Opinión Nacional

Políticas públicas, bienestar social y TIC

Son muchas las miradas y posturas filosóficas, ideológicas, políticas o científicas desde las cuales podemos explicarnos la historia y evolución de la humanidad en general o de algún grupo social en particular, incluso explicárnoslas en el contexto de su temporalidad, ubicación geográfica, logros de gran orgullo para la humanidad o también ideas tan vergonzantes que solo nos queda recordarlas para no volver a repetirlas.

No obstante las contradicciones o antagonismos entre esas diferentes posturas y miradas, hay algo común y permanente: el papel estelar y cada vez más determinante en el acontecer y porvenir de la sociedad de la ciencia y la tecnología.

Imaginemos lo difícil que sería conocer y explicarnos cualquier acontecimiento, trascendental o no de la historia de la humanidad y de sus civilizaciones, sin considerar la ciencia y la tecnología dominante o emergente del momento.

O tratemos de imaginarnos el desempeño futuro en cualquier espacio de acción humana sin considerar los avances y tendencias de la ciencia y la tecnología, y muy particularmente de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), por su particularidad de operar como eje transversal a todas las áreas del conocimiento y de la acción individual o colectiva, pública o privada.

Es prácticamente imposible pensar en una sociedad que pueda operar sin estar interconectada, y no nos referimos al futuro… sino ¡hoy mismo!

Las TIC han dejado de ser en el mundo un tema exclusivo del reducido espacio de los tecnólogos, gerentes y ejecutivos del sector, para convertirse en un tema estratégico y de política de Estado de obligado abordaje para todos los actores sociales, pero muy particularmente para los grandes tomadores de decisiones públicos y privados.

Este nuevo paradigma sobre las TIC nos lleva a respuestas y espacios de acción de mayor trascendencia e impacto social, económico y productivo, porque como dijo en una oportunidad Albert Einstein a unos alumnos que le indicaban estar usando el examen con las mismas preguntas del período pasado: “Las preguntas siguen siendo las mismas, lo que han cambiado son las respuestas”.

¿Cuántas vidas podemos salvar con un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado? ¿En cuánto podemos elevar la inclusión, calidad, oportunidad y pertinencia de la educación? ¿En cuánto podemos elevar la producción y la productividad de los sectores de bienes y servicios prioritarios para el bienestar de todos los que habitamos en esta tierra venezolana agraciada por la providencia? ¿En cuánto podemos aumentar la calidad y cobertura de los servicios públicos como el agua, la energía, la seguridad, la vialidad, las comunicaciones?

Estas son solo algunas de las preguntas de siempre que a la luz del nuevo paradigma de las TIC tienen otras respuestas.

La sostenibilidad de la calidad de las políticas públicas en el área social, como en el caso de la educación, la salud y la seguridad, podría ser más eficaz en este momento y proveer de mayor bienestar al ciudadano si se aplican las fortalezas de las Tecnologías de Información y Comunicación.

Aprovechemos todos, con responsabilidad pública, empresarial y gran compromiso social, la inmensa oportunidad que tenemos ante nosotros como país y sociedad de hacer un uso intensivo y extensivo de las TIC para avanzar a pasos acelerados y agigantados hacia el futuro que ya comenzó.

 

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba