Opinión Nacional

Recetas simples para la vida al estilo “Abuelino”

(%=Image(7668472,»R»)%) Nazca usted en aquella Caracas blanca y rojiza de retretas, damas antañonas y Foxtrox. Crezca como niño de catecismo y recias madrugadas de mercado en San Jacinto…sin refutar jamás a su padre la rigurosa agenda de frutas , verduras y víveres con su medio real de lagarto para la sopa del día , incluido.

Acepte sin rezongos a los maestros Rosendo Noria y José Manuel Núñez Ponte…Déjese presentar ante el (%=Link(«http://www.mipunto.com/venezuelavirtual/000/000/004/023.html»,»Dr Vicente Lecuna»)%) (presidente del único gran banco de entonces) y con tan sólo quince años asuma con devoción su primer y serio compromiso laboral…

Estoy segura que de ese modo, “Abuelino,” habría iniciado algunas sencillas recomendaciones para enriquecer la vida. Sugiriendo a todos dejar el ego de un lado para entregarse fielmente al deber, a la religión y a la honestidad, condiciones que si lo pensamos bien, no resultan más complicadas que las otras, las apresuradas con las cuales intentamos alcanzar la ansiada felicidad: al final siempre será más importante el camino que la meta. Allí radica la satisfacción del eterno presente.

Al tener la suerte de haber recibido desde niña ese ejemplo de vida maravillosa, me he tomado la libertad de completar esa receta con unos tips adicionales:

• Acuéstese diariamente a las prudentes nueve de la noche;
• Levántese tan pronto su cuerpo identifique la recuperación del cansancio de la jornada anterior. En el caso de “Abuelino”, a las cuatro de la madrugada;
• Cultive rigurosamente el hábito de la lectura y la curiosidad intelectual;
• Consuma fruta fresca aderezada con curiosos aditamentos mañaneros de elaboración casera (¡apuesto que fue mi Abuelino quien inventó la granola!) y cada cierto tiempo siga una limpieza rigurosa de cambur y lechosa;
• Coleccione amigos de la niñez, de la adolescencia, del primer oficio, de la primera y de la segunda época, de aquí y de allá. Si uno de ellos por casualidad se llama Andrés Sucre, mucho mejor, porque no hay prueba más viva y patente de lo que significa ser amigo. Barbero, chofer, tipógrafo, limpiador de botas, ingeniero, arzobispo, médico, educador, o presidente de la República, siempre, siempre…sea usted consecuente, responsable, prudente y solidario con sus amigos;
• Agencie un grupo de alegres y afectuosos vecinos y, de entre ellos, elija una docena (preferiblemente mujeres) y conviértalo en un club para oraciones : así tendrá económicas y placenteras citas espirituales a domicilio dos o tres noches por semana;
• Haga del trabajo una artesanía de puntualidad y tesonero convivir. Practíquelo durante al menos 70 años…Sin prisa y sin pausa. Si acaso trabaja más tiempo, conservando la misma pasión, después de haber sido oficialmente “jubilado”, no importa. Él me dijo que así resulta más interesante;
• Procúrese una compañera o compañero afectivo por un buen trecho de su vida (bueno, honestamente no creo que Abuelino se atreviera a recomendar el tiempo exacto, porque él decía que cada matrimonio era un caso diferente). El suyo, fiel y pacientemente, lo vivió por 63 años, y a juzgar por los resultados, es obvia su recomendación : cultivar el amor, la tolerancia y el perdón por encima de todas las cosas;
• Tenga usted siempre una frase ocurrente a flor de labios y ría mucho a mandíbula batiente;
• Consienta a sus hijos y nietos, asignándoles ingeniosos apodos como Chuelina, Pepín, Cuchicaché, Mite, Nanianita, Tachoché;
• Finalmente, exprese todos sus deseos, también los últimos, (a sus nietas e hijas más complacientes). Entonces tendrá usted como resultado casi un siglo de dignidad, paz, salud , sueño tranquilo y una sabrosa despedida como jardín florido, intenso del amor de 8 hijos, 23 nietos, 4 bisnietos y un montón de amigos tan queridos que celebrarán curiosos su plácida sonrisa bajo el cristal…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba