Opinión Nacional

Por la Constituyente no se vota, se impone

Se está desarrollando en la oposición el propio diálogo de sordos, con el agravante, que quienes participan, le agregan gritos inaudibles proponiendo cambiar de tema, o lo que ya resulta cómico, de no ser por lo patético que incita a rictus y ráfagas mentales de resignación del tipo:

“que se va a hacer, eso es lo que hay”, cuando vemos, que ante la sola propuesta del debate Constituyente, saltan los genios, que manifiestan vehementes esa complejísima noción, que determina y concluye, antes de siquiera saber de que se habla: que el REP es tramposo y no puede ni nombrarse, basándose seguramente en los arcanos del conocimiento científico mas avanzado, propio de toda la nueva epistemología, quizá heredada del constructivismo radical, o mas allá, restituyendo el nominalismo, de quienes rechazaban apriorísticamente los universales, heredados del escolasticismo. “El nombre de la cosa, decían, es parte de la cosa”

El problema es que tratándose del típico diálogo de sordos y agregaría, al propio tiempo de ágrafos y por supuesto de invidentes, que ni siquiera ven cuando otros articulan las frases, porque quizá leyendo los labios, pudieran captar que al que nombre el REP, le cae y quien diga multicedulados, le cae, y a quien diga máquinas Samartmatic, o capta huellas le cae… ¿Podemos entrar en la discusión? …Please

Aclarado esto de arranque, para poder entendernos: ¿Puede alguien, por favor, leyendo estas líneas, no empezar por desnaturalizar la
discusión, con la estupidez de que se trata de discutir sobre votar o no votar, de REP si, REP no, CNE chavista, trampa etc.?

Definitivamente en Venezuela, lo que rodea la discusión del tema Constituyente, tiene la peor suerte del mundo, por haberse convertido, luego de ser bandera muchos años ha, de honorables proponentes previsivos, ya para 1998-99 es un fetiche y consigna de demagogos, charlatanes y grandes manipuladores, con objetivos inconfesables (Chávez), para ahora caer en manos de aguados, como diarreas de balbuceos de aprendices, que la toman como adorno de radical conveniencia, para su tráfico bajo la mesa, donde demuestran que les “ache achi achi”, por convertirse en pata “democrática” del régimen pre-monárquico, o en estricto sentido pre-dictatorial de Hugo Chávez.

Para ir al grano y tratar de retener en esta lectura a quienes empiezan a fastidiarse, porque creen haberse topado con una discusión sobre hermenéutica jurídica, mezclada con ironías enigmáticas, que me evitan el ataque directo, y para aprovechar de espantar si, a los que quieran que se les ofrezca una lecturita en pastillita de insultos rituales a lo electoral en general y sus defensores tanto vergonzosos como vergonzantes, he de declarar de inmediato que en esta discusión, se concentran, no pocas de las claves para terminar, por naufragio provocado, los días de este gobierno o para facilitar su curso a la autocracia legal.

Si en lugar de oír a empíricos oportunistas de siete suelas, llevarán a la TV a personas como el Dr. Enrique Colmenares Finol, que tiene ya tiempo abriéndole cause al planteo Constituyente contra Chávez, ya estuviéramos mucho más adelantados, en el camino de avizorar el final de esta ridícula comedia autoritaria, de la burguesía roja en el poder.

Para obligarme a la brevedad, pero sin evitar tocar todo lo fundamental que permita asimilar, todo lo que considero esencial, así sea repetitivo sobre el tema, va telegráficamente las siguientes:

TESIS PARA LA DISCUSIÓN
SOBRE LA CUESTION CONSTITUYENTE
1. Los decretos leyes usando la Giga habilitante serán de una gravedad inusitada, en lo atinente a cuestiones esenciales de la educación, la moneda, la institucionalidad adulterada, interferida por mecanismos tumultuarios etc. Pero al convertir parte de estos “logros” del plan autoritario, en letra constitucional con la REFORMA, que Chávez aspira plebiscitar, le darían sin duda alguna, nuevas ventajas al régimen, como si le faltaran, para atornillar su modelo vudú de estado.

2. Al proponer Chávez SU Reforma Constitucional, no cabe en lo más mínimo, ninguna discusión, sobre algún aparte positivo que puedan verle los alcahuetes fuera del chavismo a esa REFORMA. Esa vaina no es un salchichón del que se corta una parte que tenga enmohecida, o se le bota la parte de la cabuyita. No se vale, ni siquiera imaginar, que pueda entonces salvársele algún artículo o disposición, estando imbuida, toda esa ella, de un plan macabro de aperturar un tipo de estado semifascista.

3. El que vea, aunque solo sea un 1% de positivo en la Reforma, es un colaboracionista del gobierno. Porque nuestra indeclinable posición, debe ser combatir ese engendro jurídico, que al igual que todos los decretos leyes, emanadas de este régimen, son expresión de sus necesidades de sobre-vivencia y control social con la pretensión explicita de perpetuar legalmente la casta prevaricadora, en el usufructo del poder político.

4. Cuando el gobierno pretenda proponer su Reforma a votación, SI o NO, la discusión no es sobre REP, ni cédulas, ni CNE, ni fraude. La única conducta que se impone frente a la tramoya que desconoce al constituyente soberano, es el boicot o la abstención militante y activa. Pero NO porque ya sabemos desde siempre y mucho antes del 3 D, que hacen trampas y fraudes masivos, sino porque es al poder originario, al que se le pretende sustituir, abrogándose Chávez el asqueroso privilegio de modificar radicalmente esta Constitución.

5. Si bien es cierto esta Constitución vigente, la adversamos vehementemente y en mi caso ni la firmé siendo Diputado Constituyente, porque me pareció siempre una basura, debo si reconocer que ella fue elaborada por un numeroso cuerpo de elegidos para tal fin, aunque discutamos sobre demasiadas ya aberradas practicas para entonces, para esa elección y para la elaboración misma de ese texto que Chávez ponderó durante 8 años, hasta que se le convirtió es obstáculo a su creciente poder dictatorial. Toda la perversión del sufragio universal es todavía insuficiente para garantizarle su despotismo y requiere ahora nuevas y mayores prerrogativas de poder absoluto.

6. La discusión no es sobre REP, o votar o no. Eso ni siquiera está planteado en esta oportunidad. Sencillamente No aceptamos ser convocados, para decidir que el presidente es ahora: EL Constituyente. Porque eso equivale a ir a votar sobre si él debe o no debe ser rey, o si el país se une o no, a una federación con Cuba comunista, o si decidimos ser otro Puerto Rico. Esa es la cuestión de fondo. Porque esa REFORMA siendo similar en contenido y forma al plebiscito de Pérez Jiménez, del 15 de Diciembre de 1957, reviste ahora una calidad mucho mas grave que aquella, con el añadido que el sufragio era obligatorio y se llevada a los extranjeros a votar, casi como requisito de permanencia en el país, no como ahora que ya tienen cédula y pasaporte chavista y los miembros del PC cubano tienen hasta varias.

7. Esto es tan grave, tratándose de una cuestión de principios, que si en una desesperada maniobra, el presidente mandara a escoger: entre convocar una nueva Constituyente o votar SI a su Reforma; de todas maneras lo que se impone es el boicot, por cuanto no puede aceptarse el principio que el Poder Constituyente puede ser sustituido, por el Poder Constituido que quiere su reforma, para pretender legitimarse, incluso contra el Poder Constituyente. Dicho tajantemente: el poder Constituyente es irrenunciable e intransferible, menos aun para otorgarlo a quien quiere pervertirlo.

8. Dicho en fórmula breve: EN TODA VOTACION QUE EL GOBIERNO PROPONGA SOBRE LA CUESTION CONSTITUCIONAL, la única línea de libre expresión posible del pueblo, que va mas allá de la oposición, es la negativa a participar es esa estafa y si se tuvieren los medios, para evitar la realización de esa consulta, habría que ejercerlos; porque de lo que se trata, es nada mas ni nada menos, que de renunciar o no a decidir que país es el nuestro, de impedir o no que se cambie la naturaleza de nuestro Estado que nos representa como nación civilizada.

9. Si por ejemplo la FAN entendiera, que su deber fundamental y casi exclusivo, so pena en caso de soslayarlo de no justificar su existencia, es la defensa del Estado venezolano, contra cualquier atentado a su integridad y fines, debería ejercer incluso con el impedimento físico de las armas que la Republica les ha entregado en custodia, a que se proceda a realizar un plebiscito de tal patente antinacional.

10. El pronunciamiento necesario de la FAN para impedir tal felonía, equivaldría a impedir que un enemigo externo, solo que en este caso es de subversión interior, atente contra la existencia del orden constitucional, a través del mecanismo más perverso que se conoce y que no es otro. Que el perpetrar esa desnaturalización del Estado mediante una manipulación y abuso de poder contra el pueblo. Esto, de una vez lo aclaro, no es un planteamiento golpista. Golpista es el gobierno que monte una maniobra para cambiar la Constitución del Estado.

11. La REFORMA solo representa una maniobra politiquera de Chávez, para otra vez ganar ventajas con fraudes y chantajes, solo que esta vez se mete no solo con el santo, sino también con la limosna. Una cosa es elegir o plebiscitar un cuerpo parlamentario de acólitos (4 diciembre 2005) y hasta el máximo cargo de la república (RR del 15 Agosto 2004 y 3 diciembre 2006) y otra cosa mucho más severa y de mayor cualidad, es cambiar la naturaleza jurídica misma del Estado nacional. Solo la Constituyente puede hacerlo, por eso y para exagerar pedagógicamente, la Constituyente de 1999, podía por ejemplo asociarnos a CUBA, o pedir convertirnos en Estado Libre Asociado a USA. La oposición podían después irse las guerrillas, pero lo legitimo y legal fue, que el Poder Constituyente, optó por esta piltrafa de régimen. Y es este régimen, el que ahora quiere volver a cambiar las reglas de existencia jurídica misma de la nación, sustituyendo y anulando, desconociendo y eso es demasiado grave, el Poder Constituyente Originario del pueblo Soberano.

12. Esta ES, la única discusión importante que hoy tiene el país, para sacar a Hugo Chávez del poder, porque es la MADRE de todas las demás discusiones y propuestas. Si la Oposición quisiera comenzar a tener unidad política principista sobre un punto específico, debería escoger por ejemplo, el símbolo de toda la lucha opositora: por la LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS, CIVILES Y MILITARES. Y esa sola consigna; si tuviéramos la fuerza de calle para imponerla, sería más que suficiente para llevarnos al gobierno en los cachos. Si usted quiere descubrir a un oportunista en la oposición, pregúntele si el considera que debe irse a una lucha de principios, sobre la libertad de esos presos y arriesgar, lo que sea necesario para impulsarla. Todo el que culípandee sobre este tema, quiéralo o Nó, sépalo o No, cubre al régimen con su omisión alcahuete.

13. Se impone desde ya la importante tarea de darle la relevancia, concreción y jerarquía a las consignas, que deben unir nuestra acción y permitirnos la mas amplia unidad, en torno a una plataforma, base de principios, programa mínimo, o como quiera llamársele, para volver por millones a la calle, detrás de una política y un objetivo y no detrás de figuras, de validez siempre relativa. Y el que no sepa esto pues apréndalo, porque no puede ganarse ninguna gran batalla mientras no resolvamos esta discusión. Porque la división viene de la confusión y esta a su vez de la contraposición de intereses legítimos o bastardos, al interior de nuestras disímiles propuestas, que no convergen, por lo multicolor de sus idearios y fines, que van desde chupar de la teta del gobierno, hasta auspiciar disparates de patente cósmica, como invasiones para matarlos a todos los rojos rojitos.

14. Las consignas empiezan por la más positiva, sigue con la que moviliza y termina con la que evidencia la necesidad de confrontación de fondo. Propongo entonces a la oposición, en sus mas diversos y distanciados matices, que nos unamos todos, bajo una sola bandera: Constituyente YA, Libertad para todos lo presos políticos Civiles y Militares, No a la Reforma para la dictadura de Chávez. Pueden agregarse muchas otras que vayan dirigidas a la cuestión socioeconómica, educativa de derechos, etc, pero si se discute bien, se sabrá subordinarlas en orden a su capacidad generadora de definiciones, o incluirlas en el debate, de acuerdo a su importancia, por oportunidad y pertinencia para ser el centro de interés del país; pero sepamos que cualquier sea su orden y frecuencia de presentación, tiene que irse siempre directo a la cuestión del poder político.

15. Si se derrotara el plan de la Reforma, donde Chávez ya obtuvo un primer triunfo, al poder llegar, sin ninguna oposición visible a la Ley Habilitante, que le confiere un poder omnímodo, repito, si se derrotara en la calle la Reforma de Chávez, entonces solo allí, UNICAMENTE a partir de verificarse esa derrota, con el retiro de cualquier plan suyo de ir a ESA REFORMA, y siendo innegable que impusimos en la calle exigir la Convocatoria del Poder Constituyente, podemos hablar de condiciones de elección y bases de convocatoria, de esa Asamblea Nacional Constituyente, Soberana y representante del poder CIVIL de la nación venezolana. Pareciera obvio, pero miren a donde hemos llegado, es necesario aclarar que ella no puede admitirse ni la presión militar, ni la injerencia de potencias extranjeras como Cuba su gobierno y sus delegados masivos aquí, para inducir absolutamente nada.

16. Quiero decirles a los amigos formalistas y simplistas, que reducen todo al bendito REP fraudulento y al CNE de tramposos de hoy y desde hace 8 años, y de las maquinitas Smartmatic y cazahuellas, cuyo mejor destino es hacer una gran pira con ellas; que solo después de constatar, repito, que el gobierno esta siendo derrotado políticamente, en su pretensión de adulterar ésta, la que era su Constitución, entonces buscaremos imponer, y lo podríamos hacer contra un gobierno en bancarrota, la elaboración de un nuevo, REP, con una nueva cédula, un nuevo CNE de amplio consenso nacional etc., etc., y todo lo que se nos ocurra, para restituir con garantías máximas, la transparencia electoral. Nadie que entienda algo de política, puede imaginar que esto tiene algo que ver con facilitarle legitimaciones al gobierno o usar la consigna de la Constituyente como una tapadera boba para cubrir indecencias varias.

17. Luchar por la Constituyente es como decir que se quiere el derrocamiento del régimen. Pero ya sabemos que se puede traicionar todo a nombre de todo, declararse revolucionario y ser apenas un malandroso, declararte cristiano y ser un fariseo, puede uno decir que es demócrata para taparear un plan fascista, puedes llamarte socialista y del siglo XXI, para tapar la desvergüenza de estar constituyendo una lumpemburguesia, que aspira depredar por décadas, a través del poder de Estado. Puedes incluso posar de oposicionista, mientras, por debajo cuerda, quieres legitimarte como la oposición leal a su majestad y recibir dinerales o migajas, de acuerdo a los servicios prestados o por prestarse. Puede incluso decirse que se está por las consignas mas radicales posibles, para ocultar un oscuro designio. No es cierto que basta un papel o una pose contra el gobierno, para querer derrotarlo.

18. Para edificar una autentica referencia contra este régimen, hay que comenzar por negarse a marchar en su plan de REFORMA constitucional y levantar otra vez el país contra ellos, con una nueva divisoria de aguas, planteando la Constituyente contra esa Reforma, para lo cual se requiere, también simultáneamente, movilizarnos por la Libertad de los presos de conciencia, como consigna política de primer orden. Esas consignas van juntas y pueden ganar juntas, cuando se omite una de ellas, ya estamos en desencuentros y oportunismos que seguiremos pagando.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba