Opinión Nacional

Retroceso en la Integración

El salto atrás que el autócrata ha dado en los procesos de integración es muy grande. Un pensamiento atrasado minoritario hoy en el mundo quiere retroceder al proceso integracionista a la época del CARICON que agrupaba a los países que giraban en torno a la órbita soviética. Es conocida la forma desventajosa como funcionaba este mecanismo que provocaba protestas por las desigualdades que imponía el “hermano” mayor, la URSS.

En el caso de América Latina la visión fue otra. La definió Salvador Allende el 13 de abril de 1972 en los términos siguientes:

“El Pacto Andino, auténticamente latinoamericano, tiene trascendencia no sólo por el pragmatismo técnico con que estamos enfrentando los problemas como surgen, sino también porque estamos realizando una experiencia autóctona de integración, basada en el más absoluto respeto al pluralismo ideológico, al legítimo derecho que cada país tiene de adoptar las estructuras internas que estime más conveniente”.

El autócrata militar rompe con estos principios del pluralismo, como lo hace internamente donde quiere implantar un pensamiento único, y pretenden, este campeón de la soberanía, atropellar el derecho soberano que tienen esos países de buscar mercados sin apartarse, como lo han declarado hasta la saciedad, de los compromisos comunitarios contraídos a lo largo de más de tres décadas cuando se ha creado todo un sistema de integración, representado el Parlamento Andino, el Tribunal Andino, la Junta de Cartagena, la CAF (para la ministra Iglesias, ¡vaya ignorancia! esta no sirve para nada), el Fondo Andino de Reserva, los numerosos Convenios, hasta llegar a la elección directa de los diputados andinos y a la formulación de un Pasaporte Andino que ahora queda en el limbo. El colmo de los colmos fue la grosería que utilizó contra MERCOSUR, hasta el punto que Lula y Kirchner le dieron un parao cuando le indicaron que Venezuela tenía que someterse a MECOSAUR Y NO ÉSTE A Venezuela. Lo del G-3 no tiene nombre. El gran desintegrador con su petrochequera y su discurso para “salvar al mundo” sufrirá las consecuencias de lo que está haciendo. Con razón Fernando Savater insiste en que el militar está “educado para mandar y obedecer y el nada tiene que ver con debates, con pluralismo, con democracia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba