Opinión Nacional

Periodistas, premios y renuncias

La celebración del Día del Periodista en este año 2007
estuvo marcada por importantes hechos que bien vale la
pena que no dejemos escapar de nuestra memoria en razón de
la trascendencia que ellos representan. Además de una
marcha que cuya supuesta autorización fue negada desde su
anuncio por el Ministerio del Poder Popular par el
Interior y Justicia, para finalmente luego dar el permiso,
hasta periodistas que apoyan al régimen y le piden al
presiente que les ponga límites al ejercicio de su
libertad de expresión, después de haber pasado toda su
vida algunos de ellos, protestando y denunciando los
atropellos de gobiernos anteriores al ejercicio de este
derecho. Definitivamente como para entrar a ser parte de
los record Guiness.

Necesario es sin embargo destacar la actitud valiente y el
coraje con que dos periodistas se negaron a recibir los
premios otorgados por entidades oficiales como son el
Cabildo Metropolitano y la Alcaldía de Caracas. Nos
referimos a los comunicadores William Echeverría y José
Visconti.

El caso de William Echeverría, en pleno Cabildo
Metropolitano fue realmente impactante. Desde el inicio
señaló que su a actuación estaría marcada por los
principios y valores de San Marcelino Champagnat, fundador
de los Hermanos Maristas, señalando luego que no puede
aceptar el premio entre otras razones por el profundo
respeto y amor por el ser humano y los venezolanos, así
como por los valores y por los principios maristas, lo
cual nos llena de orgullo a quienes hemos sido educado en
esos mismos patrones, para rematar diciendo, entre muchas
cosas importantes que dijo, que hoy la «libertad de
expresión en Venezuela es un derecho parcial y los
argumentos estrictamente políticos utilizados para
justificar el cierre de RCTV son el ejemplo más tangible».

Bien triste fue la reacción de los tarifados de
siempre, que aplaudieron rabiosamente el reclamo de
William al uso del término ?hordas chapistas?, pero que
pretendieron sabotear su intervención, en ese estilo
agresivo y violento al que nos tienen acostumbrados,
cuando hizo valientemente los reclamos que en justicia
corresponde hacer. Pero fue peor la intervención de la
periodista Santos, que siendo Diputada de la Asamblea
Nacional, pretendió dirigir el evento, descalificando a su
colega, como pareced ser ya lo habitual.

Una mención similar merece José Visconti, periodista
aguerrido dedicado a la prensa deportiva y además
ferviente católico practicante, que no entrega los
principios de su fe, ante las alabanzas de quien no tiene
derecho a ensalzar una libertad que el mismo no respeta,
negándose a recibir el premio del Concejo Municipal de
Libertador en solidaridad con sus colegas, recordando los
maltratos recibidos por tantos colegas suyos, maltratos
apoyados por la acción o la omisión de quienes hoy los
premian.

Dos periodistas, dos muestras de coraje y valentía, dos
ejemplos a seguir.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba