Espero que no haya tenido que pagar ninguna de las dos veces.

Así pues, entre días feriados y días de poco trabajo, entre asesinatos, secuestros, detenciones arbitrarias, expropiaciones, alta inflación, juicios inacabados, contaminación ambiental, escasez de agua, de electricidad, de arroz, de azúcar, de harina de maíz, de medicamentos, de repuestos para autos y ascensores, transcurre nuestra vida citadina. Las noticias llenan nuestra sed de aventuras y nuestra fértil imaginación se estimula hasta lo indecible cuando pensamos en todo lo que podríamos hacer con lo que se está perdiendo; también nos alteramos cuando pensamos, igualmente, todo lo que seríamos capaces de hacer si llegamos a agarrar a esos desgraciados, ladrones, asesinos, secuestradores, explotadores, corruptos, desalmados, etc., que llenan nuestras mañanas, tardes y noches, con esas noticias a cual más desilusionante e indignante.

Espero que no pase mucho tiempo antes de que suelten a Álvarez Paz, no sea bueno que los chivos expiatorios permanezcan presos mucho tiempo. El pueblo se acostumbra y el deseo de revancha popular que pretende estimularse, se pierde en la calidad estoica y serena de quien es víctima de injusticia e ignominia. Los cargos deben hacerse, si existen, pero si no tendrán que inventarlos y si de inventos se trata la imaginación fértil del venezolano siempre irá más allá que la torcida inventiva de un resentido y obsecuente asalariado en espera de prebendas y reconocimientos de su maldad.

No sé que espera el gobierno de las personas decentes, activas y pensantes en la oposición, no creo que piensen que van a callar a todos quienes no piensan ni actúan como ellos, tampoco creo que esperen que en la oposición no se piense y por tanto no exista como tal. Creo, más bien, que sus acciones van dirigidas contra ellos mismos, después de todo, si la oposición no merece hablar y por tanto pensar, es bueno que a través de los modelos presos se le esté diciendo a quienes les apoyan, por ahora: “…fíjate hermano, que pronto te puede tocar a ti, estamos practicando como hacerlo, será sin bulla, sin pataleo, sin aspavientos. Pórtate bien.”

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar