Opinión Nacional

Precisiones necesarias y francamente expuestas (I)

La intensa y extendida onda de acción combativa que comenzó antes de que finalizara la noche del 27/5/07 tuvo como principal protagonista a un movimiento estudiantil cuyas potencialidades y cualidades desplegables eras desconocidas, y no fueron siquiera escasamente imaginadas, por prácticamente todos los sujetos políticos organizados del país, por el máximo jefe de la “revolución bolivariana”, por los distintos integrantes de las instituciones estatales, por la gran mayoría de las organizaciones que conforman la sociedad civil y, finalmente, por los “analistas” y los analistas verdaderos, lamentablemente escasos. Predominan claramente en las organizaciones que son columna vertebral de ese movimiento aquellas que se ubican, de maneras más o menos explicitas, en la que genéricamente ha venido denominando oposición social democrática organizada (OSDO). Empero, durante un tiempo que fue tornándose largo, estuvieron silenciosas, lejos de la calle, desarticuladas. Es bastante probable, quizás muy probable, que estuvieran desconcertadas. Y, sin duda, desconcertadas estuvieron en las universidades, en los institutos tecnológicos, en los institutos pedagógicos, etc. las masas estudiantiles. Requerían que sus conductores naturales –los del ámbito en el cual se desenvuelven hicieran sentir sus estímulos; pero en tanto esos conductores se retrasaban, era muy difícil que ellas tuvieran significativas determinaciones autónomas.

Dadas las dos situaciones señaladas, y puesto que ninguno de esos dos sujetos son estructuralmente pasivos, el despertar sólo podía ocurrir si realidades externas generadas sistemáticamente por el régimen chavista adquirían, en un momento particular, un carácter disruptivo. Esto fue lo que sucedió en la mañana del 28/5/07. Al final de la noche anterior, periodistas de RCTV, actores y actrices, camarógrafos y técnicos, acompañados por sus colegas de Globovisión, del canal oficialista Venevisión y de estaciones radiales del área metropolitana caraqueña, en valiente y conmovedora acción de conciencia gremial y solidaridad humana, materializaron la primera iniciativa de sumar fuerzas contra la grave decisión autocrática del Presidente. Seguidamente tuvo lugar el despertar creciente del movimiento estudiantil, que muy pronto fue mostrando sus capacidades ya existentes y sus capacidades potenciales.

Todavía estás últimas no han sido desplegadas a plenitud: ha sido cortísimo el tiempo disponible. No creo equivocarme al afirmar que lo serán mucho más cuando, una vez finalizado el episodio de combate todavía en curso, comience otro, con aún mayores aciertos y resultados. La conclusión del actual, dentro de poco, obedece a motivos ineludibles: preparación y presentación de exámenes finales, seguida de las vacaciones establecidas en el calendario de estudios. Tampoco creo equivocarme al suponer que parte no pequeña del tiempo disponible para el descanso será empleada en reflexiones sobre todo lo acontecido, sobre el balance de las luchas realizadas, sobre las que vendrán, sobre nuevas iniciativas y modalidades de la lucha democrática de estudiantes y jóvenes en general, sobre alianzas con otros sujetos del tejido social venezolano.

Ya es posible hacer un balance, preliminar, pero próximo a lo cierto, del resultado que arrojó la multilateral confrontación entre, por un lado, el dueño de casi todo el Poder Público Nacional –según lo que se puede percibir desde afuera, sin todos los datos que descubren las intimidades- y, por el otro, el movimiento estudiantil y los demás integrantes del OSDO. A mi juicio, el resultado se acerca a lo que expongo de seguidas:
1) Chávez y los diversos seguidores que lo acompañan en el vértice dirigente del “proceso revolucionario” sufrieron una importante derrota táctica. Los hechos hasta ahora observados empíricamente muestran que la popularidad del autócrata –la cual ya venía decayendo- experimentó un nuevo retroceso. Sobre ello los próximos sondeos de opinión harán de dar información, confirmatoria o no. Juzgo altamente probable que lo sea.

2) El clima prevaleciente en el cuerpo social del país, muy marcado por decaimiento emocional y pesimismo –causado en gran medida por los “analistas” de diversa procedencia- está cambiando visiblemente y podría seguir cambiando, a tono con la expansión de la OSDO y de la oposición espontánea, eventualmente organizable.

3) Se ha incrementado, y ello podría continuar, la disposición a incrementar y diversificar las áreas de la lucha por intereses sociales clave y los aspectos del combate político.

4) Es posible que se vigoricen, e incluso que se articulen progresivamente, los descontentos traducibles en luchas, de los partidarios de Chávez afectados y engañados por éste, y no sólo por el equipo gobernante que supuestamente no cumple las directrices y decisiones del “líder”.

5) Han comenzado a abrirse posibilidades de acercamiento y entrelazamiento de luchas estudiantiles, luchas de organizaciones de profesionales egresados de las instituciones universitarias, de comunicadores sociales, de comunicadores sociales, de actrices, actores, humoristas, intelectuales democráticos, intelectuales con inquietudes o militancias políticas, etc.

¿Fueron políticas estas luchas estudiantiles?
¡Desde luego que lo fueron! ¡Y debían serlo! De no haber sido tales, habrían exhibido una marca de insulsas, ineficientes e inútiles, en definitiva.

Fueron políticas porque lo son todas aquellas que comportan críticas a un Gobierno –éste o cualquier otro. Porque lo son todas aquellas en las cuales se hacen a un Gobierno exigencias, demandas, reivindicaciones, propias y/o de otros campos del mapa social.

Fueron políticas, en particular, porque estaban referidas a decisiones políticas –primero lindantes con la ilegalidad y después burdamente inconstitucionales.

Fueron políticas, porque implicaban, necesariamente, actuar contra un autócrata, un protodictador, un permanente agresor de las universidades autónomas, que mantiene levantada una espada contra esas Casas de estudio.

Fueron políticas, en fin, porque los estudiantes universitarios son sujetos políticos en tanto que son, mayoritariamente, ciudadanos. Ciudadanos con derechos y deberes políticos. Los todavía no ciudadanos (por disposiciones legales) comparten con sus compañeros preocupaciones y aspiraciones. Y todos, además de seguir los cursos de sus respectivas carreras, se vinculan a un ambiente plural poblado de ideas, reflexiones, interrogantes, contradicciones, coincidencias. Esto enriquece sus vidas y les ayuda a adquirir, o incrementar, sus responsabilidades.

¿Han sido manipulados los dirigentes estudiantiles
que están manifestando?
De Hugo Chávez provino la canallada de afirmar –el 6/6/07, en discurso pronunciado durante la clausura del I Congreso de Ministros de los Países Firmantes de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA)- “que muchos estudiantes son manipulados y (usados) como carne de cañón”. Después de él, ministros y otros personajes que lo secundan con lujo de adulancias, así como dirigentes estudiantiles que lo repiten a la manera de los loros, han dicho lo mismo.

Sin embargo, es demasiado notorio, porque millones de personas han tenido a su alcance las informaciones y comentarios proporcionados por muchísimos medios de comunicación social –que no hubo la manipulación aludida. No podía haberla, porque los más destacados voceros del movimiento estudiantil insistieron reiteradamente -a veces, incluso, con excesos verbales innecesarios- en tomar distancia respecto de los partidos de oposición. Los dirigentes de éstos, por su parte, salvo algún desubicado que nunca falta, no procuraron dar o proponer líneas de comportamiento a quienes no las solicitaban ni las querían.

Insisto, finalmente, en destacar la importancia que han tenido para la lucha general de orientación democrática el contenido, el rigor y la valentía que han caracterizado el despertar de amplias masas estudiantiles. Ellos han tenido una conducta ejemplar. Ellos hacen parte de la sal de la tierra.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba