Opinión Nacional

“Patria o muerte” Estultez histórica

Siempre he sostenido y hoy en día con mas firmeza, que el fenómeno del difunto, fue solo un fenómeno mediático bien orquestado por las viudas de la democracia, por el desengaño de una ciudadanía excluida unos, vividores y vivianes otros y muy trabajadores los mas. Y con mucho dinero por detrás para lograrlo.

Prueba fehaciente de ello es que en solo tres meses, salvo los desesperados intentos de quienes hoy nos desgobiernan y de quienes internacionalmente nos chulean, de alguna que otra alocución de los acolitaos, o de un pagado cliché en los cientos de medios de prensa que poseen quienes hoy nos desgobiernan, el aura casi ha desaparecido.

Basta solo con dedicarse a recorrer la prensa mundial y mucha de la nacional. Ya ni se le menciona, a menos que no sea para reseñar los incontables actos de corrupción que; con o sin su conocimiento se cometieron y los que a diario se siguen cometiendo en nuestra Venezuela llena de delitos sin delincuentes.

Al igual que aquellos vendedores de pócimas mágicas de antaño que pregonaban la curación de cuanta enfermedad existía, el sátrapa hacía lo mismo a sabiendas de que su pócima estaba envenenada y por lo tanto carente de toda capacidad curativa. La suya si, era una que pregonaba ilusiones disfrazadas de promesas: prosperidad, progreso, paz y libertad. Al final, resultamos mas esclavos que nunca, mas pobres que siempre, mas engañados que de costumbre. Una estafa total, pues.

Quienes hoy nos desgobiernan llegaron al poder por los votos de buena parte de la gente, de variopintos personajes, que no se porque alguien se empeño en endilgarles el calificativo de “notables” cuñado en realidad lo que se les notaba era la ambición y resentimiento y de muchos de los grandes medios de comunicación que apostaron a que el difunto seria marioneta en sus redes…

Así poco a poco y con la ayuda de todos, se fue transformando nuestra patria, permitimos mas por comodidad que por convencimiento de que era necesario un cambio radical que los términos Patria, Estado y Nación se desdibujaran, al punto de que al final aceptamos aquello de que el Estado soy yo!

Gracias a Dios que aquella gente, como yo, que nunca creímos; ni en las intenciones , ni en las capacidades (salvo en la histriónica) de quien nos llevo al desastre, de muchas de nuestras valientes y admirables mujeres y de nuestros jóvenes que no se dejaron contagiar con ese sarampión casi endémico, estamos de nuevo dibujando a trazos firmes a nuestra amada patria.

De nuevo oímos, y leemos a diario los vocablos Republica, Estado, Nación . Pero es imperativo que en lo adelante cada una de ellas sea utilizada según corresponda y no como sinónimos, que no lo son. Sin oportunismos o efectismos politiqueros. Que Nación se identifique, o se vincule más con la expresión territorial donde se nace y/o se reside. Que Republica se identifique mas con el ente político regido por leyes comunes que le den sentido. Y que la abstracción “Patria” sea la expresión de un afecto verdadero hacia el terruño que nos vio nacer, o nos acogió en su momento.

Espero la historia nos haya enseñado que se puede ser libre en la mas grande imperio, o esclavos en la mayor democracia del mundo. Y que la, en este caso, criminalmente utilizada arenga “Patria o muerte” pase a ser solo el mal recuerdo de una momentánea estultas histórica.

Amanecera y Veremos.

http://www.romulolander.com

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba