Opinión Nacional

Renovación del liderazgo y compromiso social

La unidad que el país reclama, es entorno a la renovación del liderazgo que no es sólo rostros nuevos sino, sobre todo y ante todo, nuevas políticas y nuevos modos de hacer la política, que se distancien cada vez de la «cuarta» y de la «quinta». Y un claro compromiso social con los más pobres, con las mayorías excluidas política, económica y socialmente, que ya está cansada de la estafa y el engaño, que reclama autenticidad y consecuencia en este sentido, para que la gestión de gobierno se traduzca en participación democrática cierta y en mejora de su calidad de vida y de trabajo.

Debemos ratificar la estrategia político-electoral desarrollada con motivo del referéndum del 2D, básicamente en lo relativo a eludir la polarización, sortear las provocaciones, confrontar las gestiones de gobierno regionales y municipales con un discurso democrático e incluyente y proponer programas de gestión concretos, comprometidos con la solución de los problemas y viables en su ejecución.

Vanguardia Popular como organización revolucionaria tiene claro que este no es un gobierno «Socialista» y ni tan siquiera patriótico, sino una mezcolanza de ideas que van desde el intento de reeditar las formas corporativistas de control social del fascismo de Mussolini, el nacional-socialismo de Hitler, las caricaturescas y proto-fascistas ideas de Ceresole y las más miserables prácticas e ideas del revisionismo que condujeron a la derrota de los regímenes de los países del llamado «socialismo real».

Si fuese un gobierno verdaderamente revolucionario, ¿Por qué no se ha restituido la retroactividad de las prestaciones sociales como dictó la constituyente del 99? ¿Por qué a seis meses del 2-D, Hugo Chávez no ha movido un dedo para hacer válida su propuesta de reducción de la jornada laboral? ¿Dónde quedó la protección social de los trabajadores no-dependientes? Simplemente en nada porque esas propuestas no eran más que la carnada que se ofrecía para hacernos pasar por incautos e imponer el verdadero fin de la reforma: La presidencia vitalicia para el Tte. Coronel.

Venezuela reclama y va conquistar democracia, progreso, bienestar, justicia y soberanía. Esta Venezuela exige castigo a la corrupción generalizada y a la manifiesta incapacidad para gobernar y administrar, exige combate a la delincuencia, exige empleo digno para todos y cada uno de nosotros, exige una educación no comprometida con el gobierno de turno sino con las metas de desarrollo nacional y personal de nuestros hijos, exige salud y vivienda para todos, exige que se dejen de dilapidar los recursos del país en la promoción del caudillo como Mesías internacional.

Pero tenemos como tarea inmediata, conquistar los 3 millones de venezolanos afectos al oficialismo, que se abstuvieron en diciembre como una muestra de desacuerdo con los planes dictatoriales de Chávez, pero que no seguirán al liderazgo desgatado de la Cuarta Republica. La gente quiere un nuevo liderazgo que una a todos los ciudadanos y que tenga compromiso social, principalmente con el 83% de pobres que posee nuestra nación.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba