Opinión Nacional

Patria, escasez y oportunismo

La ofensiva económica fracasó, trajo más escasez e inflación, mientras que la segunda fase que acaban de anunciar, no pinta positiva si vemos el desarrollo de calle. El gobierno hizo oficial el aumento de precios del arroz blanco, la azúcar y el pollo, mediante la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socieconómicos, Sundde. Por ahí se viene el aumento del café. Comienza a perder sentido las palabras que usan para calmar la molestia del país.

En todo caso ya los aumentos exagerados y especulativos los estamos viendo en la calle. Los vendedores informales, conocidos como buhoneros, se han dado a la tarea de duplicar o triplicar precios de la cesta básica, algunas veces hasta diez veces su valor original, a aquellos que no se animan a hacer las colas que la patria instaurada por la V República nos ha hecho parte de su aberrante metida de pata política.

El aceite de maíz regulado está en Bs. 10,69 y fácilmente te lo venden en Bs. 100. El papel higiénico se adquiere en Bs. 10 cada rollo y 40 el paquete. La leche en polvo que debería estar en Bs. 32, los buhoneros la venden en Bs. 140. El azúcar va por los Bs. 25 cuando el precio regulado es de Bs. 6.11. ¿Qué tanto les puede importar a estos vendedores ambulantes lo que es La Ley Orgánica de Precios Justos? Es una hermosa frase que abulta sus bolsillos desde la desesperación del ciudadano y amas de casas en busca de comida.

«No voy a arremeter contra los buhoneros, así de sencillo. El gobierno revolucionario no arremete contra el pueblo, vamos a hablar con ellos, vamos a resolver el problema a través de la palabra pero no vamos a reprimir», decía Eduardo Samán el año pasado cuando estaba al frente de Indepabis.

Entonces en esta coyuntura económica cuando los vendedores informales dicen ser del pueblo ¿están actuando en favor de ese pueblo? A pesar de la culpa directa del gobierno por su nefasta política económica, hay un síntoma de oportunismo que el mismo gobierno se hace la vista gorda.

Patria, escasez y oportunismo parece ser la consigna a aceptar para la inmensa mayoría de venezolanos que necesitamos abastecer nuestro hogar con los alimentos de la cesta básica. Jugando al trueque familiar, anhelando aquello que teníamos en abundancia, alejándonos de esa ilusión en la que uno tenía opciones en el supermercado. Ahora lo que hay son súplicas para que se consigan los productos.

No nos interesa la publicidad de productos. Ya no importa la marca del artículo que necesitemos sino que haya algo…. hasta que la patria escasee y no sea negocio para el oportunismo.

Feliz día del trabajador a todos los que siguen construyendo un nuevo país y laboran para sacar adelante a la familia en medio de las adversidades que nos ha colocado el sistema político que hoy está al frente.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba