Opinión Nacional

Planeta mestizo

La reciente inauguración de la exposición Planeta mestizo, To mix or not to mix, constituye, sin duda, un acontecimiento en materia de exposiciones etnológicas de los últimos tiempos en Paris.

La muestra ha sido acogida en los locales del Museo del Quai de Branly, el cual fue construido según los deseos de Jacques Chirac, para que fuera la obra arquitectònica que, atendiendo a la tradición monárquico-republicano de Francia, dejara la huella de su paso por la Presidencia de la Republica. Particularmente interesado por las culturas asiáticas y por las obras de arte “originarias”, provenientes de las culturas no europeas. Determinismo que descartaba las obras producto del mestizaje; por ejemplo, la singular síntesis cultural que se ha ido gestando en America desde 1492. El presidente francès destinaba ese museo a acoger las obras de “arte primero”, producidas por las culturas primigenias antes de su contacto con la cultura occidental. El proyecto presidencial origino toda clase de polémicas y protestas en el ámbito académico, en particular, en el campo de la historia y de la antropología. Tras su inauguración del museo, las criticas alcanzaron el ámbito internacional y esta vez en el medio museístico por considerar el proyecto del arquitecto Jean Nouvel, como contrario a la técnica museística màs elemental. Ademàs de haberse dejado llevar por una actitud condescendiente al pretender haberse inspirado en el habitat y en el entorno en que viven los “primitivos”. El resultado, es un lugar agobiante, en donde difícilmente se pueden poner en valor las obras de arte. La exposición de la colección permanente, da la sensación de tratarse màs bien de las reservas de un museo acumuladas en sus sótanos.

El museo se inaugurò hace año y medio y el cometido que primero se le adjudicò cayò por su propio peso; al punto que el nombre que debía llevar “Museo de artes primeros”, desapareció; y es màs, el museo quedò sin nombre. Hoy se le menciona por el nombre del muelle del Sena en donde està situado: Museo del Quai de Branly.

Es en este mismo museo destinado a las artes “puras” que hoy se inaugura una exposición, única en su genero, que intenta explicar, y dar a comprender como se forjan y operan los mecanismos del mestizaje, y còmo debemos aprender a descifrarlos. El mestizaje como elemento clave de la cultura planetaria en que hoy vivimos que hace que la idea de culturas originales, inocentes, enclavadas en una supuesta virginidad primigenia sea un hecho ilusorio. Ya no existe cultura alguna que no haya sido sometida al contacto de otras y al mestizaje cultural.

El concepto de la exposición es del historiador Serge Gruzinski. Especialista del México del siglo XVI, proyectarse en el mestizaje a nivel global significò para èl, una continuidad natural, pues la America del Descubrimiento es un laboratorio que conduce al contacto con el resto de las culturas existentes. Su profundo conocimiento de las mutaciones que se dieron en Europa durante el Renacimiento que resultaron en el acontecimiento de alcance planetario del Descubrimiento y la conquista del Nuevo Mundo, cuando se opera la primera mundialización, le procuran claves para descifrar las mutaciones que se están operando en la fase de la mundialización que hoy estamos experimentando en este planeta mestizo; análisis que ya Gruzinski, había abordado en una de sus ultimas obras El pensamiento mestizo en donde desarrollò ese concepto. Segùn este autor, en el planeta lo hibrido es la norma, en donde todo se engasta, se fusiona, y no se trata de esencializar el mestizaje, pues pude producir lo mejor y lo peor . De lo que se trata es de comprender sus mecanismos, saber còmo actúa, còmo las culturas negocian las influencias, las asimilan y las transforman arrojando una nueva configuraciòn. A veces,s e apoderan de ellas para retornarlas como un boomerang contra el prestatario, a manera de proteger la cultural originaria, disfrazándola con la nueva. La màs de las veces, se opera una fusión y arroja una nueva cultura, que no es ni la una ni la otra. Se trata de conexiones que interactúan hasta disolverse la una en la otra, las identidades se mezclan.

El propósito de la exposición es solicitar el imaginario del publico, ejerciendo una relación de dialogo constante con el visitante, a la vez que se hace dialogar los objetos entre si, salvando cronologías y épocas, del siglo XV pasamos al XXI gracias a lo cual vemos ilustrarse la repercusión de la expansión europea sobre otras civilizaciones y las influencias que se generan en esos contactos. Contrariamente al propósito primero del museo, aquí se pone de realce la riqueza de la producción artística originada en por el mestizaje, por la alianza de diversas maneras de creer, de actuar, de concebir el mundo.

El mestizaje también se refleja en el mercado; el de la música es el mayor de ellos. La música popular contemporánea tiene el legado de la música africana que se mundializò mediante el método mas innoble que se ha practicado en la historia, el trafico de esclavo que significò un instrumento masivo de mestizaje, tanto biológico como cultural.

Pese a las dificultades que plantea un museo cuya arquitectura està reñida a priori a darle realce a las obras expuestas, la primera sorpresa que brinda Planeta Mestizo es la proeza del arquitecto encargado de la estenografía, el iraní Reza, que logra, mediante un juego de cierres dentro de módulos y de transparencias, realizar, màs que una estenografía, se diría que una coreografía, que va guiando al espectador a través de un laberinto sabiamente dispuesto y que responde a una rigurosa voluntad demostrativa que ayude a identificar los protocolos del mestizaje y comprender lo que hay detrás de ellos; dar a comprender que no hay regreso a culturas homogéneas y coherentes, consideradas como únicas o superiores y “considerar como un privilegio pertenecer a varios mundos en una sola vida”.

Para Serge Gruzinski, el Museo del Quai de Branly, destinado al principio a exhibir las artes primeras, esta llamado a convertirse en el siglo XXI, lo que fue Beabourg para el siglo XX: un lugar en donde se pueda informarse acerca de lo que sucede en la cultura a nivel mundial.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba