Opinión Nacional

Participar sin condiciones es legitimar al régimen

La posición asumida por Acción Democrática es sin lugar a duda, la posición política más correcta del momento. Esta posición de no concurrir a un proceso electoral donde los resultados están cantados, dignifica al partido ante el país. Convocar a los venezolanos a participar del fraude electoral montado por el CNE del régimen, es aparte de inútil, dañino para el futuro de la democracia en el país. En este contexto las elecciones del 3 de diciembre tiene como objetivo legitimar el totalitarismo. Por eso vale preguntarse ¿Es a esto a lo que esta jugando Rosales?

Los venezolanos que hoy asumimos una posición abstencionista no somos contrarios a la participación electoral, asumimos esta oposición después de presencial el gigantisimo fraude del Referéndum Revocatorio Presidencial, convencidos de que con un CNE al servicio del régimen no hay ninguna posibilidad de tener unas elecciones limpias. En conocimiento de esta situación, los estrategas de la candidatura de Rosales, han diseñado una campaña que induce a la población a creer que, con «el candidato de la unidad» el régimen este haciendo aguas a babor y estribor y por tanto la avalancha de votos será de tal magnitud, que no hace falta batallar por las condiciones. Esta campaña por los momentos ha tenido un relativo éxito, al lograr crear un sentimiento de triunfo en la población.

Con relación a lo anterior, los expertos en psicología de masas conocen bien lo embriagador que se torna una muchedumbre, sin capacidad de articular critica alguna a una estrategia posicionada en el subconsciente colectivo. Cuando esto ocurre, tanto participantes como observadores, son atrapados por un ánimo festivo, y es esto lo que esta ocurriendo en este momento con la candidatura de Rosales. Sin embargo cuando embriaguez pase y vuelva la sensatez a la gente, será el momento de entender el peligro que representa, participar de a unas elecciones sin garantías de trasparencia.

Será este el momento cuando el común de la gente se de cuenta, de las intrigas y los acuerdos tras bambalinas que acompañaron a la participación electoral, y pasarán entonces, de la esperanza al desespero, cuando se enteren de que, detrás de la participación electoral estuvo el viejo cinismo político, que solo buscaba solucionar la prisión de Rosales.

Hacerle coro a unas elecciones sin condiciones y con resultados cantados, aparte de estúpido, es desaprovechar la oportunidad de construir un gran movimiento de resistencia que haga posible organizar un gran movimiento político, que logre imponerse a este engendro totalitario Castro-Chavista. Participar sin condiciones es legitimar al régimen

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba