Opinión Nacional

Revolución juvenil vs Apartheid chavista

Hannah Arendt dijo: “Las revoluciones sólo son posibles allí donde el poder ya está en la calle y donde la autoridad del régimen existente es desacreditada sin esperanza alguna” y éstas palabras dibujan con precisión lo que sucede hoy en Venezuela, donde un régimen que ha demostrado no tener el menor escrúpulo para utilizar recursos bestiales, como la aplicación del Plan Ávila el 11 de Abril de 2002, ( y al no poderlo aplicar recurrió a los pistoleros de Puente Llaguno, hoy Héroes de la revolución), Joao de Gouveia y otros asesinos que actuaron contra indefensos manifestantes en la Plaza Altamira, los círculos del terror,, las explosiones no aclaradas contra sedes diplomáticas, el genocidio laboral contra los trabajadores petroleros y los firmantes del Revocatorio Presidencial, el asesinato y tortura de soldados prisioneros, el trato inhumano y vejatorio dado a los presos políticos y el inmoral tratamiento contra destacados venezolanos a quienes se pretendió implicar en el asqueroso y dudosísimo caso del asesinato del Fiscal Danilo Anderson, y muchísimos otros ejemplos que demuestran palmariamente el carácter fascistoide-totalitario-policiaco del chavismo, no pueden ser ocultados con la actitud actual de mansos corderos arrinconados que no logran esconder los disimulados colmillos de lobo depredador, esto refleja claramente el desconcierto que están padeciendo, y no sólo por el desafiante y valiente movimiento estudiantil que cada día se hace más formidable, si no por la respuesta internacional tan vigorosa e inesperada para quienes creían tener comprado, chantajeado y atemorizado a todo el mundo.

El brutal cierre de Radio Caracas Televisión y el planeado contra Globovisión y un sin número de emisoras de radio AM y FM, la desaparición de la Autonomía universitaria, del movimiento sindical, de la alternabilidad democrática y la imposición, con el disfraz de socialismo, de un régimen teocrático, donde el Dios no será otro que el mismo Chávez, no pueden ser tolerados sin combatir. La esperanza de Venezuela está en la inteligencia, el valor, la audacia y el desenfado de una generación nacida y criada en democracia, hija y nieta de gente que conoció y ha vivido en una democracia por la cual luchó, que hoy, como nunca antes en la historia, tiene ante sí miles de opcione para encaminar su vida a su leal saber y entender y que por ninguna razón podrían aceptar que se les someta a profesar un pensamiento único, un partido único, una televisión única, una prensa única, un Jefe único, y mucho menos cuando ese jefe a demostrado en reiteradas ocasiones no sólo estar menos preparado que ellos, si no que siente una alergia extrema hacia los hombres de talento, bien formados, bien educados y con pensamiento propio.

Alguien le ha sugerido a Chávez que aliente el debate y la confrontación entre los jóvenes venezolanos, y no se dá cuenta, que eso es lo peor párale, pues, sí los jóvenes que no se avergüenzan de identificarse como chavistas, no le temen a enfrentarse con argumentos a quienes hoy lideran la verdadera y legítima revolución juvenil, ¿Como podrá Chávez explicarles el miedo que siempre ha tenido a debatir con quienes han competido con él por la Presidencia de la República? El miedo que demostró Chávez cuando abusiva e inconsultamente retiró a Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones, para evitar que sus estúpidisimos criterios quedaran evidenciados ante Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia. Cómo será de enorme su miedo que aún teniendo de socios vasallos a éstos dos últimos , con quienes haría mayoría en la CAN, no se atreve a desnudar su primitivismo político, económico y comercial , sin hablar de sus modales bárbaros. ¿Cómo podrá Chávez explicarles a los jóvenes que le siguen, el pánico que siente a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visite a Venezuela? ¿ por qué ese pavor? ¿Es que acaso él no jura y perjura que aquí vivimos en plena libertad y que su gobierno es el más respetuoso de los derechos humanos? Entonces ¿Por qué el temor? ¿Por qué amenaza con retirar a Venezuela de la OEA ¿ Es que no confía en sus propios argumentos? ¿ Que les explique Chávez a esos jóvenes por qué le temblaron las piernas cuando la Secretaria de Estado Norteamericana propuso que una comisión de la OEA visitara Venezuela para informarse sobre el Caso RCTV? ¿ Por qué, sí el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional tienen políticas equivocadas, y es Chávez como siempre quien tiene la razón, no promueve el debate allí y prefiere huir? ¿ A que le teme? A qué las naciones del mundo le den la razón a sus argumentos demoledores y obliguen a éstos organismos a cambiar de políticas o como siempre ocurre a quedar desnudo como lo que es. Un ignorante delirante con ínfulas de sabio. ¿ Por qué no dá el ejemplo y debate con Marcel Granier el caso RCTV
?.

La revolución juvenil que se ha iniciado en Venezuela contra éste apartheid chavista que pretende imponernos las opresoras cadenas del despotismo totalitario y mesiánico, tiene todas las posibilidades de triunfar, sencillamente porque su bandera es demasiado contagiosa: La libertad. Los venezolanos ya vivimos en la Semana santa pasada, una prueba de lo que es el totalitarismo con la imposición de una Ley Seca inflexible e irracional, ya nos asomaron la prohibición no sólo de fumar si no incluso de sembrar el tabaco en toda Venezuela ( sin embargo se nos anunció que le compraremos toda la Coca que produzca Bolivia, vaya UD. a saber para qué), se nos amenaza con privarnos de derechos y propiedades, de poder cambiar nuestro dinero a la moneda que queramos y de disponer de él a nuestro libre albedrío. Y si permitimos esto tendremos que soportar cualquier capricho de el tirano, como los cambios a la Bandera, el Escudo y el que pretende hacerle al himno Nacional, por citar sólo algo. Nosotros no somos la Rusia analfabeta e ignorante de la libertad donde insurgió el Socialismo totalitario, ni la Cuba corrompida y acostumbrada a las tiranías donde Fidel Castro, fingiéndose lo que no era, logró imponer la más feroz dictadura, que mantiene al pueblo cubano viviendo como si los últimos cincuenta años no hubiesen transcurrido. Venezuela es un país, que como pocos ha derramado ríos de sangre por vivir en libertad para que venga un tiranuelo desquiciado a pretender llevarnos al oscurantismo y a la barbarie. Quiero citar un pensamiento de Albert Camus muy ilustrativo para el momento histórico que vivimos:»La falsedad, la mentira pura y desvergonzada no puede permanecer sin contestación durante años y años. Desde luego que nadie cree a éstas gentes; pero el hombre es un ser débil que se cansa con facilidad. En un momento de descuido o de debilidad, podría aparecer un solo hombre sobre la tierra que dijera: ¿Y por qué no? En ese momento, sería como si todas las victimas del comunismo hubieran sido ajusticiadas por segunda vez. Y paso a paso la saciedad y el deseo de olvidar permitirían que la mentira apareciera revestida con las ropas de la verdad; entonces nos dejaríamos convencer deque la libertad sólo puede existir a la sombra de la violencia, y que hay que dejar en manos de los abogados del Estado la definición de lo que se puede considerar como permitido.” La revolución juvenil venezolana no será aplastada por los tanque soviéticos como en Alemania, Hungría y Checoslovaquia, ni será ametrallada como en la Plaza Tiamnamen. La revolución juvenil venezolana derrotará contundentemente al apartheid chavista.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba