Opinión Nacional

¿Qué pasó?

En el 2006 comencé a escribir artículos de corte quincenal o cuando me parecía que había un tema interesante para poder abordarlo desde mi visión y desde mi propia perspectiva, nunca me dediqué a la escritura y mucho menos al análisis político formal, empecé como una manera de hacer catarsis en esta Venezuela tan enredada, me sorprendí cuando encontré que mis artículos eran publicados por la importante página web de opinión Analitica.com y comencé a recibir alguna que otra felicitación, críticas y hasta una invitación a participar en un premio por la Libertad de Expresión para periodismo en la web que promueve Francia a nivel mundial. Recibí también la solicitud de una entrevista por una periodista brasileña que seguía mis escritos.

Todo lo anterior lo realicé bajo el seudónimo de Doroteo Flores, explico brevemente porqué utilice la protección de un seudónimo y aclaro primero que no fue para protegerme del régimen, les aseguro ellos tienen fácilmente los instrumentos para saber mi identidad. El verdadero motivo que me lleva a la utilización del seudónimo es para protegerme de exponer mi libre pensamiento ante los “Defensores de la Democracia” y sobre todo ante líderes políticos y empresariales que se proclaman defensores de la “Liberta de Expresión”, irónico pero cierto, ellos suelen ser tan duros como el autoritarismo del chavismo lo es ante nosotros, que no comulgamos con su verborrea revolucionaria. En segundo término para no dañar como amateur el buen nombre de mi familia, donde hay muchos escribidores y analistas. 

Voy a reseñar brevemente lo ocurrido ayer 07 de Octubre de los corrientes. Lo que considero una continua burla, mamadera de gallo y falta de respeto de nuestros líderes opositores con sus seguidores. Se repitió la película del Referéndum Revocatorio. En la tarde la oposición sale a proclamar con caras felices y frases cortas pero entendibles para los televidentes que ganamos, somos triunfadores. Así nos mantienen en optimismo engañoso, bajo una matriz de opinión falsa a la masa inocente y crédula que inmediatamente comienza a propagar rumores provenientes  del comando de campaña.

Después de varias apariciones de diferentes líderes opositores arengando a la felicidad del nuevo país que en pocas horas nos va anunciar el CNE en un proceso que no se sabe cuándo cierra. A las 8 pm más o menos, sale el comando chavista con caras alegres, y en tan solo media hora o cuarenta y cinco minutos de exposición ante las cámaras, por arte de magia arruina el show, que durante la tarde y parte de la noche nos ha mantenido el comando opositor a través de la tele. Ahí se entra en el silencio de nuestros voceros, nos llega inmediatamente la sospecha de que los nuestros como que nos han mentido, que estos carajos tan CM rojos rojitos, al final van a tener la razón y en poco tiempo se nos ratifica que hemos sido burlado por nuestro liderazgo, que la cifras que nos hicieron llegar a través de las caras risueñas, eran solo una pose perteneciente a la zarzuela electoral, como aquella fatídica noche donde el CNE ratificó los resultados abrumadores a favor del chavismo. Para aquel tiempo, a las tres de la mañana, salió nuestro comando de campaña, Coordinara Democrática y nos dijo TRAMPA, señores TRAMPA. Pocos días después el Centro Carter ratifica los resultados, la seriedad que han tenido los rojos rojitos de decirnos la verdad a sus militantes y al pueblo de Venezuela. La gran excusa de nuestra dirigencia era que no estábamos organizados, no teníamos ni una papeleta, ni un acta para decirle al Centro Carter eso que dijimos, que hubo TRAMPA.

Luego de aquel inicio de la electrónica electoral introducido por el hábil Presidente del entonces CNE y su asistente Tibisay Lucena, nos entra una especie de locura y aislamos en burbuja especial dicho sistema electrónico de votación como el más impoluto, inviolable de los sistemas conocidos, a pesar de que Francia, Inglaterra y la mayor parte de los Estados de la Unión Americana sus sistema es de papeleta. En el único espacio sideral de este cosmos vernáculo donde los ineptos, los tramposos, los manipuladores, los violentos, los inescrupulosos, los que hacen lo que se les da la gana, los chantajistas, están en todas partes del país, excepto, en el CNE, con ese complejo del revocatorio que gritaron TRAMPA  a las tres de la madrugada y no teníamos como demostrarla, llegamos a la extrema actitud reverencial del imposible hacer trampa a las máquinas de Jorge,  y así volvimos a montar la opereta del año 2006 que es una copia calcada de la tarde electoral a las 8 de la noche minutos menos o más sale el Señor Rosales y reconoce el triunfo electoral. Esta vez la excusa, es que del 2004 al 2006 no pudimos organizarnos bien y solo pudimos cubrir el 60 % de las mesas electorales y en otros casos nuestros pobres testigos ante el acoso y la amenaza de grupos armados bajo la mirada cómplices de nuestras FFAA huyen espantados. Que se encuentran solos y sin nadie que los defienda, al día siguiente o a la semana de sesudos análisis, nos repiten que no alcanzamos tener testigos en todas las mesas que no tenemos forma de comprobar por obra y magia los que nos decían las caras y frases felices en el preparatorio para recibir la noticia feliz, o sea la cara y sus mensajes eran mentiras eran parte de la opereta, para ver si por casualidad la pegaban.

Este 07 de octubre que todos lo tenemos en la memoria, pues solo han pasado pocas horas de los hechos, a las tres de la tarde, salen los jóvenes del comando y con una arenga llena de felicidad hasta tal punto fue la alegría que Globovisión decidió volver a los estudios para evitar infracciones a la Ley Electoral. Comienza a repetirse la historia de la comedia de mentiras que nuestros líderes sin ningún rubor hacen a través de la pantalla. Se desprende la  batalla de cifras a través de la red, twitter, los chat, sms etc. Se repiten encuestas, gente interna de los partidos a esas tempranas horas hablan por teléfono con la euforia del ganador, y dan número de 400 mil votos de ventaja a favor, 3 a 4 puntos de diferencia, nos dicen otras fuentes, ganamos, ganamos. Una hora después del comienzo de la zarzuela nos viene el intermedio, el cual es animado por un hombre del que es imposible sospechar, que se preste a un juego, a un montaje de la mentira, y nos habla,  da una rueda de prensa y sin nombrar explícitamente que somos triunfadores, nos lo dice con sus gestos, su palabras, sus picardía del saber decir y no decir, al punto que los corresponsales extranjeros se hacen eco de tal felicidad, trasmiten a sus sedes que el candidato opositor ganó, se aferran a la felicidad de Ramón Guillermo, como seis millones y dele de Venezolanos nos aferramos ante este adalid de la política venezolana.

Una hora después minutos más o menos (Para que los precisos no me llene de e-mail con la hora exacta), sale nuestro flamante jefe de campaña del Comando Tricolor, del Comando Venezuela y la verdad ahí todos alcanzamos el éxtasis, muchas champañas posiblemente se descorcharon.

Nuevamente a las ocho y dele, aparece la gente del comando Carabobo, esos que no son serios, esos que no debemos creerles, son mitómanos, son malandros, no tienen piedad con la pobreza de nosotros los opositores, los del corazón de la patria, dicen entre líneas que a piar para el monte majunches, ellos son los que ganaron, ellos están felices y lo peor para nosotros es que de repente nos entra un estupor, un leve recuerdo a otras elecciones donde el Candidato Presidente ha estado involucrado, los chat callan repentinamente, en la red reaparecen los súperdateados, los Nelson como para nombrar cualquiera y nos dicen que están seguros de que ganó el Candidato Presidente, y la noticia nos presagia otra cosa, la entrega incondicional. Pero como cada una de nuestras elecciones debe tener alguna característica diferente, una vez dado a conocer el resultado ganador, aparece en rueda de prensa, no el candidato opositor, sino las FFAA para reconocer el triunfo y el fabuloso trabajo de ellos y por supuesto del órgano más imparcial en la historia de patria, el CNE.

No sé cuántas  cosas pasaron por las cabezas de muchos, pero para mí, algo raro olía en Dinamarca, eso de las FFAA no era usual, ni aquí ni en la conchinchina, pero si, el equivocado fui yo. Luego salió nuestro candidato a reconocer el triunfo por la bicoca de 10 puntos más o menos 1.5 millones de votos, no 30 mil, no cien mil, que dieran posibilidad a Briquet y a Ramón Guillermo de un ¡coño, nos pelamos por poquito! La verdad no la voy a tomar contra HCR después de tanto esfuerzo, no sabemos los entretelones, no sabemos si fue unánime la rendición, no sabemos si el candidato propuso, un vamos a pedir revisión, no vamos a reconocer hasta que tengamos las auditorías y las actas de mesa por mesa, no sabemos quiénes no lo siguieron, quienes no les interesaba la revisión, pero de que se nos debe una explicación, no de los entretelones, dejemos eso para las anécdotas decembrinas; de dónde sacaron sus cifras para tanto regocijo en la media tarde del pasado domingo? Ustedes tenían que tener datos ciertos, o si no, como las veces anteriores señores ustedes son unos irresponsables, nos engañaron nuevamente, se burlaron de nosotros. Ahora no me vengan con el cuento de que crecimos 2 millónes con respecto a lo que sea, ustedes tienen el deber de demostrarnos, de dónde sacaron la información para atreverse a dar semejante manifestaciones de júbilo. Lo único cierto es que en cada contienda donde incluyan a el Comandante Presidente, la diferencia son 10 puntos, pura matemáticas y es esa la diferencia que ustedes tienen la obligación de explicarnos. ¿En qué números se basaban en la media tarde? No queremos saber que crecimos 1 o 2 millones versus el 2006, queremos saber de la diferencia, que se mantiene igual con respecto a Chávez, 10 puntos, ahí está el secreto, ahí está el kit electoral, ahí nos jugamos el futuro y se escogió la oscuridad.

Yo por mi parte les comento a vuelo de pájaro que lo mejor que se ha inventado en este país, lo inventó un psiquiatra, alguien que brillantemente vio, que si ellos lograban automatizar en 100% el sistema electoral ellos siempre tenían la ventaja de la rapidez de los resultados. La oposición tres horas después de los comicios, por celular por señales de humo, nunca sabría cuánto sacaron, ni siquiera semanas después, ¡qué pereza! ponerse a verificar acta por acta, ya nos jodieron y punto. Conformémonos con la tajadita de la burocracia que conseguimos, soy diputado por seis años, ahora que nos defiendan en las de gobernadores y estamos listos, resueltos por seis más, seguro que ahí si ganamos porque tenemos líderes regionales, de verdad.

Nuestros actuales gobernadores ganaron solamente porque los votantes opositores estábamos buscando a través de ellos, alcanzar un final estratégico, para llegar al 07 de octubre de 2012 a sacar a HCH del poder. Ahora los carismáticos gobernadores están en graves problemas de convencer a los que le mamaron gallo este 07 -O de la razón para ir a votar por ellos, o es que serán suicidas los zulianos para seguir dejándose castigar por el hecho de tener el gobernador de la oposición, y luego van a tener el descaro de decirnos que si no ganan o no repiten la culpa es del pueblo apático irresponsable que los queremos dejar sin el trabajo.

Son las 13:20 y la cifras que aparece en el CNE son HCH 7.963.061, 55 % vs HCR 6.426.286, 44.39% Diferencias 1.5 millones de votos, diferencia porcentualmente 10.61 %, y Señores ganó en todos los Estados excepto Táchira y Mérida.

Creo señores profesionales de la política que lamentablemente el 07-O nos jugamos el futuro tal cual lo decía y repetía nuestro candidato. En la calle se vio ganador Capriles sobradamente, ustedes lo dieron ganador hasta la 7 de la noche, alimentaron la esperanza, deben rendir cuentas, ahora todos dirán que el sastre como burlonamente lo llamaba Kiko Bautista en su programa “Buenas Noches” era una maravilla y cuidado porque por ahí anda un gago que parece que la pega tanto para el gobierno como para sectores del pasado que militan en la fila del comando opositor. Me cuentan siempre entre chismes y secreteo que ese tipo es tan bueno que nadie lo reconoce, es casi más fiable que el impoluto e imparcial árbitro electoral de nosotros los venezolanos, es más creo que sería hasta importante que sea en un futuro el sustituto de Tibisay.

Fernando Luis Egaña, estoy totalmente de acuerdo contigo en tu artículo de hoy publicado en la página web código 25, titulado Venezuela no ganó el 7-0 y extraigo el siguiente párrafo:   “En este sentido, ¿puede sostenerse que Venezuela es una fiesta de la democracia con el mejor sistema electoral del mundo? Por supuesto que no, pero las cosas hay que decirlas por su nombre, sin temor a colidir con lo “políticamente correcto”, o con el parecer oficial de influyentes sectores opináticos. En Venezuela impera una satrapía, o despotismo habilidoso, cuya conquista más labrada es proyectar una aureola democrática, que no sólo celebran sus partidarios.”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba