Opinión Nacional

Principio del fin

No ha existido en América, persona a la que se le rece tanto para que se sane, como para que parta de una vez a rendirle cuenta al creador, como es al último gran líder llamado Fidel Castro, que durante 47 años ha manda en una isla que hasta el mar teme llevarle la contraria y susurrar entre las piedras ¡libertad!

La prensa mundial lo dio a conocer un 26 de julio de 1953, cuando encabezaba un ataque al cuartel Moncada, bautizando con sangre al movimiento revolucionario “Movimiento 26 de Julio». Y desde ahí hasta hoy, Fidel es ya un mito de carne y hueso que ha superado a su propio tiempo y espacio; nos guste o no, es el líder autentico y fiel a sus convicciones, que jamás se doblego ante la política imperial de una nación que habla de dignidad, de justicia y democracia, mientras que convertía a Cuba en su prostíbulo particular y el paraíso para los capos de la mafia.

La fuerza y el temple de Fidel ha sido forjado con las políticas aberrantes de una nación que se cree la dueña del destino del mundo; donde su dios Mickey Mouse nos señala su credo del consumismo y sus letreros comerciales dicen “hagan del fracaso del otro sus éxitos”, golpeando la dignidad de todo ser humana que no sea anglosajón.

Estos se equivocan al creer que con la muerte de Fidel morirá la lucha por la dignidad de las naciones, quizás se trasforme la llamada dictadura cubana, que surgió mas de la necesidad defensiva contra una de las naciones que mas viola los derechos humanos, a los que ellos dicen defender, repotenciada hoy mas que nunca por el bisoño Bush.

Estoy convencido que la rápida celebración de los cubanos de Miami sólo demuestra la propia debilidad de estos, sobretodo en una sed de conquistar el poder en una isla que ellos mismos y alguno de sus padres no pudieron retener. Las contradicciones del gobierno de EE.UU. van desde una cautela de las declaraciones del departamento de estado.

Pero como el Chapulín Colorado no contaban en sus análisis con Raúl Castro, un guerrillero con cola de caballo que se dio a conocer junto a su hermano, siendo entrenado por el ejercito soviético y que ha estado 47 años al mando del ejercito revolucionario, y única persona capas de articular una futura transición en Cuba, aunque dicen que no posee carisma, pero si le sobra lo que no tienen sus compatriotas de Miami… Raúl es pues, el principio del fin de una era.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba