Opinión Nacional

Respetables ni-ni… (II)

El destino de la nación, restaurar una democracia vivible o convalidar un régimen castro-cuartelero, pende de una decisión de indecisos, de aquel mayoritario 55% de ni-ni que se sustrajo a la tóxica inoculación chavista de odios, miedos y resentimientos en la madriguera del no-compromiso. En septiembre ellos habrán de concluir el letargo y juzgar lo construido y destruido por el autócrata (no sus promesas) para acompañarnos ante las urnas en una decisión que será histórica.

Del apabullante expediente contra Chávez: despotismo faccioso, incompetencia, delirios de grandeza, peor calidad de vida y carencias de todo tipo, corrupción, peligroso internacionalismo. .. sobresalen cuatro deficiencias mayores, aquí y en el siguiente artículo reducidas a fichas que los ni-ni podrán guardar y repasar a la hora de votar.

1-. La cubanización de Venezuela. Mofándose del radical anticastrismo de 85% del país, lo que incluye gran parte de sus adeptos, Chávez se dejó plagiar por los cubanos, asumiendo sin metáforas el papel de procónsul de estos en Venezuela (ya piensa, habla y viste en cubano) y cediendo a la isla-cadáver parcelas siempre más extensas de soberanía nacional en aras de una quimérica Venecuba.

Se calcula que transfirió a La Habana (prácticamente a fondo perdido) 50 millardos de dólares, y de muy seguro 15 millardos que le han contabilizado de 2005 a hoy, a veces regateándole al país bienes de perentoria necesidad (como los generadores) para volar a socorrer primero a su madre patria adquirida.

Peor aún: usando de embellecedor la caritativa imagen del médico cubano de Barrio Adentro, ha importado decenas de miles de otros castristas para confiarles sectores altamente sensibles de la administración nacional en educación formal e ideológica, fuerzas armadas (ayer «nacionales» hoy «bolivarianas»), petróleo y minería, transporte, comunicaciones y telecom, notarías y registros, puertos y aeropuertos, policías, inteligencia militar y política, cedulación y pasaportes. Chávez vive denunciando a voz en cuello el peligro de una «invasión yanqui»; los nudos hechos indican que contra algunos centenares de norteamericanos en Colombia hay hasta 60.000 cubanos instalados en Venezuela, y en todos los ganglios del poder cual metástasis. ¿Cuál es el país invadido? Chávez es el primer presidente latinoamericano que, bajo artilugios ideológicos, invita a una potencia extranjera a hollar el suelo patrio.

2-. La inseguridad. La delincuencia difusa ha alcanzado con el chavismo dimensiones insoportables: no hay familia que no haya sido víctima de robos, secuestros, atracos, extorsiones o invasiones. Pero contemos sólo los muertos. Según datos del Cicpc, 131.539 venezolanos fueron asesinados en los últimos 11 años; cerca de 60% eran menores de 29 años de edad, más de 6.000 niños y unos 4.500 reclusos, con miles de policías involucrados en delitos y 6% apenas de casos juzgados. Esos datos no incluyen ajustes de cuentas, crímenes pasionales ni «justificadas muertes»; el sentido común sugiere, pues, añadir a tales cifras un prudente 15% y llevar a 151.269 los asesinados durante el período. Aun sin la añadidura, nos hemos vuelto un país 7 veces más inseguro que el resto del mundo, 3,5 veces más que México y 2 veces más que Colombia, con Caracas de campeona latinoamericana y subcampeona mundial en asesinatos (también somos campeones regionales en mortalidad vial: 21,8 por 100.000 habitantes, con cerca de 65.000 muertos en 11 años).

Por comparación, la ONG israelí B’Tselem informa que el terrible conflicto palestino-israelí ha ocasionado 8.881 muertos en 20 años, lo que hace de Venezuela un lugar 31 veces más mortífero que la franja de Gaza. Nuestras muertes violentas son en gran parte delitos de Estado por la no prestación de protección gubernamental a la sociedad; Chávez no actúa decididamente contra el crimen, sus policías «no suben cerro» a defender indefensos para no perder votos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba