Opinión Nacional

Polémica jurídica

“Lo único capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace es el orgullo que le proporciona hacerlas”

Oscar Wilde

LAS COSAS INSOLITAS QUE PASAN EN EL TSJ. Ayer estuvimos hablando muy largamente de lo humano y lo divino con un amigo Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia. Nos puso en cuenta de importantísima información que se maneja en las altas esferas del poder. Nos dijo que el Presidente Chávez está muy molesto con el Poder Judicial en general, incluyendo a la Fiscalía. Según nuestro amigo, el jefe del estado no entiende como es que la justicia en Venezuela camina tan mal y nos explicó que los hombres a los que él les confió el manejo de la justicia, no sabemos si por incapacidad o por deshonestos, les salieron con las “patas torcidas”. Según nuestro amigo, Chávez está muy arre… con Omar Mora Díaz y Luisa Morales Lamuño, por esa pelea que tienen por el control del aparato. ¡La ambición no es buena consejera! En el desarrollo de la conversación nos dijo que Chávez quiere bajar considerablemente el número de magistrados del TSJ, pues ha sido muy mala la experiencia de haberlos incrementado.

Al parecer la reforma será propuesta inmediatamente que Chávez logre la reelección. José Rafael tu ni nadie tiene idea de lo que es esto. Aquí, lejos de abundar la sapiencia, la buena doctrina, la sólida jurisprudencia, lo que predomina entre nosotros son las diatribas, el chisme, las zancadillas, la adulancia, la brujería, etc. Aquí todos andamos cuidándonos de todos. La deshonestidad -te lo juro- merece un capitulo especial, como también lo merece el amor.

¿Quuuuuuuuuuuuuué? -preguntamos sorprendido- No te asombres, que aquí pasa de todo. Muchos, entre ellos “honorables” Magistrados han sorprendido y hasta grabado por los organismos de Inteligencia del Estado, en impresionantes escenas eróticas, sobres los escritorios y sofás de sus despachos. Chávez sabe todo lo que aquí pasa. Él quiere desalojar a varios de este templo de la “justicia”, y te pido que cuando escribas la palabra justicia, le metas comillas.

Te informo que por estos pasillos se escucha una versión salida del propio despacho del Magistrado Luís Velázquez Alvaray, según la cual el Presidente le habría enviado al diputado Francisco Ameliach a pedirle la renuncia, pero que este y que dijo que NO, y además sostienen que chantajeó, diciéndole al enviado especial, que si seguían echándole vaina, dispararía el cuento del negocio que hicieron con la empresa Smartmatic, donde se afirma se repartió una gran boloña entre oficialistas y lideres opositores. También Velázquez amenazó con hablar de lo que realmente ocurrió en el referéndum, si insistían en arrebatarle la investidura de Magistrado. En fin amigo mío, esto aquí es una caja de Pandora. Más que sorprendido…impresionado.

LA INJUSTICIA DEL MINISTRO JESSE CHACON. Un grupo de empleados de la Notaría Tercera de Maracay se acercaron a nuestra mesa de trabajo para, por intermedio de esta vía, hacerle conocer al Ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón, que cometió una gran injusticia al remover y retirar del cargo de Notario Revisora a la abogada Yocasta Isabel López. Explicaron que el investigado es el titular de la Notaría, Abogado Alfredo Antero Matute Gil, quién tiene desaparecidos 600 millones de bolívares que son del Estado. Resulta que, sabiendo que venía un descabezamiento en su Despacho, Matute Gil “se enfermó” y presentó un reposo medico por tres meses, dejando semejante despelote en manos de la abogada López, mientras él maniobraba para salvarse. Fue así como logró cuadrar a la Inspectora Nacional del Ministerio, (Elizabeth) comisionada para investigar lo que estaba ocurriendo en ese despacho notarial. Ella estuvo alojada un buen tiempo en el Hotel Italo de Maracay, donde se reunía permanentemente con Alfredo Antero Matute Gil, cuadrándole el desastre. Cuando se esperaba la destitución del Notario, ocurrió lo inesperado, llegó la remoción de la más pendeja, es decir, que la soga reventó por lo más delgado. Otra cosas más, el Notario Matute Gil usa y abusa del nombre del General Raúl Isaías Baduel, pues suponemos que este alto oficial no avalaría jamás los actos de corrupción que en esa Notaria ha cometido Alfredo Antero Matute Gil. Para sustituir a la removida Yocasta Isabel López, trajeron a Alejandro del Moral, quién ha rodado por diferentes Notarias, debido a su gran incapacidad y otras mañas. Amanecerá y veremos.

¿ES QUE RESULTA IMPOSIBLE ADECENTAR EL PODER JUDICIAL? Por décadas los venezolanos hemos anhelado la existencia de un Poder Judicial idóneo, pulcro, transparente, decente y honesto. En la búsqueda de ese objetivo y desde los diversos medios de comunicación donde nos han permitido escribir sobre el tema judicial, hemos dedicado años de lucha y sacrificios tratando de lograr para Venezuela una justicia más o menos funcional y honesta, en la cual se privilegien los valores éticos y los criterios jurídicos, y no los intereses políticos o económicos al momento de decidir los asuntos que les son sometidos a su consideración. Durante años hemos escuchando decir que los palacios de justicia en nuestro país son mercados persas, en los cuales se compran y se venden sentencias, cual si las mismas fueran mercancías que se ofrecieran al mejor postor, pero siempre hemos tenido la esperanza de que este estado de cosas tiene necesariamente que cambiar. Luego de toda aquella alharaca que ocurrió en el Poder Judicial cuando intervino la Asamblea Nacional Constituyente, creímos que nuestros sueños se verían realizados, que Venezuela tendría un ejemplar sistema judicial y, lamentablemente el tiempo nos ha llenado de frustraciones. Hoy la administración de justicia de nuestro país padece graves problemas. Además de los comunes a toda la sociedad, tenemos los propios, tales como la postración del Poder Judicial por la existencia aun de un elevadísimos porcentaje de jueces provisorios, que como tales son más manipulables que los otros, esto sumado a que la incapacidad reinante por los juzgadores improvisados, que en muchos casos mantiene paralizadas las causas, ya que no saben cómo hacer las cosas. Y si a lo anterior le sumamos que el fenómeno de la corrupción aparece acentuado en comparación con épocas anteriores, nos daremos cuenta de la dramática situación que vive nuestro Estado de Derecho. Nosotros estuvimos en la primera línea en la lucha por la reforma judicial en el pasado reciente, lo cual nos da autoridad para decir que en estos siete años las cosas han empeorado. Con todo y los terribles vicios que había en la llamada “Cuarta República”, hemos ido en un franco retroceso. Vamos a citar sólo algunos puntos donde afincamos estas afirmaciones: 1.-) Antes había cierto contrapeso entre la Corte Suprema de Justicia como cabeza del Poder Judicial, y el Consejo de la Judicatura como gobierno, vigilancia, disciplina y administración del mismo. Es cierto que los partidos invadieron a este organismo y lo llevaron a la perversión de que dos o tres grupos se repartían las prebendas, los nombramientos y demás, pero el remedio fue algo similar al del chiste de quien vende el sofá porque en él su mujer practicaba la infidelidad. La Constitución del 1999 vendió el sofá al eliminar el Consejo de la Judicatura, y en vez de lograr con ello erradicar el mal, lo profundizó al entregarle todo el poder al Tribunal Supremo de Justicia, pues un grupo interesado y que en ese momento estaba en el lugar preciso, tomó por completo las riendas del Alto Tribunal y eso implicó el control de la Inspectoría de Tribunales y de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura. Es decir, toda la supremacía jurisdiccional, disciplinaria, presupuestaria y de los nombramientos. Luego de la caída de Luís Miquilena, esa práctica fue heredada por los grupos rapaces que le sucedieron al primero, hasta llegar a lo que hemos visto con el lío de Luís Velázquez Alvaray y compañía. 2) Antes había tres o cuatro tribus que dominaban la escena, ahora hay una sola que lo controla todo. No se puede ser juez si no se pasa por el filtro de ellos. Quien no se alinea es hostigado mediante inspecciones constantes con las que prácticamente se fuerza su salida para darle el cargo a un incondicional, sepa o no de derecho. 3.-) Los concursos están sujetos a una infinidad de triquiñuelas dirigidas a que los de la tribu sean los que se queden. 4.-) Se han venido llenado las vacantes con jóvenes recién graduados que no tienen la menor idea del oficio de juez. 5.-) Se implantó una política de “todo el dinero para el TSJ, migajas para los demás tribunales del país”. En efecto, todos vemos cómo en el Alto Tribunal se dispone de ingentes recursos para sistemas de seguridad computarizada, rayos láser para abrir las puertas, un ejército de funcionarios parapoliciales, veinticuatro millones de bolívares mensuales por magistrado, decenas de auxiliares para cada uno de ellos, vehículos, gastos de representación, etc., etc., etc., mientras que en los casi mil cuatrocientos tribunales donde el grueso de la población va en búsqueda del servicio justicia, carecen hasta de lo elemental, pasando por míseros sueldos para jueces y empleados. 6.-) La cúpula judicial del Tribunal Supremo de Justicia aparece haciendo y deshaciendo jurisdiccionalmente, sin atenerse a preceptos jurídicos universales. Reina la anarquía entre las Salas y entre los propios magistrados, hay algunos de estos que tienen comprobada participación en estafas y fraudes, y otros de quienes ruedan alarmantes historias de sus ejecutorias cuando abogados en ejercicio, o de su vida privada que trasciende al público. Es un desprestigio como antes nunca se había visto, y eso cuestiona la imagen que debe irradiar la administración de justicia, sobre todo su más alta dirigencia, y, 7.-) Los mecanismos para enjuiciar a los magistrados que se establecieron en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en la práctica anulan toda posibilidad para que tal cometido se pueda llevar a cabo. Es decir, se saben dueños de la más absoluta impunidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba