Opinión Nacional

Partido único socialista venezolano: ¿una alternativa?

Un gran político latinoamericano dijo: «La política se desacredita
cuando partidos y actores se mueven con el afán de mantenerse en el
poder».

«El ejercicio de autocrítica y renovación es siempre urgente para los
demócratas, sabemos que las dictaduras y los populismos se alimentan
del descrédito de la política democrática».

A qué viene esto. Pues nada más ni nada menos que a la imposición de
políticas y formas orgánicas desde arriba, sin considerar, la libertad
de opinar. Sin tomar en cuenta el libre albedrío de la gente.

Muy acertadamente, el compañero Néstor Francia, quien, por cierto, se
retiró de «La Hojilla[.1] » hace mucho tiempo, manifestó con respecto
al voto: «Mi voto, por ejemplo, es mío propio, de mi propia propiedad.

De hecho, cuando he votado por alguna opción, no lo he hecho sólo por
Chávez, sino también por lo que esa opción representa
ideológicamente. No voto como fanático, sino como ciudadano que me
siento responsable por el futuro de mi país»

Francia, quien defiende la existencia histórica del PCV[.2] , dice que
el debate sobre el partido único de gobierno ya se realizó. ¿Cuándo?
¿Dónde? ¿Con quién?

Francia dice que el PCV, el PPT[.3] y algunos sectores de Podemos,
están asumiendo una postura consecuente y están convocando a sus
militancias a debatir la idea del Partido Único. Finalmente, el
dirigente de izquierda plantea Chávez puede tener muy buenas ideas,
pero, el no es Dios y se puede equivocar.

Edgardo Lander, por su parte dice la creación del partido único es «un
aborto sobre el debate social»

Uno de los graves problemas que existen en la política oficial actual,
basta oír al diputado Tascón, a la diputada Cilia Flores, y otros,
como descalcifican a los dialogantes y a los opinantes. Todos quienes
critiquen son enemigos. Recordemos que por eso asesinaron a Trosky.

Héctor Mujica[.4] , planteó que para llegar a la unidad o unificación
había que comenzar por no descalificar a los dialogantes.

Pero, por otro lado, siempre surgen Mesías que dicen tener la voz del
pueblo y dicen «el pueblo no está dispuesto a calarse debates
inútiles, que sólo producen desgastes» (Omar Marcano[.5] ).

La verdad es que no se ha hecho ninguna encuesta popular para saber si
el pueblo acepta o rechaza las propuestas de a) PARTIDO ÚNICO; b)
socialismo marxista-leninista.

Si las rechazara habría que ver si es por inútiles o por otras razones.

Muchos de los actuales revolucionarios, quienes se consideran
predestinados por Marx se olvidan de que este manifestó: «La tradición
de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro
de los individuos». En otras palabras, el culto a los muertos, por muy
brillantes ideas que hayan tenido, no es lo mejor, pues esas ideas
fueron para su época. Por ejemplo, ¿serán los obreros quienes harán la
revolución, o los tecnócratas, o los buhoneros, o los militares, p los
corruptos?

Para entender mejor este concepto de partido único hay que considerar
lo que sucedió en la URSS y sus países satélites, sin ir más lejos
Cuba. Allí, el partido único se confundió con el Estado, con el
gobierno, el pueblo y las organizaciones, lo cual resultó una negación
a las relaciones culturales, a la creatividad por haberse instaurado
un pensamiento único.

La aberraciones más grandes se han cometido a nombre del socialismo.

El Partido Nacional Socialista de Hitler era eso, un partido
socialista. Los chinos de mao estaban en contra del socialismo de
Stalin. Ambos socialismo no se anduvieron con pequeñeces. Para
convencer de las bondades del sistema crearon miles de campos de
concentración y mataron a millones de seres por pensar diferente. Para
que hablar de Hoxa, de Albania, país que sólo podía ser comparado con
Haití, por lo atrasado y cruel. Kim Il Sung, quien creo una dinastía
terrorista, dejando en el poder a su hijo mayor, también fue un gran
carnicero. Que decir de Pol Pot en Kampuchea, quien con su renovación
territorial y creación de consejos comunales campesinos, asesinó a más
de un millón de personas en una orgía de sangre tan grande que Vietnam
tuvo que invadir a Kampuchea para derrocar al «carnicero de Asia»,
como se le llamaba.

Para Carlos Lanz, Douglas Bravo, y otros próceres del socialismo, «la
cuestión del socialismo no se puede simplificar o banalizar, así como
tampoco debemos reproducir el dogmatismo-empirismo», frase que le
calza como guante al Comandante William Izarra, ex profesor de
Chávez, ex Vice Canciller, ex senador y ahora Jefe de la Oficina de
Ideología de la V República.

Izarra, piensa de la siguiente manera: «el socialismo del siglo XXI es
un sistema político, económico y social de fundamentación humanista
basado en el bien común (hasta aquí ese concepto le calza a todos los
partidos, incluso los de derecha), la producción social (podría ser
social demócrata o demócrata cristiana), y la participación directa
del colectivo, sin intermediación con respecto a las decisiones que
involucren el destino y la prosperidad de la nación. (¿Han escuchado
paja tan grande?). No es comunismo. Es un concepto inédito y propio de
las raíces venezolanas, de nuestros libertadores (que de paso eran
todos liberales), que busca la emancipación del pueblo» Si esto que
dice Izarra no es demagogia, ¿qué es?

Según Izarra, en 600 talleres han logrado adoctrinar a más de 60 mil
personas para que formen parte del Poder Popular; es decir, para que
se hagan cargo de la difusión teórica, de la formación política (como
si no fuera lo mismo) y la investigación teórica (más paja). Estas
personas son las que están llamadas a formar el Estado Comunal, dice
Izarra. Pero, aquí está lo grave, compañeros, Izarra manifiesta que
las estructuras no serán formales y se sustentarán en la espontaneidad
y voluntarismo. Pero, que estupidez; es decir si a mi el consejo
comunal decide no barrer mi calle, no darme agua, ni electricidad,
etc. no la tendré porque son informales. Es decir, estos compañeros
serán los buhoneros de la política, no responderán a nadie.

Para Izarra, y aquí es donde hay que tener cuidado, pues «guerra
avisada no mata soldado», con sus ideas muy militares, plantea
claramente de que el enemigo tiene que ser destruido. Hay tres fases,
dice Izarra: primero la metódica, desde abajo, eliminando a los
sectores adversos (no dice como los eliminará). Si son entidades
partidistas, dice, pues que las autoridades se desprendan de sus
cargos y vayan a elecciones de bases. (¿quiénes controlan las bases?
Pues los 60 mil dirigentes ya formados más los miles que vienen). Este
proceso duraría hasta junio de este año. Lugo, entre junio y diciembre
(2007) se forma la plataforma unitaria. Para las elecciones, dice
Izarra, que serán el 2008 tendremos ya el partido único y la nueva
formación territorial; en otras palabras no habrá ni concejales, ni
alcaldes, ni gobernadores. Las distribuciones territoriales cuentan
con 21 polos de desarrollo. La pregunta que hay que hacerse es ¿cómo
lo harán? ¿Cómo lo hizo Pol Pot en Kampuchea?

El «pensador» de la revolución plantea que «los partidos están
raspados»; en buen castellano, esto significa que tendrán que
desaparecer.

Otro «gurú» del socialismo y seguramente el próximo secretario general
del Partido Único, Wiliam Lara, apelando a una frase de Felix
Rodríguez, que por su estupidez no debería ni siquiera ser citada:
«debemos cambiar los cauchos del carro sin detener su marcha»,
considera que el socialismo debe ser en los hechos de cada día; así
parafrasean a Trostki, pero este también agregó que jamás el
socialismo podría hacerse en un país atrasado, pobre, sin educación;
es decir, jamás en un país del Tercer Mundo. Lara, tan inteligente él,
desde sus pasos por el gobierno de Caldera, en donde defendía la
«Agenda Venezuela», manifiesta que la gente, con su participación, con
los hechos de cada día, elaborará la ideología revolucionaria.

Lara, cuando no, vuelve al ataque con Jesús de Nazareth, a quien tilda
de socialista, olvidándose de que Jesús no predicó ni la lucha de
clases ni el patriotismo, pues su Reino no era de este mundo y
predicaba amor y no patria o muerte.

Se quiere exportar el socialismo del siglo XXI, si quiere establecer
un partido único basado en una idea única, en un pensamiento único,
entonces ¿para que diablos discutimos, estudiamos, analizamos,
conversamos, pensamos o leemos?

Gramsci decía que «la voluntad humana es la fuerza motriz de la
revolución», pero para ello afirmaba que había que considerar todas
las variables, en otras palabras, valorizaba la democracia.

En una época globalizadora, habrá tantos socialismos y capitalismos
como lo perciban los pueblos. En este siglo, los paradigmas son la
libertad, son la lucha por las ideas en forma pacífica, el
convencimiento de los seres humanos de acuerdo a sus propias ideas,
por eso Simón Rodríguez decía: «o inventamos o erramos», pero, el
problema, es que algunos van de error en error, sin considerar lo que
piensa el pueblo.

Por todo esto, y considerando que grandes pensadores de la izquierda
no están de acuerdo con el Partido Único, es que tenemos que
reflexionar y pensar muy bien nuestros próximos pasos, no vaya a ser
que tropecemos…

________________________________

[.1]Programa soez político y humorístico según algunos, que se dedica
a denigrar a todos quines no piensen de manera oficial. Son,
propiciadores del pensamiento único, lo que obligó a Néstor Francia, a
retirarse de él, para salvaguardar su dignidad.

[.2]Partido Comunista de Venezuela

[.3]Partido Patria Para Todos, social demócrata de izquierda

[.4]Profesor de Periodismo, escritor, varias veces miembro del
Politburó del PCV. Defensor de la Perestroika y la Glasnot.

[.5]Antiguo líder del PCV, luchó contra las dictaduras militares venezolanas

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba