Opinión Nacional

Política cuántica

El problema de la naturaleza de la luz fue abordado por dos distintas escuelas del pensamiento: La de Huygens con la teoría ondulatoria, y la de Newton con la teoría corpuscular que retomó la hipótesis de los atomistas griegos.

Maxwell a finales del siglo XIX con su teo­ría electromagnética encontró una sistematización definitiva para la teoría ondulatoria, ya que un corpúsculo es un movimiento de la materia, mientras que una onda es un movimiento en la ma­teria; así fue hasta que Einstein en 1905 con su descubierto fotoeléctrico demuestra claramente la imposibilidad de descartar tanto la teoría corpuscular como la ondulatoria, señalando que la luz se comporta como sí es­tuviese compuesta de fotones dotados de masa propia y viceversa; siendo Bohr en 1927 quien afirma que lo cor­puscular y lo ondulatorio son dos aspectos complementarios de una única realidad: el primero es esencial para estudiar los fenómenos de intercambio de energía, y el segundo es clave para describir el com­portamiento de las partículas elementales.

Ahora, en latín quantum es cantidad determinada, si llegáramos a pensar en una ‘política cuántica’ donde lo social es tan sólo el producto de la conciencia del hombre, mientras que el capital es el resultado que compensa el esfuerzo del hombre; y si sabemos que los sistemas políticos tradicionales están agotados por que el uno piensa subsistir siempre al otro, entonces la justicia social en un mundo democrático no es ni el socialismo ni el capitalismo, más bien sería un modelo cuántico donde existan un capitalismo sociabilizado y un socialismo que busque el equilibrio de los capitales, quizás habría que tomar más en serio el fenómeno político actual de “insight” (ver hacia dentro) en los pueblos latinoamericanos, ya que la esperanza que ha sembrado Chávez y su política de reinventarnos no es mas que ir mas allá de un socialismo utópico, y no conformarnos con las migajas del capitalismo salvaje.

Chávez ha demostrado que los dos extremos se han agotado, y lo único que nos queda es buscar nuestra esencia y vivir en equilibrio o en compensación de ambos modelo. Si la cuántica en física superó la antigua distinción entre materia y radiación, ya que las partículas elementales son lo uno y lo otro a un mismo tiempo, la cuántica en política podría ser la clave para la coexistencia entre la minoría que a una mayoría le ha venido negando todo.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba