Opinión Nacional

¿Quién ganó las elecciones parlamentarias en Venezuela?

¿Estamos ante la última oportunidad de debatir sobre

el rumbo del proceso de cambio?


I. ¿Qué estaba en juego en estas elecciones?

En primer lugar, en estas elecciones estaba en juego una evaluación de la correlación de fuerzas entre gobierno y oposición en un momento particularmente complejo para el gobierno.

Esto como consecuencia de la baja significativa de los precios del petróleo del año anterior, y de la crisis de la electricidad de este año, producto principalmente, pero no sólo, de la sequía más severa de las últimas cuatro décadas. En términos inmediatos, se trataba de constatar en qué medida el inevitable desgaste de once años de gobierno había afectado el apoyo popular al chavismo. En términos de mayor trascendencia para Venezuela y América Latina, estaban en juego las perspectivas en el tiempo de la continuidad del apoyo popular a los procesos de cambio que ocurren en el país.

En segundo lugar, estaba en juego la composición partidista de la Asamblea Legislativa y si el gobierno podría conservar la amplia mayoría con la cual ha gobernado durante los últimos cinco años. Se trató de una Asamblea Nacional casi exclusivamente chavista como consecuencia de la decisión que, muy a última hora, tomó la oposición de no participar en las elecciones parlamentarias del año 2005, pensando que con ello contribuiría a deslegitimar al gobierno y a precipitar su caída.

Tanto el gobierno como la oposición definieron el debate electoral como una confrontación entre dos modelos de sociedad. El chavismo afirmó que estaba en juego el apoyo popular para la lucha antiimperialista y la profundización de los procesos de cambio en la construcción del Socialismo del Siglo XXI.

Esto es, ¿cuánto se ha avanzado en la construcción de una nueva hegemonía en la sociedad como alternativa al capitalismo? La oposición construyó su campaña en términos de una opción básica entre estatismo “comunista”, por un lado, y defensa del sagrado derecho a la propiedad y la “democracia” por el otro. Chávez se las jugó a fondo en la campaña y fue mucho mayor la persistencia de su rostro en los afiches de propaganda electoral, y su presencia en programas de radio y televisión, que la de los candidatos y candidatas gubernamentales a la Asamblea Nacional. Colocó así en juego no sólo el proyecto socialista, sino igualmente, su propio liderazgo.

Para leer el informe completo, pulse aquí

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba