Opinión Nacional

¿Qué hacer mientras el TSJ decide?

Mientras el C.N.E. hace publicidad para convencer que el voto electrónico es la maravilla del Siglo XXI y el T.S.J. decide si Maduro es legítimo o no lo es, se abre un espacio de tiempo que se puede aprovechar para incrementar el apoyo popular a Capriles y reducir el que le queda a Maduro acelerando el derrumbe de este régimen.

La campaña de Capriles se fundamentó en el compromiso de resolver los múltiples problemas que afectan hoy a los venezolanos. Consecuentes con esta línea los equipos técnicos de la MUD, que si tienen la capacidad para superarlos, debieran retar al régimen a debatir públicamente, cadena nacional incluida, sobre los seis problemas que mas nos afectan y como superarlos. Se trata de un reto técnico no político.

Los problemas básicos son los siguientes: la inseguridad que cada día deja sin vida a mas venezolanos; la inflación cuya consecuencia es el aumento de los precios de bienes que son de primera necesidad como los comestibles; la caída acelerada de la producción nacional que sube las importaciones y aumenta los niveles de desempleo; la falta de recursos a las universidades donde se capacitan las nuevas generaciones de venezolanos que causa huelgas en protesta; la negativa a cumplir con las contrataciones colectivas en perjuicio del sector obrero y, finalmente, el problema de la salud tan afectado por la carencia de insumos y el bajo sueldo de médicos que son profesionales. Todos estos problemas están golpeando la vida diaria del venezolano y resolverlos es una PRIORIDAD NACIONAL.

Una vez identificados los problemas y hecho el reto a través de los medios se pueden presentar dos situaciones diferentes. La primera es que el régimen acepte explicarle al país como hacer para superarlos. La segunda es que no acepte el reto. Si ocurre lo primero el equipo técnico de la MUD tendrá la oportunidad que el país conozca su mayor capacidad para resolver estos problemas en beneficio de todos los ciudadanos. Gana la MUD. SI ocurre lo segundo, o sea, si se niega al debate quedará confirmado que el régimen no puede resolverlos porque no dispone de gente capaz y por eso no le queda más salida que utilizar la mentira y la propaganda engañosa para intentar subsistir en perjuicio de todos los venezolanos por igual.

La discusión ante el país de los principales problemas que nos afectan a todos por igual es una oportunidad o el instrumento civilizado que le permitiría crecer a las dos mitades políticas que integran hoy a Venezuela. Si el régimen demuestra que sabe como resolver esos problemas se recuperará de lo que sucedió el 14 de Abril y tendrá mayor espacio electoral sin utilizar al C.N.E. como muleta. Si la MUD es la que demuestra que sus equipos técnicos conocen mejor cada problema y como resolverlos entonces ganará mayor espacio electoral haciéndole al C.N.E. más difícil su función “muletera”.

Esta es una manera útil de utilizar el tiempo que se tomará el T.S.J para que el pueblo de ambos sectores lo usen en una tarea útil, no demagógica, que hace de verdad a nuestra democracia participativa y protagónica. ¿Acepta la MUD? ¿Acepta el PSUV?

Profesor de Instituciones

Políticas de la U.C.A.B.

 

 

 

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar