Opinión Nacional

Saber afrontar la incertidumbre

Uno de los signos de los tiempos es la indiferencia por el mañana. Nadie sabe en qué consistirá mañana la vida. Esta incertidumbre perpetua agota los nervios, al punto en que no encontramos nada que valga la pena. Ante eso, (en tiempos modernos) Chaplin nos dice que no desesperemos, ya que aunque haya que andar por esos caminos, vale la pena hacerlo si son dos los que andan. Carl Theodor Dreyer

Mientras  tenemos la oportunidad de vida a favor de nosotros, de permanecer en ella,  estaremos siempre afrontando en muchas de nuestras acciones   a la incertidumbre que constantemente se manifiesta.

Es importante , autoconocernos a fin de determinar nuestra seguridad, fortalecernos cuando ésta  se manifiesta, saber afrontarla y no  dejarnos aprisionar por el temor, miedo.

Sobre este interesante tópico, nos comentan en psicologiaparatodos.com a través de los psicólogos Vladimir y María Mercedes  Gessen  un escrito sobre el tema, que algunas veces no sabemos lo qué va a pasar. Sufrimos por la incertidumbre económica, política y social que vive la sociedad y esto nos afecta. Lo desconocido genera inseguridad, miedo, ansiedad y estrés. La incertidumbre es la falta de certeza sobre algo que vaya a ocurrir, o no conocer cómo se va a comportar alguien.

Venezuela nuestro caso, en donde se  da un escenario turbulento, inestable, riesgoso, como el  que actualmente se afronta, ha dado paso a que se manifieste de una forma muy relevante la incertidumbre,  producto de las acciones del actual gobierno y más, cuando se ha declarado socialista y emprendido programas, estrategias,  que han afectado a muchos venezolanos, así como ha determinados sectores, que involucra desde la educación, empresas, salud, seguridad, por mencionar algunos .

Por tanto, como lo señalan  los Gessen, si una sociedad se encuentra en crisis económica provocará una enorme incertidumbre porque no se sabe qué hacer para obtener o mantener el empleo o para lograr el sustento familiar. La persona no sabe cómo hacer para lograr la manutención de su familia. Afrontar los retos del diario vivir y comportamiento de la sociedad.

Por tanto, es muy cierto cuando se indica, que el «no saber qué va a pasar» causa parálisis «hasta ver qué acontece» en distintos sectores de la sociedad. Esto a su vez crea mayor incertidumbre a nivel general. Los procesos de cambio político generan situaciones de expectativas negativas que producen aun mayores dudas, porque se espera que «ocurran cosas» que se presumen o perciben como altamente peligrosas, las cuales ocasionan cuadros de extrema zozobra, intranquilidad y desasosiego.

Cada día se nota en el escenario del país los efectos que ya está generando la incertidumbre, la desconfianza, inseguridad, frustraciones, efectos de saludo y sobre todo de estrés que ha afectado a muchos.

Lo cierto, como comentan  los Gessen, no se puede eludir de esta realidad y se debe afrontar. Ahora bien, para enfrentar este problema, se indica ,  lo primero que debemos hacer es que darnos cuenta que la incertidumbre en principio es saludable como mecanismo para mantenernos alerta para tomar decisiones adecuadas. Si estamos mal o necesitamos algo, lo peor que se puede hacer es no hacer nada porque las cosas seguirán igual.

Se nos agrega, que la incertidumbre nos ayuda a pensar alternativas y esto siempre será positivo. Ahora bien, no hay que permitir  que la incertidumbre en lugar de auxiliarnos nos perjudique, inmovilizándonos.

Muy interesante los se nos señala,   que debemos determinar que nos desencadena la incertidumbre: ¿Es por alguna razón personal o es consecuencia de la situación del país donde vivo? Si es personal, debemos tratar de resolver el problema o buscar ayuda. Si es producto de lo que se proyecta en el país, entonces debemos buscar la mayor información posible acerca de la situación que se vive y de situaciones similares que hayan sucedido. De esta manera podemos calcular posibilidades. Uno  estará creando «escenarios» de lo que pueda sobrevenir preparándose mentalmente para cada uno. ¿Qué haría si se da este o tal escenario? De esta forma sabremos cómo vamos a actuar en cada caso y se nos disminuirá la incertidumbre, el miedo, la ansiedad y el estrés.

Los Gessen nos agregan además, que  siempre será conveniente prepararnos para el peor escenario aunque ocurra el mejor. Ayuda mucho hablar con amigos, seres queridos, o personas que compartan nuestros mismos problemas y preguntarles cómo ellos resuelven o resolvieron sus momentos de incertidumbre. Esto nos dará marcos de referencia o nos pueden sugerir nuevas opciones.

En definitiva,  no podemos dejarnos afectar por la incertidumbre, si acaso se nos presenta, debemos determinar sus causas, el por qué nuestro temor ante ella, todo lo contrario, debemos saberla afrontar, con seguridad, convicción de eliminarla y evitar que nos afecte, deteriore nuestra salud.

* Fuente: Psicología para todos,( psicologiaparatodos.com)

Apuntes de Comportamiento Organizacional, Area de postgrado de Faces, Universidad de Carabobo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba