Opinión Nacional

Perro caliente

Oveja Negra, Mono Verde, Gallina (también) Verde y, este 2006, es el año del Perro Rojo según la astrología china.

Cuenta la leyenda que en un árbol se encontraba encaramado un indiecito guaraní. Leyenda que no viene al caso, pues la historia que nos interesa es la de los doce animalitos que fueron a visitar a Buda. Llegaron en el siguiente orden: Rata, Vaca, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo, Oveja, Mono, Gallina, Perro y Cochino (aunque algunos prefrieren llamarlo “jabalí”). El señor Buda le asignó un año a cada uno, así que con este Perro Rojo iniciamos el penúltimo de la docena. Nos queda el Cochino y luego, cuando le llegue su sábado, a empezar otra vez.

En este grupete, unos son machos (yang) y otras son hembras (ying). Los varones: Rata, Tigre, Dragón, Caballo, Mono y Perro; las chicas: Vaca, Coneja, Culebra, Oveja, Gallina y Cochina.

Pero el sistema rotativo animal no es tan sencillo, hay que combinarlo con los cinco elementos que, a su vez, se van alternando. Así, podemos tener Metal, Agua, Madera, Tierra y Fuego, que es el equivalente al color rojo y al calor.

Con el Mono del 2004 y la Gallina del 2005 -pertenecientes al grupo de Metal-, viene el Perro Rojo a terminar con este ciclo y abrirle el paso al Cochino, con quien se iniciará, en el 2007, la etapa del Agua. Se recomienda que si usted tiene negocios o tratos pendientes y por cerrar, lo haga de una vez antes de que la gente cambie de parecer. La buena suerte llegará a su fin en junio, aunque quedará un raspaíto de fondo de olla en agosto y unos estertores en septiembre.

En años de transición, como éste, se espera que eventos inesperados nos agarren fuera de base. Algunos serán buenos y otros malos. Es conveniente estar pendientes de nuestra seguridad y de nuestra salud en los próximos doce meses.

El Año Nuevo chino comienza el 29 de enero con la primera luna nueva. El 2006 es el 4.703 en China; aquí vendría siendo el séptimo de la Quinta República y otros animalitos, mucho más conspicuos, nos acompañan: cucarachas, chiripas, piojos, ladillas, chinches, gusanos carroñeros (larvas de insectos), moscones verdes-ojos-rojos, zamuros o rebullones, ratas metropolitanas, escarabajos mierderos, zancudos transmisores del dengue hemorrágico y chipos (y le cae por desinformado a quien diga que ya no hay).

El 2006, sin duda, seguirá siendo el año de la basura y de los ciudadanos “en condición de calle” (pues ahora hay que llamarlos así y no decir que están en la más absoluta miseria, desnutrición, prostitución, drogadicción e infectados de Sida).

Una lectora me envió un email tras mi último artículo: “Con blatofobia desde Bolizuela”. Con sumo respeto ella escribió: “Me entristece el término Bolizuela, que disminuye a Bolívar y a mi tierra”. Como a mí también me duele ese neologismo para nombrar a nuestro país, prometo ver qué palabra consigo para describir este paisaje maloliente… esta desidia… esta corrupción putrefacta…. en la que seguimos viviendo.

Publicado hoy, jueves 19 de enero del 2006, en el vespertino “TalCual”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba