Opinión Nacional

Pena ajena

(%=Image(7335586,»L»)%)

Si con algunos yo he pasado pena ajena, es con los candidatos de la oposición a las primarias, y con los jefes de la Mesa de la Unidad. Por la mesa, porque evidentemente, no puede caminar y comer chicle. Mucha reunidera, mucha seriedad, mucho trabajo, pero sirven sólo para sacar cuentas de acuerdos y conseguir puestos, para hacer política de salón, para solucionar problemas de cuotas en gremios, universidades, direcciones nacionales partidistas, etc. Las masas, no son su fuerte.

Digo esto ahora, porque decirlo antes de las elecciones, hubiera sido por lo menos, antipático y por de mas, abono para el oficialismo. Y no se trata de eso.

Lo que ocurre es que no es posible que hasta dos días antes del proceso, nosotros los votantes de la oposición estuviéramos preguntándonos cómo, cuando y donde íbamos a depositar el famoso voto y resulta que la mayoría, no votaba o no tenía idea, si votaba, por quién. La Mesa de la Unidad Democrática supone que todo el mundo tiene internet y twitter y no es así. Allí es el único sitio donde anuncia cosas.

En los barrios, donde para que lo sepan hay también bastantes opositores a Chávez, la gente en su mayoría no tiene ninguna de las dos cosas y no había ni un mal papelito pegado en Libertador, por ejemplo, que ubicara a los de la oposición. Pero como en Caracas hay que pelearse con el chavismo, todo el mundo estaba ocupado era de Miranda, que es un tiro al piso, según.

Mientras tanto, los dirigentes de la Mesa, pensaban que su problema y el nuestro, el de tener candidatos unitarios, era lo único que pasaba en este país, que se lo lleva el diablo, porque no tiene luz, no tiene agua, nos matan en todos lados, no hay carne, no hay leche, no hay café, no hay dinero para comprar el pescado, está desaparecida la sardina. Bueno, no hablemos de los problemas de abastecimiento y seguridad, porque no acabo nunca. También pusieron preso a Alvarez Paz, maltrataron a media humanidad, detuvieron a sindicalistas, no les pagan a las enfermeras, no les aumentan a los médicos. Pero, mientras estábamos “eligiendo”, peleándonos por los puestuchos de la asamblea, etc, los máximos dirigentes de la oposición venezolana, no se ocupaban de nada de eso. Pero ni una declaracioncita. Nada.

Puro que yo, que tu, que todo lo que le hemos dado al país, que yo quiero ir por Chacao, que yo quiero ir primero por Miranda, que entonces no es por Guarenas. En Valencia se sacaron los ojos y se los volvieron a poner. De terror. Y a nosotros, que nos coma el tigre. Con ellos a la cabeza, nos comerá, porque definitivamente, lo de ellos es su cargo, su asamblea, su zancadilla, su trampita y su restaurant para discutir los 7, los 16 o los que sean.

Gracias a dios que – aunque, como dice Ramos Allup y las encuestas que maneja, no iba a votar nadie por ellos- colocaron a algunos de los presos políticos en las listas, porque si no, nadie iba a entender cómo es eso que tú te opones a Chávez y no llevas de bandera, léase en las listas de las elecciones parlamentarias, que es de lo único que te ocupas, a una gente que es el emblema de la resistencia a los atropellos continuos de este gobierno.

Bueno y esta semana hay que calarse a los del PSUV, como si ellos votaran de verdad. ¿A quién le van a meter ese cuento, si “chavezcandanga” tiene la primera, la del medio y la última palabra y el que no quiera, como dice el dirigente nacional Francisco Ameliach, no tendrá puesto, es decir: No-le-van-a-dar-cambur. Eso si es hablar directo. Ellos están ahí, para que les den su cambur, dice Ameliach, no lo digo yo.

Así las cosas, el venezolano de a pie, tiene políticos del lado del gobierno y de la oposición, que no le sirven para mucho. Están muy ocupados todos. En sus campañas personales, en defender sus porcentajes en las asambleas, concejos y etc. Y los del PSUV en seguir chupando. Siguen matando sindicalistas en Guayana, siguen sitiados los obreros de la Polar en Lara, siguen sin luz en Mérida y Táchira y siguen secuestrándonos en todo el territorio nacional, porque aquí hay que esperar a que los políticos tengan a bien ocuparse de nosotros.

Encima se molestan. Dígame Enrique Mendoza, que ha hecho tanto por este país, como nos los restregó en uno de sus discursos, bravísimo porque no le daban la posición que quería. Y ese es sólo un ejemplo. Si la mitad de la energía y los billetes que gastan (e invierten) en esos shows, la gastaran defendiendo a la gente, cada vez que les quitan la luz por 8 horas (ellos ni se aparecen) otro gallo cantaría.

Lo anteriormente expuesto, no quiere decir que yo no vaya a votar en las parlamentarias de septiembre. Votaré, con el consabido pañuelo en la nariz. Todavía creo que aún con graves cojeras, la dirigencia de la oposición venezolana es más capacitada, formada y honesta que la del partido de gobierno. Lo que pasa es que no da la pelea, porque está muy ocupada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba