Opinión Nacional

Que conste que voté por el NO

El primer abusador de la República, violó la Constitución para imponer sus caprichos personales disfrazados de Reforma o Enmienda, utilizó los recursos que la Ley expresamente le prohíbe, en su exagerada campaña electoral, amenazó con despedir a los empleados públicos, así como a beneficiarios de misiones, becas y promesas, que no votasen por su reelección, o con la guerra civil si era derrotada su opción del SI. Hubo múltiples abusos, participación de funcionarios públicos de todos los niveles que incumplieron las funciones por las cuales reciben un sueldo, multicedulados sincronizados con la extensión del horario y la desaparición de la tinta «indeleble» con simple cloro, centros rurales donde no hubo votos por el NO ni Nulos, todo ello con la alcahuetería del CNE. Y ni siquiera con esa acumulación vergonzosa de vicios, pudo el oficialismo lograr una victoria contundente, ese presunto Knockout que el demagogo se empeña en mostrar, cuando en realidad, considerando la conducta bochornosa de toda la maquinaria gubernamental, dirigida a intimidar y chantajear a los más humildes y débiles, lo podemos calificar -siendo decentes- como una victoria Pírrica, porque si actuamos como el «narciso imprescindible», habría que llamarla Victoria de Mierda.

Tres urgencias se derivan de los recientes procesos; Primero, realizar una Investigación a fondo a fin de sustanciar, con pruebas, la sospecha de Fraude. Ello exige que un numeroso equipo de personas muy capaces proceda a sacar copia de cada cuaderno, cotejar con cada elector que aparezca con el sello de VOTÓ si en realidad ejerció su derecho, y en los casos en que el elector no haya podido ejercer su derecho (por inasistencia o porque ya se le había adelantado un «duende»), determinar a quién pertenece la huella dactilar que se estampó en ese recuadro, para establecer las responsabilidades correspondientes y cuantificar el delito electoral. Segundo, exigir que aparezca la fotografía del elector en los Cuadernos Electorales, a fin de evitar la usurpación por parte de los multicedulados, que especialmente aprovechan los vacíos de la Abstención. Tercero, Exigir que en todo proceso electoral se permita una segunda oportunidad de Votar cuando el elector reclame porque la Boleta salió en blanco o con una opción diferente a la escogida, en cuyo caso los miembros de la Mesa sellarán las boletas con irregularidades identificándolas y numerándolas, para que las cifras de Votos efectivos y Votos inválidos cuadren.

Esta tercera Urgencia se apoya en las muy arbitrarias actuaciones de los responsables de las Mesas y los efectivos militares, en muchos casos en que la Boleta aparecía en blanco o con una opción distinta a la señalada por el elector, favoreciendo con una segunda oportunidad (no prevista aun en la normativa del CNE, por lo tanto era ilegal) a los rojos rojitos, como Tarek Williams Saab y Aristóbulo Istúriz, pero agrediendo con detención y humillaciones a quienes -en presunta igualdad de condiciones y derechos- reclamaron porque la Boleta no reflejaba su voluntad. Contrasta el grado de barbarie utilizado para detener e incomunicar en calabozos a damas que cometieron la misma falta que Tarek y Aristóbulo, pero con intención de Voto opuesta, no sólo con la irregular alcahuetería con la que complacieron a los dos altos funcionarios del régimen, sino con la sospechosísima ineficiencia de los cuerpos de seguridad encargados de llevar a cabo el Auto de Detención que pesa desde hace años sobre Valentín Santana, el líder de La Piedrita, responsable de exhibirse con armas largas, tomar el 23 de enero por la fuerza de esas armas, amenazar de muerte a varias personas. Mucha prepotencia frente a mujeres que se niegan a depositar una Boleta que no expresa su voluntad electoral, absoluta incapacidad para impedir los atropellos de las bandas de motorizados oficialistas que actúan con total impunidad contra empresas, marchas y estudiantes, de tendencia opositora.

El que no la debe no la teme. Las personas decentes, tanto opositores como oficialistas y abstencionistas, no deben tener problemas para respaldar la Inclusión de la Fotografía del Elector en el Cuaderno Electoral, para garantizar aun más la transparencia del acto de Votación, la Previsión de una segunda oportunidad de Votar cuando la Boleta no refleje lo que el elector expresa como su voluntad ciudadana, para impedir las injusticias, y la profunda Investigación para determinar sin lugar a dudas que no se han cometido delitos a partir de la multicedulación y la consecuente usurpación del derecho ajeno, en los procesos electorales han ocurrido en Venezuela. Tienen la palabra los Partidos Políticos, las ONGs vinculadas con el tema, el CNE, la Defensoría de los Derechos del Pueblo, SUMATE, y muy primordialmente todos los venezolanos comprometidos con los principios Democráticos, uno de cuyos baluartes es precisamente el Ejercicio del Voto, en condiciones de absoluta Transparencia y Honestidad. ¿Quiénes se oponen.?
* El título del artículo surge de la prepotencia de ciertos oficialistas que hoy se ufanan de estar en el bando que sacó más votos, sin considerar todos los vicios que hicieron ese resultado posible, y de ciertos pancheros, que se abstuvieron o quizás votaron por el No, pero andan convenientemente camaleonizados celebrando un desenlace, que debiera ser motivo de honda preocupación y reflexión. Por cierto, a Hitler, Mussolini y Stalin los respaldaba la mayoría. Vale. EJG.-

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar