Opinión Nacional

Receso olímpico

El viernes ocho del mes ocho del año 2008, a las ocho horas y ocho minutos de la noche, en Beijin o Pekín, se inauguraron los XXIX Juegos Olímpicos de le era moderna.

Los primeros juegos se celebraron en 1896 en Atenas y solo compitieron 241 atletas, todos hombres, provenientes de catorce países y se enfrentaron en nueve deportes y cuarenta y tres especialidades. En esta oportunidad se cuenta con la participación de unos diez mil quinientos atletas de uno u otro sexo que competirán en trescientas dos especialidades de veintiocho deportes.

El responsable de la reinstauración de los juegos olímpicos fue Pierre de Frèdy (1-1-1863/2-9-1937) quien ostentaba el título de Barón de Cubertin. Gracias a la inmensa colaboración económica de George Averoff, se logró la remodelación del estadio Panatenaico que había sido construido el año 330 a.c. El 24 de marzo de 1896, domingo de Resurrección, el Duque de Esparta, quien reinó con el nombre de Constantino I durante dos períodos, declaró formalmente inaugurados los Primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna.

Nos parece oportuno destacar que el educador francés instituyó como lema de los juegos la importancia de competir por encima de la de ganar. Decía: “Lo importante no es ganar sino competir”. Hoy día esta expresión causa hilaridad pues los países participantes utilizan las competencias deportivas como expresión de su desarrollo como nación.

Otra faceta que nos parece importante es la que se relaciona con la intervención de atletas profesionales en estas competencias. Desde hace muchos años se ha cuestionado los mecanismos de financiamiento que establecen los distintos países para con sus atletas.

Para nadie es secreto que los atletas de alta competencia reciben grandes estímulos de los gobiernos, pero desde hace unas pocas olimpíadas se han aceptado las competiciones de atletas que son abiertamente profesionales. El tenis, el futbol, el basketbol y el beisbol son deportes donde las estrellas pertenecen a la élite de los atletas mejor pagados del mundo.

Otro tema que nos parece imprescindible de comentar es el relacionado con el empleo de métodos pseudo científicos para modificar el desempeño de los atletas. No nos referimos al uso de sustancias prohibidas que alteran el desempeño y el desarrollo muscular de los atletas. Hablamos de métodos que se emplean, especialmente en atletas del sexo femenino, con la finalidad de influir hormonalmente y retrasar tanto el desarrollo como la estatura. Nos llama poderosamente la atención de que las grandes gimnastas tienen una apariencia de una edad y estatura tres o cuatro años menor que la que les corresponde. No queremos imaginar que sucede con esas jóvenes una vez que abandonan la alta competencia.

No quisiéramos terminar estas líneas sin llamar la atención sobre la abultada delegación que envió nuestro país. Ciento nueve atletas, hombres y mujeres, que compiten en veinte disciplinas distintas, nos parece un desplante inaudito. El deporte nacional tiene un nivel tal, que le cuesta competir en las justas regionales. Venezuela había mandado una delegación de cincuenta y un atletas a Sidney 2000 y ya nos parecía demasiado abultada. Veremos los resultados.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba