Opinión Nacional

Referendo en Venezuela: de cara al decimonónico

La situación venezolana no es de fácil análisis; más allá de los resultados del referendo aprobatorio al que Chávez sometió a la ciudadanía (haciéndonos incurrir a todos los votantes en graves delitos contra la constitución ya que ésta impide que una misma pregunta sea hecha más de una vez en un mismo período presidencial como, en efecto, fue realizada en el año 2007) nos encontramos frente a un pueblo sin ninguna conciencia ciudadana, un país dividido cuya mitad busca salidas democráticas novedosas y cuya otra mitad se apega a un caudillismo con tintes decimonónicos y matices nazi fascistas disfrazados de socialismo.

Ahora veamos los eventos en su secuencia diacrónica: a raíz de su derrota en el año 2007 y la simbólica derrota en las elecciones regionales del año 2008 Chávez da instrucciones a su sumisa asamblea para que ésta convoque un referendo aprobatorio, esta vez los mecanismos son expeditos a diferencia del llamado que la oposición hiciera años atrás a un referendo revocatorio. La velocidad con que esto fue hecho responde en parte a que Venezuela espera un crack económico para el mes de marzo por el déficit presupuestario debido a la caída de los precios del petróleo que no fue considerada en el presupuesto. Inmediatamente todos los recursos del Estado se pusieron al servicio de una campaña goebbeliana que incurrió en graves delitos electorales; a saber de aproximadamente 247 horas utilizadas por el presidente mediante cadenas de radio y televisión, propaganda en organismos gubernamentales y el metro de Caracas el cual pertenece al Estado y, todo esto sin contar el rumor de que el viernes antes del referendo se hizo un depósito misterioso a una parte de los empleados de la administración pública de unos 300$ (así puede tener el lector una idea de cuánto cuesta una conciencia en Venezuela por estos tiempos, de modo que aproveche la oportunidad de adquirir esclavos venezolanos; eso si, no tan a la altura de la moda romana).

Con toda la situación anteriormente descrita las encuestas empezaron a dar resultados cruzados con una tendencia a favor de la opción de Chávez; las últimas que se obtuvieron la semana antes del referendo y correspondientes a mediciones de enero arrojaban un resultado de 50.9% al SI contra 49.1% al NO con un margen de error de 2.3%. Las grandes ciudades mostraban una clara tendencia a favor del NO mientras que en las zonas rurales se imponía el SI.

El día de la infamia

El domingo 15 de febrero no mostraba el clásico caos de otros procesos electorales, fue un día tranquilo, en los centros de votación todo era sumamente rápido; claro, por supuesto que hubo los típicos abusos por parte del oficialismo; el gobernador chavista de Anzoátegui Tarek William Saab rompió la papeleta electoral y se le permitió votar dos veces al igual que al ciudadano Aristóbulo Istúriz miembro del PSUV, estos hechos fueron cometidos en flagrancia y frente a las cámaras de televisión lo cual constituyó noticia criminis, no obstante ninguno de ellos fue detenido como ocurrió con otros ciudadanos que rompieron las papeletas dado que éstas no reflejaban la opción por la que habían votado. Con el mismo espíritu de amedrentamiento fue allanado, por parte de la policía política, pistola en mano, el comando estudiantil. Ya hacia el mediodía comenzaron a tenerse noticias de los exit polls que daban como triunfador al NO, se difundieron de boca en boca unas extrañas páginas de Internet que dieron como ganador al NO hasta el cierre del proceso en donde la curva extrañamente se cruzaba apareciendo la opción SI triunfadora con el 53%.

A las 8 de la noche la información era completamente cruzada; había rumores de todo tipo; a través de mis fuentes me enteré que Chávez se encontraba festejando de antemano en palacio junto a su grupo de secuaces, tales como Ramiro Helemeyer, convicto por terrorismo en la década de los noventa y Juan Rodríguez Reggeti, ex novio de Alicia Machado y personaje que forma parte de la tribu jurídica chavista imperante en el país. Del mismo modo estaban muy activos personajes como el pseudo Goebbels sirio del chavismo Aran Aronian, responsable de buena parte de la estrategia propagandística chavista, hombre detrás de Tele sur y de quién sabe qué contactos con grupos del medio oriente. En este preciso momento mi fuente me informó que de la sala situacional chavista se desprendía un resultado del SI sobre el NO por unos 10 puntos, algo mucho más allá de lo que arrojaban las encuestas más favorables al gobierno en días anteriores.

A las 9:30 de la noche el arbitro electoral dio resultados que correspondían exactamente con los de la sala situacional de Chávez. La gran sorpresa fue que, pese a la importancia de esta elección, la abstención se situó en un 30 %; esto puede dar una idea al lector de aquello a lo que me referí al comienzo de esta nota: Venezuela es un país sin conciencia ciudadana, una vulgar república bananera con un dictador bufo folklórico y ridículo donde se exporta dengue, fiebre amarilla, malos servicios y por sobre todo inseguridad. No hubo mucho más que pensar; al día siguiente, varios de mis allegados se encontraban comprando pasajes para emigrar de Venezuela, conversé con una que otra persona y llegamos a la conclusión de que Venezuela es un país con una patología masoquista, ávida de ser dominada y de que, seguramente, veremos a Chávez el resto de nuestras existencias temporales sin que sea castigado por ninguno de sus crímenes.

(Caracas, 1969) poeta, ensayista y editor. Tiene publicado el poemario «Grado superlativo», así como también ha escrito un libro inédito de ficción en prosa titulado «Desde la elasticidad del párpado» y una serie de poemas, en los últimos años, que se mantienen en el territorio de lo inédito. Ha sido publicado en diversos medios de cultura, tanto impresos como en la red. Ha hecho crítica de arte y su búsqueda; en lo referido al pensamiento, está orientada hacia el misticismo y el trascendentalismo. Siempre se ha mantenido al margen pero no indiferente. Coordina la revista digital, La Casa Azulada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba