Opinión Nacional

Propuesta al liderazgo de la oposición venezolana

Asumiendo que los resultados electorales sean correctos y que el chavismo es mayoría en la nación, es menester reflexionar al respecto, y cambiar de estrategia para lograr los fines que perseguimos, como lo son; los de ganar las próximas elecciones regionales y legislativas próximamente por desarrollarse (2012-2013), así como las presidenciales en 2019.

Como una contribución a esta lucha política y social que hemos emprendido por voluntad propia y soberana, he querido muy respetuosamente hacer algunas sugerencias al liderazgo de la oposición, las cuales no me han solicitado, pero tampoco me voy a privar a no darlas por temor a no ser escuchado ni atendido. Como venezolano, consciente de mis deberes y derechos, no incumpliré con mi deber civil y patriótico por: omisión, comodidad, ni miedo.

Infiero que el gobierno seguirá dando dadivas al venezolano pobre y de clase media baja, a objeto de intentar contener al reclamo generalizado que se pueda producir, por no estar en capacidad de atender la mayoría de los problemas reales de la nación. Presumo que seguirá violando la constitución, atacando a la empresa privada, mermando la propiedad privada, “estatizando” y generando más leyes perversas, para desarrollar sus planes de profundización al comunismo, con intensiones de lograr sus objetivos finales de establecer la tan anunciada patria compartida con Cuba. Por lo tanto, deduzco, que el gobierno pudiera ser aún más tiránico en el período (2013-2019), que en el periodo por terminar (2006-2012).

En contraste a la actuación y conducta próximo futuras del chavismo, se debe considerar el hecho de que esos algo más de 6 de millones de votos, que sufragaron por el candidato a presidente por la MUD, Henrique Capriles Radonski, no quedarán automáticamente adosados a la lucha de la oposición, puesto que es de esperarse que algunos de los ninies y chavistas que votaron por HCR en la elección, prefieran quedarse y trabajar para el “vencedor”, en las venideras elecciones regionales y subsiguientes. Una posibilidad real, es la de que muchos de los opositores descorazonados y desilusionados, y en algunos casos – con o sin razón –  “arrechos” con el gobierno y la MUD, se abstengan de participar y votar en las próximas futuras elecciones regionales y municipales, lo que sin duda alguna dificultaría el trabajo futuro del liderazgo de la oposición.

El financiamiento para enfrentar los retos políticos que existen por delante, sería un punto importante de atención para la oposición, puesto que al no recibir ayuda estatal, sus capacidades de acción se limitarían sustancialmente y supongo que hasta pudieran llegar a ser dramáticas. Más aún, si consideramos que muchos de los voluntariosos empresarios privados, que hasta ahora gustosamente han colaborado con la oposición, de ahora en adelante tendrán que hacerlo muy comedidamente, lo cual es obvio y no necesita explicación alguna.

No obstante las enormes dificultades, entre muchas otras, que ha sobrellevado y sobrellevará  el equipo democrático de la oposición, liderado por la MUD, es justo reconocer que han hecho un extraordinario trabajo, para contrarrestar y mitigar el enorme poder del cual ha hecho uso inescrupulosamente el gobierno, para seguir ganando elecciones, aún cuando sigue defraudando a ese pueblo que lo elige reiterada y religiosamente, quien sabe hasta cuándo.

El escenario por venir, nos lleva a la conclusión de que es imperativo, que el liderazgo de la oposición, (MUD) reflexione profundamente y se prepare para un golpe de timón a la estrategia, tácticas y acciones que hasta ahora ha utilizado para enfrentar al chavismo.

Esto, debido a que se está entrando a una nueva etapa, caracterizada por el desgaste y mayor frustración de la oposición, contra la euforia y refortalecimiento del chavismo. Ante este “cuadro”; es evidente pensar en la anunciada “profundización” de la revolución comunista de parte del chavismo, más conocida como proceso político bolivariano, o socialismo del siglo XXI; ante la cual la oposición tendrá que dar respuestas contundentes y firmes para enfrentarla.

Es de aclarar, que ese proyecto comunista fue derrotado en el referéndum del 2 DIC de 2007, y según la constitución y las leyes, Venezuela no es un país socialista, ni comunista. Por lo tanto, el presidente no tiene el derecho ni la legalidad para hablar abiertamente sobre ese proyecto político del socialismo del siglo XXI, e intentar imponerlo en toda Venezuela, marginando la opinión de medio país que es y se siente democrático, libre y políticamente pluralista.

La etapa política en la que estamos entrando, pudiera calificarse como la de los verdaderos héroes anónimos, que seguramente surgirán cuando intenten doblegarnos por la fuerza de la tiranía, manipulaciones y/o el uso de las armas. Como es de esperarse, debemos estar preparados y dispuestos al sacrifico personal, cuando así sea pertinente hacerlo en nombre propio, de nuestras familias y de las libertades ciudadanas y derechos que nos asisten.

En mi opinión,  para enfrentar con mayor éxito los momentos que viviremos, el liderazgo de la oposición debería ser mucho más unido, firme, organizado, astuto, inteligente, decidido, contundente, arriesgado, vehemente, y habilidoso; de lo que hasta ahora lo ha sido. Si los líderes actuales no se sienten preparados o en disposición de enfrentar realísticamente hablando a esta nueva situación, deberían darle el paso a las nuevas generaciones que estén dispuestas a reemplazarlos y a luchar de todo corazón por una Venezuela democrática y libre.

La MUD debe darle crédito y cabida a las fuerzas de la oposición democrática que algunos califican de radicales. No se puede hablar de radicalismo “per se”, cuando te han robado descaradamente con fraude y con argucias al país. Ese grupo de venezolanos que disienten del gobierno y de la oposición, debe ser ganado por la MUD, e incorporarlo a la lucha por las libertades, la democracia y la decencia. Creo que ha llegado el momento de practicar los métodos democráticos de la desobediencia civil, las manifestaciones públicas pacificas y las huelgas de hambre donde apliquen, hasta llegar a la huelga general en caso extremo.

Seguir enfrentándose políticamente al chavismo, de la misma forma en que se ha hecho hasta ahora, sería continuar relegitimando la neo dictadura del chavismo, y al mismo tiempo, refrendando la corrupción y el vandalismo de su gestión. Mantener esta actitud nos haría cómplices  por omisión de la misma. De ser así, nuestros nietos, bisnietos y tataranietos, así como el resto del mundo, pudieran con razón, calificarnos como los alcahuetes y debiluchos latinoamericanos del siglo XXI. Aclaro. No estoy insinuando que nos inmolemos. Estoy sugiriendo que seamos realistas, firmes y patriotas; y defendamos con mayor voluntad, orgullo, dignidad, principios  y determinación nuestros derechos y libertades.

A manera de obsequio, a continuación dos interesantes citas de famosos; que nos sirvan de reflexión a los que perdimos contra el chavismo y levantar ese estado de ánimo que supongo este algo caído, pero listo para levantarse y seguir en la lucha por la democracia plena y para todos.

Cito sic: “Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia”. Samuel Johnson (1709-1784) Escritor inglés. “Es duro caer, pero es peor no haber intentado nunca subir”. Theodore Roosevelt (1858-1919) Político estadounidense. Fin de la cita.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba