Opinión Nacional

Prólogo de un contertulio

En una amena tertulia vespertina de profesores de post-grado de la Universidad Metropolitana de Caracas, Enrique Viloria Vera, el patriarca del grupo, comentó así de pronto que se le estaba despertando el interés por escribir unas notas políticas, medio en serio, medio en broma, para los portales digitales que, entonces, comenzaban a ganar mucho terreno en el campo de la opinión publicada o, más precisamente, ciber-transmitida.

En particular dijo tener en mente reanudar sus ocasionales contribuciones en Venezuela Analítica –la pionera de nuestros medios electrónicos–, aunque ahora no serían propiamente enjundiosas sino humorísticas, y sobre todo explorar los espacios de Noticiero Digital, un nuevo vehículo para la comunicación libertaria y beligerante de los internautas venezolanos, dentro y fuera del país. Y es que la curiosidad intelectual de Enrique Viloria, para quien no lo sepa, es ilimitada.

Del dicho al hecho no hubo trecho, porque a la vuelta de nada apareció su primer artículo: «Un día feliz en la V República», que inaugura la nueva faceta escritural de don Enrique, ésta vez como comentarista regular del surrealismo cotidiano en la Venezuela «bolivariana» o, quizá, «bolivarera» como preferiría Manuel Caballero. El segundo y el tercero también se sucedieron con rapidez, y en pocas semanas su «posicionamiento» se encontraba logrado en el elenco de los articulistas del Internet vernáculo.

El profesor Viloria se entusiasmó en grande, entre otras razones, por el inmediato «feedback» de sus textos, desde una crítica iracunda de algún «bloggero» caraqueño, hasta un elogio agradecido de un compatriota en Azerbaiyán, pasando por numerosos mensajes con el «siga adelante» de sus nuevos lectores. Y no podía ser de otra manera, ya que su pluma perspicaz podrá alegrar o preocupar, divertir o encojonar, pero en ningún caso pasar inadvertida, y menos aún en el reino del debate y la diatriba anónima que facilita al máximo la red global.

Cincuenta colaboraciones más tarde, he aquí la primera compilación de sus «Novedades de la V República» que, sin ningún átomo de duda, resaltan su versátil ingenio para la ironía o el «witticismo», a la par que demuestran su conocimiento extenso y profundo de la realidad venezolana; que no cayó de cielo alguno sino que es consecuencia muy labrada de una trayectoria de escritor, académico, servidor público, critico de arte, y ciudadano de saber vivir, con todo y las alergiasŠ.

A través de formatos distintos, bien epistolares en primera, tercera o superpuesta persona, bien en viñetas punzantes, bien en memorandos precisos que recuerdan sus otras vidas de gran gerente empresarial, Enrique Viloria se adentra en el laberinto del «proceso de cambios» con la picardía de su escepticismo y con el entusiasmo de su humor. Incluso me atrevería a afirmar que términos de uso ya corrientes como «bernalizar» vienen de esta cosecha.

Pienso que las 50 Novedades tienen, por lo menos, dos lazos en común: restañar la aporreada verdad de las heridas que a diario le inflinge la verborrea oficial, y abrir las perspectivas sobre un futuro mejor, no sólo posible sino inevitable. La dedicatoria del libro, por ejemplo, al movimiento estudiantil venezolano responde a lo segundo, y el inventario de dislates, deliciosamente viviseccionados, que adornan y cicatrizan al régimen del presidente Chávez, a lo primero.

Todo hecho con el espíritu que un veterano editor de la más tradicional revista de rock del planeta, Rolling Stone, le recomendaba tener siempre presente a los novicios reporteros: «sean honestos y no dejen prisioneros».

En estos tiempos de tanta mengua para la nación, acaso el humor sea un instrumento sin igual para drenar la animosidad, para castigar la arrogancia, para desvestir la mentira y para poner una buena pica en Flandes a la esperanza. Si además se pasa un rato de estupenda lectura, el mandado está listo para ser repetido de manera «continua o indefinida», no importa, con tal que las nuevas Novedades de Enrique Vitoria Vera no tarden mucho en llegar.

(*) Prologo del nuevo libro de Enrique Viloria Vera: Novedades de la V República, Ediciones Pavilo. Caracas, 2007.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba