Opinión Nacional

Renacionalización

De lo que se habla ahora es de renacionalización. Punto crítico a la que ha llegado la industria que al fin pasa a ser descubierta por los venezolanos. En coyunturas y crisis definitorias, fundametales para el futuro de la República, es cuando se marcan los hitos hacedores de la historia. La enseñanza del paro dada hasta ahora es que Venezuela es un país petrolero. Aspecto vital de la vida el país tratada en la Agenda Alternativa Bolivariana (AAB). Suerte de megaproyecto nacional que hoy cobra especial relevancia e importancia. Oportunidad que se le presenta a Venezuela para seguir las pautas contenidas en sus propuestas.

Las cifras que suministra (%=Link(«http://www.pdvsa.com»,»PDVSA»)%), señalan que Venezuela cuenta con 78 millardos de barriles de reserva, equivalente a la mitad de todo lo existente en el hemisferio occidental. Volúmenes que lo sitúan en el quinto lugar mundial. Si le sumamos las reservas de la Faja del Orinoco, resulta que el país posee la mayor acumulación de combustibles líquidos del planeta con 300 millardos de barriles. Además cuenta con 148 billones de pies cúbicos de gas natural, colocándose en el sexto lugar en el ámbito mundial.

Esas cifras reflejan lo probado, es decir, lo concreto y lo tangible; pero, lo potencial, lo que será el futuro, las proyecciones arrojan cifras inmensamente superiores a lo existente.

Las cuencas de Oriente y de Maracaibo se ubican dentro de las diez cuecas más grandes del mundo, las cuales concentran el 60% del total mundial de hidrocarburos. Las reservas totales, que incluyen las probadas, ascienden a 221 millardos de barriles. Posee además 147 billones de pies cúbicos en reservas de gas y hay expectativas de descubrir otros 23 millardos de barriles y 94 billones de pies cúbicos de gas.

Esto nos ratifica que Venezuela está sentada en un mar profundo de petróleo. No obstante, debido al sabotaje ejecutado por la tecnocracia que se adueñó de la industria, es por lo que nos damos cuenta del significado de estos números. La cultura del pueblo nunca ha sido petrolera. Antes del paro, al petróleo no se le ubicaba en la justa dimensión de importancia para la resolución de la pobreza nacional. El petróleo era tan sólo un factor del presupuesto de gastos, pero no se tenía la convicción de ser una alternativa de desarrollo. Pero ahora la situación ha cambiado. Por eso cuando la conciencia petrolera ha comenzado a estremecer al venezolano, es cuando la AAB cobra relevancia. Por eso mantengo mi postura de reivindicarla. Su propósito conlleva la respuesta más sencilla y simple al laberinto enigmático que pareciera sin salida. La internalización petrolera con dos de sus ejes primordiales para atacar la pobreza y consolidar la prosperidad: (i) la industrialización «hacia abajo» (gasificación y petroquímica) y (ii) la tecnificación «desde adentro» (ciencia y tecnología propias). En la AAB está plasmada esa vía de estímulo a la reconducción de un Plan de Emergencia Nacional a corto, mediano y largo plazo. Aquí cabe y está en su justo momento coyuntural la renacionalización. Asumir el reto de empezar de «cero», pero con gente probada de clara identificación con los principios soberanos y nacionales de la patria. Tomar el talento nacional de nuevos profesionales, técnicos y obreros, los cuales sumados a los leales que se han mantenidos irreductibles en su posición de trabajo, dar inicio a una PDVSA estratégica. Productora de petróleo, pero procesadora también de su materia prima. Tal como lo dice la AAB.

Los expertos de las compañías petroleras más grandes del mundo han proyectado que en los próximos 20 años, el mundo occidental consumirá las 3/4 partes de sus reservas. Por lo que, desde este mismo momento, tienen que abastecerse para suplir su consumo. El Proyecto del Nuevo Siglo, plan a veinte años, obliga a los EE.UU., a asegurar su aprovisionamiento. Venezuela es parte de sus objetivos, siendo la coyuntura actual una oportunidad para satisfacer sus intereses vitales. Prueba de ello es la denuncia contundente que ha hecho el Gobernador de Sucre Ramón Martínez. Por lo tanto, y con base en la develación que hizo del plan internacional suscrito por los tecnócratas que pretenden estrangular la economía nacional, o renacionalizamos como un acción firme de soberanía o claudicamos ante el imperio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba