Opinión Nacional

Potes de humo

Pánico a bordo del barco presidencial, en la gira que he realizado por varios estados del país, Aragua, Carabobo, Portuguesa, Cojedes, Lara se refleja el rechazo a las candidatos del PSUV; a tal punto que la estrategia publicitaria adoptada ha sido colocar al Presidente Chávez en primer plano, desapareciendo la figura del candidato a alcalde o a gobernador, porque de los Consejos Legislativos se desconocen totalmente quienes son los postulados.

Los números no dan por ningún lado, sólo tendrían oportunidad si no hay un entendimiento mayoritario en las candidaturas opositoras de alcaldías y gobernaciones. De allí el origen de la radicalización del discurso oficialista, inventando golpes, magnicidios, de nuevo el rayado argumento de invasiones y así tratar de rearmar sus decaídas filas.

Es tan patético el mensaje que desde el PSUV se reclama públicamente a los aliados del PCV y PPT no ser contundentes, ni solidarios con los llamados “patrióticos” a defender al Presidente de la República hasta la muerte. Por ello raya en la miseria y en el incondicionalismo condenar a muerte si alguien “rasguña” al Comandante. Se les avecina un desastre electoral y el coro chavista no encuentra como impedir el camino a la derrota.

No es fácil como dice el refrán. El Presidente subestimó al pueblo venezolano, se equivocó, tras 10 años de ver la gestión bautizada como la década perdida, comienza a abandonarlo. Cada día ve la desesperación de un Presidente lanzando trapos rojos para encubrir los escándalos financieros, el maletín, el vinculo descarado con las FARC, la intervención en los países vecinos, trayendo a la flota y los aviones rusos a nuestro territorio.

El mismo ha convertido a su gobierno en una mala palabra en todos los eventos internacionales, donde se rechaza el efecto abusivo de la chequera de petrodólares. Ha sido víctima de su mismo discurso de agresión y violencia, lo cual ha conllevado un progresivo aislamiento de su imagen política.

Ya es tarde, es suficiente visitar todos estos pueblos y llanos de Venezuela para contrastar la miseria, el desempleo, la pobreza, la inseguridad. En la provincia de Pando en Bolivia hubo 35 fallecidos productos de la revuelta contra Evo Morales; entre tanto en Caracas, ya es normal los lunes el parte de guerra de 50, 80 asesinados por el hampa o riñas callejeras. La respuesta todo está normal, aquí no pasa nada.

Continuar con el discurso de invasiones, ya no se lo come casi nadie, hasta en el Comedor de PDVSA en la campiña los comentarios de los trabajadores es de burla al mensaje presidencial, comedor donde por cierto comen en un sitio los ejecutivos y en otro los trabajadores de nómina diaria. Aun cuando no hay discriminación en la PDVSA socialista.

Lo único que podría impedir una derrota rotunda del régimen es la división de candidaturas opositoras. Hay tiempo todavía para lograr la unidad y así derrotar los potes de humo para distraer, crear un clima de violencia entre venezolanos y hasta pretender suspender las elecciones del 23 de noviembre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba