Opinión Nacional

Rescate 3

Al rescate de la democracia y de la libertad. ¿Qué paso con el derecho y ejercicio de la desobediencia, a la rebelión, a la pasión por la defensa de la propiedad, de las relaciones sociales libres y de la religión?.

¿Esta contaminado nuestro análisis por la situación analizada? ¿Usamos teorías tradicionales? ¿Faltan elementos de análisis del contexto político? ¿Falta algo que esta oculto y/o que no logramos ver? ¿Es correcta la terminología usada para expresarnos y hacernos entender? ¿Nos limitan los medios? ¿La rebelión contra un régimen totalitario marxista es un conflicto de legitimidad?.

¿Acaso no han perdido el derecho a gobernar quienes no acatan la constitución, quienes pisotean los derechos fundamentales del hombre y de la sociedad, quienes están tomando decisiones internas y externas contrarias a la voluntad popular? ¿Quiénes aspiran, vocean o hipan guerra, destrucción y muerte?
¿Puede seguir en el ejercicio del poder quien fue elegido democráticamente pero está ejerciendo el poder en contra de los valores fundamentales de la democracia que le dio origen? ¿Cómo es eso? ¿Por qué tanta pasividad? ¿O todavía no hemos llegado al límite? .

¿Acaso no constituye un contra sentido y un gran peligro la dictadura de una minoría sobre una mayoría? ¿Cómo se explica si no es por consenso? ¿Entonces es por la fuerza? ¿Cuál? ¿Física? ¿Traiciones? ¿Negocios ocultos? ¿Billetes? ¿Otros?
¿Puede ignorarse permanentemente la violación de la constitución, el abuso de poder, el desprecio a las libertades civiles, la violencia incontrolable por parte de las autoridades, los actos criminales (pareciera que son el resultado de la magnitud e intensidad del adoctrinamiento e ideologización hacia el totalitarismo marxista, la guerra, la destrucción), el dispendio de los dineros de todos, compromisos externos en contra del sentimiento nacional, haga su lista e incorpórela, como una causa mas que justificada para sustituir un régimen totalitario marxista como el actual?
¿A quien le corresponde denunciar los abusos de este régimen totalitario marxista? ¿A quien hay que mostrarle los abusos? Le corresponde, en primer lugar, a la oposición política y, luego, a todo aquel que no este de acuerdo con el régimen. Y la oposición política son, en primer lugar, los partidos políticos. Hay que mostrarle los abusos a todo el pueblo y, en especial, a los moderados, tolerantes e indecisos.

La oposición política a un régimen totalitario marxista tiene pleno derecho al ejercicio constitucional de su condición porque viene de la misma fuente, el pueblo, y su fin, en estas circunstancias, es el rescate y funcionamiento de la democracia política. Sin embargo la acción del régimen totalitario marxista es desaparecerla y/o mantener, a toda costa, un títere, un parapeto, una fachada.

La “voz” esgrime el argumento de haber llegado al poder por la vía democrática del voto para salvar la democracia y juró sobre la “moribunda”. ¿Y ahora? ¿Cuál democracia? Hoy en evidencia sus coaliciones con grupos políticos que también violan la confianza democrática. Solo tiene usted que ver y oír cualquier sesión de la AN.

¿El derrocamiento del régimen totalitario marxista se justifica por la vía violenta? Depende. Si, si es en defensa y restablecimiento de la democracia y la libertad. No, si es para instaurar otro régimen totalitario del mismo u otro signo.

El derrocamiento de un régimen totalitario marxista no es endosable a la oposición y militares sino a los gobernantes del régimen totalitario marxista porque obtuvieron el poder por medios democráticos constitucionales y lo ejercieron de tal forma que los canales y métodos normales por los que una oposición política se expresa, ejerce su acción, su crítica, su derecho (el uso de los mecanismos constitucionales de control del gobierno, el ejercicio de las libertades democráticas y la expectativa de llegar a la elección próxima para exigir que los gobernantes respondan de su abuso de poder) dejan de ser validos, oportunos, empiezan a ser conculcados, ahogados y eliminados por el régimen y, al final, no son capaces de coadyuvar y asegurar la continuidad del propio régimen. Se pierde, se acaba, la legitimidad democrática original. El pueblo les quita su apoyo. Se pierde el encanto.

Y, al final, es el ciudadano común, el solo, quien decide a quien, a cual grupo y/o persona y/o personas, apoya y/o le concede el derecho de usar la fuerza en su nombre para que sostenga un régimen totalitario marxista y/o un gobierno democrático.

Tengamos en cuenta, una vez más, que ningún régimen totalitario puede garantizar un conjunto de valores eternamente, allí están los ejemplos históricos: Urss, China, etc. Excepto Cuba, en donde se descubre ahora que un supuesto “rey” delega poder; la “elite”, el “circulo intimo”, no delibera ni influye; el “pueblo” no participa en la decisión de quien lo debe dirigir y mandar; la familia es quien “hereda”. ¿Vaya democracia socialista y/o comunista y ese es el ejemplo a seguir para Venezuela?
En las democracias, los compromisos aceptables para la mayoría de los ciudadanos sobre estos valores se protegen de mayorías circunstanciales (aquellas que cambian muy rápidamente, que son fácilmente seducidas por “encantadores”, por falsos Mesías), mediante un requisito constitucional según el cual sólo mayorías calificadas (mas del 50% y/o doble vuelta) pueden cambiarlos, sin atropellos a las minorías.

¿Cuándo el régimen marcha y/o celebra actos públicos a quien pide permiso? ¿Cuál área de seguridad respeta? ¿Por qué usa los recursos del gobierno y la radio y la televisión en cadena para los actos del partido de gobierno y únicamente que para sus partidarios y/o aduladores? ¿Por qué abusa trancando las vías de comunicación? ¿Quién le sanciona? ¿Por qué en el canal TV ni en las emisoras y publicaciones del estado, que son mayoría, no presentan a la oposición política en los programas a tal fin? Si todos tenemos los mismos derechos. ¿Acaso no hay razones para decirle “adiós”? Chao. “Sin contrarios no hay progreso” W. Blake .

(*)Politólogo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba