Opinión Nacional

Responsabilidad social de las empresas

A la memoria de mi querido amigo Nicomedes Zuloaga M

Es un tema que se ha puesto de moda aunque tiene muchos años de vigencia.

La responsabilidad social de las empresas es un capítulo muy importante de la lista de funciones que la sociedad espera que deben llenar las empresas y sus empresarios.

La empresa, de acuerdo a lo que expresa en su segunda de cinco acepciones que encontramos en el Diccionario de la Real Academia Española, es la unidad de organización dedicada a actividades industriales, mercantiles o de prestación de servicios con fines lucrativos.

El empresario, de acuerdo al DRAE, es el titular propietario o directivo de una industria, negocio o empresa.

De acuerdo a estas definiciones, la función primaria de toda empresa es producir, intermediar o prestar servicios con el fin de generar empleos y lograr utilidades para sus accionistas.

En consecuencia, las empresas obtienen su justificación cuando llenan bien sus funciones industriales, comerciales o de servicios, es decir, cuando ofrecen a sus clientes productos de muy buena calidad, entendiendo por productos tanto los bienes tangibles como los servicios.

Para ello es necesario que sus trabajadores lo hagan en las mejores condiciones, recibiendo salarios o sueldos acordes tanto con la labor que desempeñen como con las condiciones del mercado. Que los bienes producidos o los servicios prestados estén de acuerdo con las necesidades de sus clientes y que sus precios sean remuneradores de manera que sus accionistas reciban dividendos por sus inversiones.

Capítulo aparte, la empresa debe cumplir con todas las regulaciones existentes y pagar sus impuestos.

Desde hace muchos años los empresarios venezolanos y los de todo el mundo capitalista han tenido la preocupación y han llenado funciones sociales que en primer lugar son responsabilidad de los Estados, pero que los empresarios han entendido que toda la colectividad y muy especialmente quienes tienen ingresos abundantes, deben contribuir a paliar.

Son numerosas las organizaciones de desarrollo social que han surgido y han llenado funciones muy importantes y que fueron promovidas por hombres de gran sensibilidad social.

Ya hace bastantes años que Don Eugenio Mendoza propuso y fundó, en una Asamblea de Fedecámaras, al Dividendo Voluntario para la Comunidad.

Sería interminable la lista de organizaciones que funcionan eficientemente y que rinden frutos estupendos para la colectividad nacional, pero ninguna de ellas es una empresa dentro de la definición adoptada y aceptada.

Todas las empresas que dedican parte de sus utilidades para llenar funciones sociales lo hacen a través de fundaciones u organizaciones ad-hoc que obtienen sus recursos después de que los accionistas de las empresas aprueban las gestiones de sus administradores y perciben su adecuada remuneración.

Lo que es imprescindible es la función social de los individuos.

Si fuesen las empresas quienes dentro de sus operaciones ordinarias destinaran recursos para la atención de problemas de la sociedad, sería imposible medir su eficiencia y nos encontraríamos ante situaciones que se están repitiendo indebidamente en las empresas públicas venezolanas.

Nico fue un gran empresario y un soporte fundamental de este tipo de organizaciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba