Opinión Nacional

Profesionales Chavistas: ¿Poetas Holísticos?

Los diseños curriculares de la educación “bolivariana”, aparentemente, no sólo pretenden distorsionar la enseñanza de la historia de Venezuela—dejando por fuera todo lo ocurrido entre 1830 y 1999—sino calificar de héroes a todos los personajes históricos que gozan de la admiración del actual Jefe de Estado, sino crear una especie de Hawaian Punch que reemplazaría a la enseñanza estructurada de la física, la química, la matemática, la biología, y el método de investigación científica, que lo que produciría al final—en vez de profesionales universitarios—sería una especie de poeta holístico—quien cual profeta de eras pretéritas confundiría sus sueños y sus visiones con la realidad; y se pasaría la vida viviendo de esperanzas y temiendo la llegada de un inminente apocalipsis, porque carecería de los conocimientos necesarios para resolver problemas reales basados en sólidos conocimientos de las leyes que gobiernan al Universo, a nuestro planeta, y a la Naturaleza; es decir, no serían capaces de competir con los profesionales científicos que son formados por los liceos y universidades de muchos otros países de este mundo globalizado.

Hasta finales del siglo 17 todo el conocimiento manejado por la humanidad era proporcionado únicamente por la religión; y fue sólo a partir de la Era de la Ilustración—cuando un grupo de pensadores europeos decidió compilar todo conocimiento humano producido mediante el uso de la razón (el raciocinio) y el método de la investigación científica y excluyendo deliberadamente todo conocimiento que partiese de las religiones o de las interpretaciones de las creencias religiosas—cuando la humanidad comenzó a alcanzar logros asombrosos en todos los campos del saber, lo que nos permitió desde tener luz eléctrica y sistemas de agua potable y cloacas; hasta transbordadores espaciales, teléfonos celulares, computadoras—para no mencionar los gigantescos avances en materia de salud, como las imágenes de resonancia magnética y los tratamientos genéticos, que han permitido a la humanidad dar verdaderos saltos quánticos.

Nosotros podríamos sin errar, calificar al marxismo como una religión—ya que la almendra de su pensamiento; como diría el insigne intelectual venezolano; Carlos Rangel, es un plagio de la doctrina cristiana del “Hombre Nuevo”, y podríamos sin errar, calificar a Karl Heinrich Marx, como el profeta de esa religión—ya que son sus visiones personales—y no las realidades científicas, las que sustentan sus afirmaciones sobre política y economía, que lo único que han logrado en el mundo; desde que por primera vez una sociedad se atreviese a poner en práctica sus ideas (Rusia, a partir de la Revolución Bolchevique del octubre de 1917), es llevar al colapso económico y después político, a toda una larga lista de naciones—y las pocas naciones socialistas que aún existen (como Cuba y Corea del Norte), son estados menesterosos, que no podrían seguir existiendo sin la existencia de dádivas externas.

La enseñanza de las ciencias es fundamental. Nos gusten o no, las teorías, los postulados y las leyes físicas, químicas, biológicas y matemáticas, describen exactamente a la realidad—alejarse de su aprendizaje, es como eliminar la neurocirugía para reemplazarla en las clínicas y hospitales por la “imposición de manos”; o por la “plegaria”—y otras creencias primitivas que la ciencia hace siglos que ha dejado atrás como simples curiosidades culturales.

No se puede construir un aeroplano, sin darle la debida y precisa y exacta importancia a las leyes de la física; la constantemente creciente población, nos obliga a producir cada vez más mayores cantidades de alimentos por superficie plantada, lo que no sería posible sin aplicar sólidos conocimientos de biología, química, y muchas otras ciencias derivadas de estas dos.

Y en nuestro planeta existen dos lenguajes universales: la música y la matemática, por lo que sería un indubitable suicidio, menospreciar la enseñanza y el aprendizaje de las ciencias que gobiernan; no sólo a la vida humana, sino a todo el Universo, a nuestro planeta, y a nuestro país, con todas sus criaturas y ambientes—sin excepción.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba