Opinión Nacional

¿Qué han hecho con esos recursos?

Durante la campaña presidencial de Luis Herrera Campins, salió un aviso publicitario en el que aparecía una pobre mujer desdentada del barrio Caucagüita de Caracas, gritando: «¿dónde están los reales, ah?». Con este «slogan» Luis Herrera llegó a la presidencia de Venezuela (1979-1984).

Vieja táctica de la demagogia política, ya que desde aquélla época hasta el presente en que hay exceso de bolívares devaluados, no hemos logrado averiguar qué han hecho con esos recursos.

Mandatario tras mandatario, nos oculta el destino de los ingresos petroleros, mientras nosotros «el pueblo» sufrimos las consecuencias de la pobreza. Se culpan unos a otros como si el resto de sus compatriotas, que no disfrutamos la vida de lujos de quienes nos gobiernan, fuésemos tontos.

Días atrás escuché a un alto funcionario gubernamental decir: ¿»qué han hecho con esos recursos? El Gobierno le ha dado los recursos a las universidades autónomas». Ante este comentario, regreso mentalmente al año de campaña electoral de 1978 en donde utilizaron el mismo argumento con el pueblo: «¿dónde están los reales, ah?».

Sin embargo, si el problema de pésimos sueldos a los profesores y demás trabajadores fuera el único dilema económico del país, podríamos pensar que hubo malversación de fondos en las universidades, tal cual se quiere hacer ver.

Lo cierto es que nuestra querida Venezuela ha caído en la escasez más absoluta mental, moral y materialmente. Cada uno de nosotros sabe exactamente a qué me refiero porque la sufrimos a diario.

La indiferencia del Ministerio de Educación desde hace meses, a las peticiones de las universidades para obtener un salario digno es insólita; al llevar la falta de diálogo y entendimiento al extremo de lograr un paro nacional.

¿Será que el Gobierno no posee los recursos para otorgar un aumento a los trabajadores universitarios, acorde al incremento en el costo de la vida?

El Ministerio de Educación está en la obligación de velar porque el sistema educativo venezolano funcione eficientemente. En lugar, de ignorar las quejas arriesgando el futuro académico de nuestros hijos.

En vista de que nadie sabe «qué hicieron con los recursos», los socialistas del siglo XXI, destinados a aumentarle el sueldo al personal universitario; los estudiantes que se graduaban en julio de este año, probablemente no lo logren debido a que no están recibiendo clases.

Con el destino, la ilusión, las ansias de superación de los jóvenes de la patria, no se hace política. Menos aún, cuando es evidente que esta juventud está deseosa de surgir, haciendo lo mejor que pueden en un sistema social de por sí difícil, riesgoso, angustiante muchas veces.

La mayoría de los padres hacemos grandes sacrificios para enviar a nuestros hijos a la Universidad, con la intención que algún día se ganen la vida dignamente, logrando así prosperidad e independencia en su país. ¿No es esto lo que un buen gobernante debe también aspirar para su pueblo? ¿Por qué entonces, exponer al fracaso a nuestra juventud burlándose de las necesidades de quienes les enseñan, en lugar de actuar con justicia social?

¿Cómo es posible que el gobierno socialista no tenga la sensibilidad necesaria para ponerse en el lugar de esos obreros y empleados que ganan una miseria? ¿Cómo es posible que los ignoren? ¿Dónde está la esencia de la igualdad social que este gobierno pregona? ¿Dónde queda el humanismo integral?

¿Con qué razón moral critican como «nefastos para el país» esos años de democracia, cuando estos quince años de socialismo demuestran estar plagados de resentimiento, inseguridad y pobreza?

«¿Qué han hecho con esos recursos…?», es la pregunta que se hace «el soberano» ante la indiferencia irónica de quienes ostentan el poder.

Mientras tanto, azotados por la injusticia social, nos dividimos cada día más ante el estupor de propios y extraños.

@maureengubbins

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba