Opinión Nacional

Polar ni acapara ni especula

La empresa tramita más de 1.600 guías de movilización diarias, lo que equivale a unos 1.600 despachos que el gobierno conoce y autoriza mediante el Sistema Integrado de Control Alimentario (SICA).

Alimentos Polar abrió las puertas de su sucursal en Barquisimeto para mostrar el complejo proceso de distribución de alimentos que diariamente se desarrolla en cada una de sus 44 sucursales de todo el país. Demostró que las diferencias de inventario son frecuentes, que seguirán ocurriendo y que no constituyen acaparamiento. También anunció que -a partir de la semana próxima- todo el mundo podrá conocerlas a través de la página web de Empresas Polar.

La empresa no acapara ni especula, “porque nuestros valores y principios no nos lo permiten, porque nuestros productos están regulados y su precio está marcado en el empaque, porque no le vendemos al consumidor final y porque las autoridades conocen con exactitud cada fase de nuestro proceso de distribución”.

Así lo indicó José Anzola, representante de Alimentos Polar, desde la sucursal de la empresa que la semana pasada fue objeto del comiso de 114 toneladas de alimentos por parte de la Superintendencia Nacional de Silos, Almacenes y Depósitos Agrícolas (SADA), en Barquisimeto.

Durante el recorrido se constató que la distribución de alimentos es un proceso complejo y sometido a intensas regulaciones, que no puede detenerse ni siquiera para hacer inventario. El vocero describió la operación que tiene lugar en este tipo de instalaciones y explicó por qué las diferencias de inventario no pueden considerarse acaparamiento.

“Es lógico que hayan discrepancias respecto a las guías de la SADA, porque cuando los funcionarios se presentan a hacer la inspección hay camiones haciendo despachos y donaciones, o devolviendo productos, como ocurre cuando un cliente cancela un pedido”, señaló.

Sin embargo, “en la industria venezolana de alimentos todo está controlado, cada kilo que movemos es autorizado directamente por el gobierno”. Esto equivale a más de 1.600 guías de movilización por día; es decir, unos 1.600 despachos diarios que el gobierno conoce y autoriza mediante el Sistema Integrado de Control Alimentario (SICA), que precisa las entregas programadas para cada día.

Desde 44 sucursales ubicadas en todo el país, Alimentos Polar llega a más de 50.000 puntos de venta cada semana. Diariamente moviliza – con la autorización del gobierno – 6.000 toneladas métricas, en 250 viajes en gandolas de transporte primario y otros 700 en camiones de transporte secundario, atendiendo un promedio de 9000 clientes.

Respecto a las acusaciones de las que ha sido objeto la empresa, el vocero declaró que “el acaparamiento y la especulación son actuaciones que rechazamos porque lesionan al consumidor al afectar el normal proceso de distribución. Alimentos Polar marca el precio en sus productos, está obligado a vender a precio regulado y no le vende directamente al consumidor, por lo que es imposible que acaparemos o especulemos, y el Gobierno lo sabe”.

Insistió en que “nunca lo hemos hecho ni lo haremos, pues nuestra razón de ser es elaborar y distribuir productos de calidad a precios asequibles y disponibles para todos los venezolanos”. Recordó que en el reporte de operaciones que Alimentos Polar publica desde 2008 en su página web, se detallan indicadores que demuestran la transparencia de los procesos de producción y distribución de la empresa.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba