Opinión Nacional

Parte I. Recuerdos de Abril 2002

Hace 8 años, que en mes de abril 2002 la Gente de Venezuela, salió a la calle, se manifestó contundentemente y dio ejemplo de ciudadanía. Lo hizo por defender principios y valores, lo hizo por defender a PDVSA y sus trabajadores. Ese ejemplo histórico, siempre estará presente en el corazón y en el recuerdo de todo venezolano, de los petroleros y sobre todo de aquellos que no tranzamos, ni negociamos, la Dignidad.

El recuerdo de esos días,  se inicia por el malestar interno dentro de PDVSA desde la llegada del nuevo gobierno. El Presidente Chávez, siempre queriendo hacer ver  como si los trabajadores petroleros fuésemos miembros de una secta contraria al sentimiento de la venezolanidad, llamándonos un “Estado dentro del Estado”.  La propia ignorancia del régimen haciendo creer que los miles de trabajadores petroleros éramos una suerte de esclavos serviles de los intereses del llamado imperio.  Destaca su  obsesión con Luis Giusti, haciendo creer como si quienes trabajábamos en PDVSA nuevamente éramos tontos útiles para una supuesta privatización de PDVSA, y ejecutábamos acciones como un bloque político. Obviamente el transcurrir del tiempo ha permitido darnos cuenta como la única intención del gobierno totalitario fue politizar PDVSA, no para hacerla del pueblo como predica el slogan, PDVSA ES DE TODOS, basta con revisar los acuerdos hechos por este gobierno para verificar como se afecta la capacidad operativa, la propiedad de las reservas, la comercialización y el compromiso a futuro del petróleo venezolano.

Recuerdo de esos días, como  la inestabilidad de PDVSA en su dirección comenzó por Roberto Mandini, quien como gerente petrolero, en mi opinión se encontró con un muro, una serie de incapaces que jamás quisieron entender el negocio petrolero.  Recuerdo al Ministro Ali Rodríguez, un personaje que siempre tiene en mente destruir  en vez de construir, con un reconcomio virulento hacia PDVSA, asesorado por el Sr. Mommer, ahora flamante  representante de Venezuela en la OPEP. Recuerdo  luego la pasada de Ciavaldini, sin pena ni gloria, solo insistiendo en negocios con un sesgo político para una supuesta colaboración entre gobiernos, rápidamente se demostró que no solo con críticas se gerencia, es necesario el conocimiento. Luego la llegada del General Lameda, quien creó comprendió después de una etapa inicial de cierta desconfianza hacia la gerencia de PDVSA, hasta que por los hechos entendió a los trabajadores petroleros como un equipo, para gerenciar el negocio petrolero. Entendió sobre la diversidad de opinión y la discusión gerencial para agregar valor y entendió la transparencia de como el equipo de PDVSA trabajaba. De hecho para defender los intereses de la empresa por ende del país,  se enfrento al cliente  maula impuesto por Chávez, denominado CUPET, es decir Fidel Castro y su combo. Es de resaltar como desde el inicio del Acuerdo Energético de Caracas, se violaba toda la normativa interna de PDVSA aprobada por el accionista es decir el Ministerio, así como el ordenamiento legal vigente del país. Se enfrento con el equipo gerencial a rechazar el incumplimiento en el pago por el petróleo. (Obviamente nunca el Presidente Chávez, ni su tren ejecutivo quisieron aceptar responsabilidades sobre ese endeudamiento dado por Venezuela sin tener ningún respaldo legal), por eso lo saco de PDVSA.

Recuerdo el nombramiento de aquella junta dirigida por el Sr. Gastón Parra, en paz descanse, probablemente utilizado por el régimen, además pensaría el Presidente Chávez del nombramiento sin meritos de varios individuos pasaría por debajo de la mesa. Pero como todo tiene un límite, se reclamo la Meritocracia, se reclamo Principios y Valores, se reclamo por PDVSA.

Recuerdo como el Presidente Chávez junto a otros compañeros me boto por primera vez de PDVSA, con un pito demostrando su forma de ser, su intolerancia y la concepción de subordinados  que todo ciudadano debe tener con respecto a sus deseos.

Hoy 8  años de aquellos momentos históricos, ese espíritu de rebeldía del venezolano  sigue allí, ese espíritu libre que reclama libertad para todos los presos, perseguidos y exiliados sigue allí. Ese espíritu para una Venezuela decente y de todos sigue allí.
Pensando por un momento en aquellos días de abril en donde todos salimos como Fuente Ovejuna, aquel intento de sancocharnos fracaso. Un ejemplo del poder que tenemos todos unidos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar